9 playas de Brasil por descubrir

Te mostramos 9 lindas playas brasileñas aún no explotadas masivamente

image description

Brasil es un país privilegiado, dada su inmensa variedad de paisajes, bosques y playas. Sin embargo, si hablamos de estas últimas, muchas han sido invadidas por hordas de turistas locales y extranjeros, especialmente en los meses de verano, lo cual es un problema si buscas tranquilidad y relajo, además de precios accesibles. Por suerte, existen infinidad de playas que aún no han sido explotadas masivamente, y de gran belleza, por lo que puedes incluirlas en tu próximo viaje al país de la samba.

En Spoots te presentamos 9 playas en Brasil a ser descubiertas.

  1. Ponta do Corumbau

    image description

    En lengua indígena, Corumbau significa “lejos de las preocupaciones”. Y no podría ser un mejor nombre, puesto que esta playa entrega 15 kilómetros de arenas casi desiertas, además de un gran arrecife de coral, el cual es apreciable cuando la marea baja. En los alrededores, también existe una reserva indígena que es habitada por los indios pataxós.

    Algunos dicen que dos días en Ponta do Corumbau equivalen a quince días de vacaciones en cualquier otro destino, y dada la tranquilidad que se respira aquí, tiene mucho de cierto. Al ser una playa aislada, aún no existe una carretera que bordee la costa, por lo que el tiempo para visitar la que es hoy.

  2. Trindade

    image description

    Trindade fue elegida como una de las mejores playas de Brasil por el diario inglés The Guardian. Si bien esta linda playa es cada vez más visitada, los turistas extranjeros aún no la conocen en demasía. Trindade, localizada en el estado de Río de Janeiro, contiene en sus alrededores una espesa vegetación, además de varias rocas gigantes en la costa. Tiene buenas olas para hacer surf, y su cercanía con la bella ciudad colonial de Paraty (40 minutos en bus) hace que esta última pueda ser usada como lugar de alojamiento o base de operaciones.

    La playa está segmentada según el tipo de turistas. Por ejemplo, en la Playa dos Ranchos se encuentran la mayoría de los restaurantes. En la Praia do Meio se encuentran las aguas más calmas, ideales para la familia. En cambio, en la Praia Cepilho suelen ir los surfistas. 

  3. Galinhos

    image description

    Galinhos es un antiguo pueblo de pescadores ubicado en la hermosa Costa Branca, en el estado de Rio Grande do Norte, a 160 km de Natal. Es el lugar ideal para disfrutar de arenas casi desiertas, a pesar de existir un pueblo en las cercanías. Esta localidad aún subsiste de la pesca y del cultivo de sal, y está rodeada de un paisaje único, puesto que en los alrededores existen dunas, salares y manglares.

    Para llegar a ella, desde Natal se debe tomar el bus Expresso Cabral, el cual llega hasta that Pratagil, desde donde se debe tomar un barco para cruzar finalmente a Galinhos. También es posible hacer el traslado directamente desde Natal vía una agencia de viajes.

  4. Praia do Americano

    image description

    Esta playa se ubica en el archipiélago de Fernando de Noronha, donde se ubican algunas de las mejores playas del país, en un ambiente protegido del turismo masivo y de gran belleza. La playa se llama así debido a una base militar que Estados Unidos construyó en los alrededores durante la Segunda Guerra Mundial. Hoy la playa es ideal para practicar su luz cuando la marea de esta alta o bien, para simplemente disfrutar del sol en plena tranquilidad. La Praia do Americano se encuentra dentro del Parque Nacional Marino, el cual hace pocos años comenzó a tener una administración privada, por lo que deberás pagar una entrada no despreciable de 65 dólares (al cierre de esta edición) si eres extranjero.

  5. Praia dos Carneiros

    image description

    Esta playa es uno de los últimos secretos que el Nordeste brasileño. Tiene una extensión de seis kilómetros de arenas blancas, repleta de palmeras y lindos paisajes. Si bien existen planes para construir un hotel en las cercanías, esta playa aún conserva su exclusividad, ya que para entrar aquí es necesario alojarse en alguna de sus posadas, o bien comer en alguno de sus restaurantes. Otra opción es conocerla por el día a través de visitas organizadas por agencias de turismo que parten desde Porto de Galinhas.

