Spoots

WinRAR

A la hora de mandar archivos o subirlos a Internet en grupo, una de las mejores soluciones que los usuarios tienen a su disposición es comprimirlos en un archivo tipo .rar o .zip, a través de un programa compresor como Winrar, que se ha convertido en indispensable para muchos. El mismo programa sirve tanto para comprimir como para descomprimir los archivos, y es una potente herramienta que a día de hoy todo el mundo debería tener en su ordenador, ante la popularidad de este tipo de archivos comprimidos.

Un programa indispensable para cualquier usuario

Fotos, archivos de juegos, películas, audios… Sea lo que sea lo que estés descargando de Internet, si es un conjunto de archivos, vendrán comprimidos y necesitarás un programa como Winrar para acceder a ellos. De igual modo, si quieres subir algo a la red o mandarlo a través de email, también es conveniente comprimir ese grupo de archivos, para que ocupen menos espacio y se manden más rápido. Winrar es uno de los programas más populares para realizar este tipo de acciones, y además está a tu disposición de forma totalmente gratuita.

La seguridad también cuenta

Esos archivos que compartimos con la red pero que queremos que solo sean accesibles a ciertas personas, no hay mejor forma de protegerlos que con una buena contraseña. Winrar te permite comprimir tus archivos y ponerles una contraseña de tipo AES a 256 bit, con la seguridad de que será casi imposible de hackear. Así tu contenido estará siempre seguro y no tendrás que preocuparte por las miradas indiscretas.

Una interfaz muy sencilla que pone las cosas muy fáciles

Puede que su diseño no sea nada del otro mundo, pero es cierto que al crear Winrar, lo que RatLab quería hacer era proporcionar a los usuarios una herramienta potente a la par que sencilla para comprimir y descomprimir archivos de forma rápida y fácil. Y eso desde luego lo ha conseguido, sin tener que sacrificar las variadas opciones a las que tenemos acceso en el menú superior del programa. Además, Winrar incluye compatibilidad hasta con 15 tipos de archivos comprimidos distinto, permitiéndonos elegir el que más se adapte a nuestras necesidades.

Prueba gratuita de 40 días y una licencia de por vida

Winrar es un programa de tipo Shareware, lo que significa que otorga a los usuarios que lo descargan un periodo de prueba para que puedan disfrutar de las opciones que ofrece el programa, aunque solo durante un tiempo limitado. En este caso, tras 40 días, el programa te pedirá que compres una licencia (por un módico precio lo tendrás de por vida) o lo desinstales de tu ordenador.

Mejores en la velocidad de compresión y reparación de archivos

Aunque para muchos, eso de tener que pagar por utilizar un programa que hace “lo mismo” que otras versiones gratuitas ya es demasiado, es cierto que Winrar ofrece opciones que ninguno de sus competidores freeware ponen en liza, como por ejemplo, un sistema complejo de reparación de archivos dañados en la descarga, muy útil en muchas ocasiones. Además, la velocidad de compresión y descompresión es la más rápida de todo el sector, algo que para archivos grandes puede sernos muy útil.