Qué hacer en San Sebastián en un fin de semana

Conoce los rincones imprescindibles para disfrutar de San Sebastián en un fin de semana

image description

San Sebastián es una de las ciudades más importantes del País Vasco. Situada en la costa del golfo de Vizcaya, San Sebastián es una ciudad abierta al Mar Cantábrico, en concreto a sus tres playas: la Concha, Ondarreta y Zurriola. Entre las múltiples experiencias que aguardan al viajero, éste tendrá la oportunidad de disfrutar de un paseo a orillas de la playa de la Concha bajo el imponente monte Igueldo, disfrutar de su excelente gastronomía de reconocimiento mundial, y visitar sus barrios más populares y elegantes.

A continuación te recomendamos algunas actividades para hacer en San Sebastián en un fin de semana:

  1. Pasear por la Playa de la Concha

    La Playa de la Concha, se ha convertido sin duda en uno de los símbolos de San Sebastián. Cualidades no le faltan al considerarla como la playa más bonita de Europa. Situada en el corazón de la ciudad, se extiende a lo largo de un kilómetro y medio de arena blanca y aguas azuladas, las cuales invitan a disfrutar de un magnífico paseo al atardecer, o de un relajante baño durante el día.

    El paseo marítimo es digno de mención por su especial belleza, a lo largo del cual podremos encontrar un total de 100 farolas, cada una de ellas de un estilo diferente.

    Por otro lado, los amantes de los deportes acuáticos encontrarán el la Playa de la Concha una amplia variedad de actividades, entre las que cabe destacar surf, windsurf, piragüismo, bodyboard, voleibol o fútbol playa. 

     

  2. Visita al Palacio de Miramar

    En el punto en el que se unen las playas de la Concha y Ondarreta, se alza una de las más bellas muestras de arquitectura clásica inglesa, el Palacio de Miramar. En su día fue residencia oficial de la familia real desde 1887. Hoy día es la sede principal de los Cursos de verano de la Universidad del País Vasco y el Centro Superior de Música.

    Sus alrededores conforman un extenso parque lleno de árboles, ideal para relajarse, descansar, y pasar una agradable jornada disfrutando de las fantásticas vistas sobre la bahía y la isla de Santa Clara.

  3. Visitar el

    Si hay un monumento emblemático en la ciudad de San Sebastián, ese es el denominado como "Peine del viento". La obra de singular diseño ideada por el escultor vasco Eduardo Chillida, está formada por tres piezas de acero clavadas en las rocas de la playa de Ondarreta. Su ubicación, en un punto en el que las olas embravecidas regalan al visitante una imagen fascinante al romper contra las rocas, se ha convertido en visita imprescindible para visitantes y donostiarras.

  4. Subida al Monte Igueldo

    Si hay un lugar en San Sebastián desde donde se divisan las mejores vistas de la ciudad, ese es el monte Igueldo. Para llegar a la cima nada mejor que hacer uso del funicular, desde el cual se obtiene una inmejorable imagen aérea de las Playa de la Concha. Justo a la llegada, el visitante podrá visitar un parque de atracciones, relajarse tomando las mejores fotografías de la ciudad, o bien degustar algunos de los platos más conocidos de la gastronomía vasca en uno de los restaurantes más famosos del País Vasco, el Restaurante Akelarre, galardonado con tres Estrellas Michelin.

  5. Pasear por la parte antigua de la ciudad

    A los pies del monte Urgull se ubica la parte antigua de la ciudad, un rincón lleno de encanto y tradición en el que merece la pena perderse para disfrutar de lugares tan emblemáticos como la Plaza de la Constitución, una de las más concurridas de la ciudad. No hay que perder de vista la Iglesia de San Vicente, y la Basílica de Santa María, auténticas joyas arquitectónicas de los siglos XVI y XVIII respectivamente.

    En la parte más oriental se encuentra el Museo de San Telmo, un edificio que pasó de ser un convento a un cuartel militar. Hoy día se ha convertido en el Museo de Sociedad Vasca y Ciudadanía.

    El viajero no puede abandonar la parte vieja de San Sebastián sin disfrutar de sus famoso pintxos, máximo exponente de la alta cocina en miniatura, que pueden acompañar de un rico txacolí, vino blanco y afrutado de gran fama en toda la región.

  6. Visita al Teatro Victoria Eugenia

    San Sebastián se convierte durante finales de verano en una auténtica ciudad de cine, al ser la sede del Festival Internacional de Cine de San Sebastián. El Teatro Victoria Eugenia, ha sido testigo durante muchos años del paso de algunas de las estrellas cinematográficas más importantes del mundo. Hoy día es un edificio de singular belleza, sede de algunos de los más importantes eventos anuales de la ciudad, que bien merece una visita.

San Sebastián es uno de los rincones más asombrosos y bellos del País Vasco. El paso del tiempo no ha dejado que pierda ni un solo ápice de elegancia y encanto, convirtiéndola en una de las ciudades más fascinantes de toda Europa. Testigo de la Belle Époque, sigue conservando el aire glamouroso en sus edificos y barrios, la tradición vasca más auténtica en sus tascas y bares y la bravura del Mar Cantábrico en sus playas.

¿sabías qué...?

La prestigiosa revista National Geographic ha otorgado a la ciudad de San Sebastián el honor de pertenecer al ranking de las diez ciudades "más felices del mundo", destacando sus magníficas playas, y los afamados restaurantes donostiarras entre otros encantos. La ciudad comparte espacio con lugares como Koh Samui, una paradisíaca isla tailandesa, o la magnífica ciudad de Dubai, en los Emiratos Árabes.