  6. Saco do Céu

    Esta playa es un santuario ecológico rico en biodiversidad y está ubicada en Ilha Grande, en el estado de Rio de Janeiro. En español significa “saco de cielo”, y en las noches le hace honor a su nombre ya que cuando la luz ya se ha ido, sus tranquilas aguas (que parecen un lago) reflejan de forma increíble la luz de las estrellas, alcanzando gran fama por este espectáculo. En sus alrededores existe un denso bosque de palmeras y manglares, así como un pequeño muelle llamado Nobrega, a partir del cual zarpan y encallan botes. Sus habitantes son de vida simple y dependen de la pesca, y cada vez en mayor medida, del turismo. Hay energía eléctrica y en la ciudad existe un pequeño mercado.

    Saco do Céu también es ideal para quienes practican deportes náuticos como el windsurf y el esquí acuático, así como está la posibilidad de hacer buceo y snorkel. Se encuentra al norte de la isla, y se puede acceder por mar desde la vila do Abraao (40 minutos), o bien por tierra (3 horas).  

  7. Cumuruxatiba

    image description

    Esta playa se encuentra en el estado de Bahía, al sur de las conocidas playas de Trancoso y Caraíva, lo cual asegura un cálido clima en todo el año. Uno de las mejores razones para conocer Cumuru (como también es llamada) es la posibilidad de hacer buceo de calidad, lo cual se debe a su cercanía con el parque marino Dos Abrolhos. Este pequeño pueblo de pescadores este lugar donde las ballenas jorobadas nacen y se crían, con arrecifes de coral por todas partes. Cumuru se mantiene aislada en gran parte porque su acceso no es sencillo, lo cual felizmente asegura que sus paisajes sigan bellos e inmaculados. Se puede llegar por bus desde São Paulo o Rio de Janeiro, a través de la compañia São Geraldo.

  8. Prainha

    image description

    Esta playa, ubicada en la región de Barra de Tijuca, en el estado de Río de Janeiro, es muy codiciada para los amantes del surf, ya que posee olas de gran altura durante buena parte del año. Sin embargo, se destaca por ser una de las pocas playas en Brasil que tiene la certificación otorgada por la Fundación para la Educación Ambiental, la cual reconoce a playas de todo el mundo que cumplen una serie de requisitos en diversos temas como la limpieza, tratamiento de residuos, pureza en sus aguas, recolección de basura y zonas de educación ambiental. 

    Además, está rodeada de una zona de bosque protegido en donde no está permitido construir grandes edificios. Esto ha permitido que Prainha se conserve en un estado virgen, pudiendo el visitante también hacer trekking en el Parque Municipal Ecológico de Prainha. Al ser una playa virgen, no existe gran variedad de lugares para comer, pero se pueden encontrar algunas opciones. Se puede llegar por medio del Surf Bus, que parte desde Largo de Machado todos los días.

  9. Pouso da Cajaíba

    image description

    La zona que rodea a esta playa es llamada “el tesoro escondido” de Rio de Janeiro, ya que está ubicada en medio de un área ecológica llamada Juatinga, declarada reserva de la Biósfera. La playa de Pouso da Cajaíba se encuentra a los pies de un pequeño pueblo de pescadores de la etnia caiçara, cuyos habitantes ofrecen a los turistas sus casas para arriendo durante los meses de verano, además de atender los escasos lugares para comer que existen, o bien para arrendar sus embarcaciones para pasear, bucear o pescar.

    Si bien la playa es relativamente pequeña, puesto que no tiene más de medio kilómetro de extensión, igualmente nos vale la pena conocerla dada la enorme riqueza de su vegetación y fauna marina, por su labor de agua dulce en un rincón de la playa y por el ambiente rústico que posee: no tiene electricidad y su acceso no es fácil, lo que la hace ideal para quienes quieren un oasis de tranquilidad.

    Se encuentra a dos horas en barco desde Paraty, en el estado de Rio de Janeiro. También se pueden acceder por tierra, a través de un camino no pavimentado, desde la Praia de Martim de Sá. En www.casadeparaty.com se pueden encontrar varias opciones de alojamiento en la zona.

Esperamos hayas tomado nota, para que en tu próximo viaje a Brasil puedas disfrutar de alguna de estas playas menos masivas y de incomporable belleza. Para más artículos sobre Brasil visita nuestra página.

¿sabías qué...?

Brasil tiene 19 sitios declarados Patrimonio de la Humanidad.