Spoots

WinZip

Siempre que nos toca pasar algún archivo por correo electrónico, o subirlo a la nube, lo tenemos bastante fácil si hablamos de un solo archivo, pero y si son varios, ¿cómo lo organizamos? Gracias a programas como WinZip, la solución es bien sencilla: comprimirlos todos en un mismo “paquete de archivos”, para así tenerlos juntos y no solo eso, sino aprovechar al máximo el tamaño de los mismos, para que ocupen menos y se puedan transferir de una forma más sencilla. Y todo gracias a WinZip.

El más potente compresor para Windows

WinZip se ha ganado por méritos propios ser uno de esos programas imprescindibles en cada ordenador, uno de esos que todo el mundo posee en su PC y siempre tiene en su copia de seguridad para cuando formatee. Y es que resulta muy útil cuando descargamos cualquier archivo de Internet y este viene comprimido. Con WinZip podremos descomprimir rápidamente cualquiera de esos archivos comprimidos, y de una forma cien por cien segura. Pero también podemos hacer el camino inverso, comprimir nuestros archivos para mandarlos a cualquier contacto o subirlos a la red todos juntos, aprovechando al máximo el espacio.

Fácil, rápido y sin apenas gastar recursos

Lo que se le pide a estos programas tan usuales que todo el mundo utiliza es que sean sencillos y que no gasten demasiados recursos en nuestro ordenador. WinZip cumple a rajatabla con todo ello, siendo uno de esos softwares totalmente intuitivos que se le da bien a cualquier usuario, aunque no lo haya utilizado nunca. Una interfaz atractiva y a la vez sencilla, con las acciones en la barra de opciones de arriba y los archivos ocupando gran parte de la pantalla, nos facilita mucho el funcionamiento.

Tus archivos comprimidos siempre seguros gracias al sistema de contraseñas

Para proteger tus archivos una vez que los subas a Internet, nada mejor que una buena contraseña segura, impidiendo así que cualquier persona “ajena” pueda acceder al contenido. WinZip te ofrece la opción de ponerle contraseña de seguridad a tu archivo .zip para que solo aquellos que dispongan de dicha contraseña puedan descomprimir el contenido. Este tipo de seguridad es básica cuando queremos compartir  contenido en la red con otras personas, y WinZip añade ese plus de salvaguardar tus archivos más importantes.

Compatible con todo tipo de archivos

El sistema de compresión de archivos permite, según el programa, crear diferentes tipos de paquetes de compresión, cada cual con su propia extensión. Los más usuales son el .rar y el .zip, pero existen también .lha, .bz2 o .cab. Tanto para comprimir como para descomprimir estos archivos, WinZip es seguramente la mejor y más eficaz opción, dado el gran número de extensiones que permite. Además, puedes hacer que cada archivo comprimido se abra directamente con este programa, así como elegir qué tipo de archivos serán descomprimidos directamente al ser descargados.

También en su versión PRO

Además de la versión cien por cien gratuita que es la que normalmente tiene todo el mundo, WinZip ha lanzado también una versión PRO con nuevas y mejoradas características:

  • Compresión de archivos en diferentes localizaciones (discos duros, redes, cloud)
  • Compartir archivos directamente desde la interfaz de WinZip.
  • Copia de seguridad en la nube para archivos importantes.
  • Vista previa de los archivos comprimidos.

Aunque el precio de esta versión PRO se vaya un poco para cualquier usuario normal, es cierto que se paga una sola vez (no es por años, como otros softwares) y las características mejoradas pueden ser muy interesantes.