10 cosas que debes saber antes de viajar a Egipto

Consejos básicos que te servirán para planear tu viaje a Egipto

image description

Egipto ha sido durante siempre uno de los destinos favoritos de los turistas europeos. Sin embargo, tras la Primavera Árabe, hubo una merma en la seguridad que hizo que muchos viajeros cambiasen de lugar para sus vacaciones. Lo cierto es que hoy en día ya se puede volver al país sin preocuparse demasiado por la seguridad (salvo en algunas áreas conflictivas), aunque siempre es útil saber ciertos detalles que harán nuestra escapada un poco más segura.

No hay que olvidar que pese a que en Egipto están acostumbrados a los occidentales, sigue siendo un país árabe, por lo que hay tradiciones más allá de la mera religión que contrastan mucho con las nuestras. Así pues, siempre se ha de mantener una actitud respetuosa y comprensiva.

  1. Evita viajar en pleno verano

    Este es un detalle muy importante a tener en cuenta antes de viajar a Egipto. Hay que seleccionar las fechas con cuidado y evitar la parte más dura del verano. ¿El motivo? No puedes ir a Egipto sin dejar de ver las pirámides, pero la mayoría de ellas están en pleno desierto, por lo que se alcanzan temperaturas muy elevadas que pueden hacen difícil el disfrutar de su visita. La mejor época es en la primavera y el otoño.

  2. Recuerda tener tu pasaporte en regla

    Hay que tener todo en regla antes de entrar en Egipto, de lo contrario, nos tendremos que volver a nuestro lugar de partida. Para ello, se recomienda que el pasaporte esté en vigor por al menos seis meses antes de la fecha de entrada al país, y en la mayoría de los casos (salvo los ciudadanos de algunos países árabes) tenemos que pedir un visado que se obtiene en los aeropuertos del país o bien en el consulado o embajada, y también debes declarar el dinero que introduces en el país cuando pases por la aduana.

    Si quieres saber cuáles países califican para visas a Egipto, entra aquí.

  3. Lleva suficiente dinero

    En Egipto se usa la libra egipcia, que a su vez se divide en 100 piastras. Además, cada euro cuesta aproximadamente unas 5 o 6 libras (al cierre de esta edición), aunque este cambio puede variar con el tiempo.

    Puesto que no se permiten sacar libras del país, es aconsejable viajar con euros o dólares suficientes para cambiar allí en las oficinas, bancos e incluso hoteles. Es acertado pedir el dinero fraccionado con billetes y monedas pequeñas para dejar propinas. Sin embargo en los grandes hoteles y superficies se aceptan tarjetas de crédito.

  4. Cuidado con las fotografías

    Es necesario ser respetuoso con la toma de fotografías en Egipto. Mientras se está al aire libre, no suele haber problemas, pero en el interior de las tumbas y museos no se pueden hacer. Es bueno estar atento a los letreros restrictivos para no equivocarse.

    También has de tener cuidado con las fotografías a la gente. Allí hay personas que cobran por dejarse tomar fotos, por lo que es importante preguntar primero.

  5. Prepárate para regatear

    Si no te importa pagar más de lo que un producto realmente vale, entonces no te preocupes en regatear regatear. De lo contrario, ten por seguro que tendrás que negociar con los comerciantes locales para sacar un buen precio por tus recuerdos y compras. Están muy acostumbrados al regateo y es algo que sucede también en otros países de la zona que viven del turismo, como por ejemplo, Túnez o Marruecos. Si el último precio ofrecido por el comerciante es aún alto para ti, no tengas reparos en irte y decir "gracias". 

  6. Sé respetuoso con sus costumbres

    En general, los egipcios son personas respetuosas y agradables que hacen lo que sea por complacer al visitante. Eso sí, hay que tener paciencia, pues no siempre sale todo bien a la primera. No es un país muy organizado a pesar de que ponen bastante de su parte, así que no te agobies si te ves envuelto por ejemplo en un caos de tráfico. Al final, siempre se sale adelante.

  7. No te lleves nada

    Es importante no coger nada en Egipto. Mucha gente se quiere llevar una piedra de los monumentos, pero la policía está bastante atenta a esto porque ya se han producido bastantes robos en años anteriores.

    También es importante no coger piedras del desierto, porque nunca sabes qué puede haber debajo. Para cualquier duda, siempre se puede consultar con la policía turística, que es bastante amable y brinda mucha ayuda.

  8. Cuidado con las reglas religiosas

    Si bien los egipcios están muy acostumbrados a ver occidentales (y cada vez más orientales), no te olvides que es un país musulmán. Sobre todo en el caso de las mujeres, aunque haga mucho calor (y generalmente es así) se deben siempre preocupar de usar una ropa que no exponga innecesariamente ciertas partes del cuerpo, por lo que se deben evitar los shorts y blusas cortas.

    Así mismo, es considerado ilegal que un hombre egipcio toque a una mujer (más allá de un saludo de manos) que no sea su esposa, por lo que si eres mujer deberías exigir el mismo trato que los hombres locales dan a sus mujeres, y si sientes que algún local te ha faltado el respeto de alguna manera, no dudes en verbalizarlo o denunciarlo, pues ellos están concientes de las líneas que no pueden cruzar.

  9. Acepta la impuntualidad

    En Egipto, si algún local queda de reunirse contigo a alguna hora, añádele bastante tiempo a eso por precaución, y no te extrañes si aparece con algunas horas de retraso o bien que no aparezca en absoluto. Procura organizarte para esto, y si vas a pasar algunos días en el país puedes comprar un chip de telefonía local, de forma de estar más comunicado(a) con los locales.

  10. Aprende algunas palabras en árabe

    El idioma árabe es considerado uno de los más difíciles para aprender pero eso no te debiera limitar para aprender algunas palabras básicas como saludos, despedidas y otros. Por ejemplo, "gracias" se dice shokran (show-krahn’) y "buenos días" se dice saba al khir (sah-bah’ al – khear’). Al hacerlo, sacarás más de alguna sonrisa en los locales y sin duda lo apreciarán.

Como puedes ver, hay ciertos detalles que tienes que tener en cuenta antes de viajar a Egipto. No obstante, si te lo tomas con calma y filosofía, ten por seguro que tendrás un viaje fantástico y disfrutarás de una experiencia maravillosa.

¿sabías qué...?

En contra de la creencia popular, las pirámides de Egipto no fueron levantadas por esclavos, sino por cuadrillas de trabajadores asalariados que usaban nombres tan simpáticos como los “borrachos de Micerinos”.