Las ventajas y desventajas de Linux

Si has estado siguiendo nuestras publicaciones en Spoots seguramente habrás visto que en más de una ocasión hemos hecho hincapié en lo que puede ofrecernos Linux como opción en materia de sistemas operativos para ordenadores, y aunque ya hemos repasado cómo poder instalarlo en nuestros equipos, o también cuáles son sus distribuciones más populares, en este caso vamos a ir un poco más allá. Es que nos tomaremos la molestia de repasar cuáles son los puntos a favor y en contra, o ventajas y desventajas que consideramos que tiene este sistema operativo en relación a otros mucho más famosos como Windows, que no son de código abierto



Como todos los sistemas operativos del mundo, Linux tiene algunas ventajas de uso y otros puntos en contra que debemos comprender antes de embarcarnos en la aventura de tenerlo en nuestro equipo. En cualquier caso, eso sí, no está de más recalcar que de ninguna forma se trata de un entorno que solo puede ser aprovechado por los usuarios más avanzados, sino que incluso una persona promedio en muy poco tiempo puede habituarse a él y usarlo con la misma facilidad que Windows. Incluso, eso sí, para muchos ha sido una gran herramienta para dar sus primeros pasos en programación por su espíritu abierto.

Principales ventajas de Linux

  • Precio muy económico: una de las primeras y grandes ventajas de Linux la podemos comprobar al momento mismo de adquirir este sistema operativo, y es que el gasto es mínimo. Esto tiene que ver directamente con que podemos conseguirlo o bien de forma completamente gratuita, o bien pagando solo un precio simbólico por hacernos con el CD o dispositivo de instalación, aunque siempre resultará más barato que Windows o Mac.
  • Muchísimo software libre: una buena cantidad de usuarios desisten de la posibilidad de contar con Linux en sus equipos debido a que creen -o les han hecho creer- que no dispone de la suficiente cantidad de aplicaciones y programas, lo que es totalmente falso. Incluso, como todas ellas son de código abierto, podemos personalizarlas mucho más que a otras.
  • Mayor estabilidad: uno de los puntos fuertes que tiene Linux respecto de Windows, por mencionar uno de sus rivales, tiene que ver con que es un entorno mucho más estable en cuanto a su rendimiento. Como verás al final del artículo, no es casual que Linux sea la opción escogida por las compañías más importantes del planeta, e incluso entes gubernamentales del primer mundo.
  • Muy buenos entornos gráficos: gracias a sus variadas distribuciones, no solo tenemos a nuestra disposición una enorme cantidad de visualizaciones y aspectos gráficos basados en Linux, sino que al mismo tiempo disponemos de la chance de disfrutar de los desarrollos de programados expertos en este apartado, que nos permiten disponer de entornos gráficos espectaculares como Beryl.
  • Distribuciones para todos: volviendo a lo que decíamos, la enorme cantidad de distribuciones de Linux es sin dudas uno de sus puntos fuertes, debido a que así estamos seguros de que encontraremos una que se adapte mejor a nuestras posibilidades. Incluso, existen alternativas en distribuciones de Linux que han sido especialmente realizadas para equipos de 64 bits.
  • Más seguro: y por último, imposible perder de vista que Linux es mucho más seguro que otros sistemas operativos, lo que se debe a que sus encargados de seguridad se mantienen atentos todo el tiempo tanto a posibles errores o bugs, como a vulnerabilidades que pudieran llegar a afectar a los usuarios. De esta forma, los ataques se corrigen más rápido, manteniendo a los usuarios a salvo.

Principales contras de Linux

  • A veces se necesita Unix: aunque Linux es prácticamente autosuficiente, en ocasiones tendremos que recurrir a Unix para ciertas cuestiones.
  • Muchas ISP no tienen soporte Linux: aunque por supuesto no se trata de un problema de Linux sino de los desarrolladores, lo cierto es que lamentablemente en ocasiones, las ISP no dan soportes a cosas que no sean Windows.
  • Poco software comercial: así como es cierto que en Linux podemos hallar enorme cantidad de software de código abierto, por otro lado no hay mucho software más bien comercial, aunque sí varias aplicaciones que te sorprenderán sean abiertas, como el navegador Mozilla Fifrefox, OpenOffice, etc.
  • Limitaciones para los juegos: si te consideras un gamer, es posible que tus necesidades no terminen completamente satisfechas en Linux, y eso se debe a que se trata de un sistema operativo más bien liviano, que apunta a no consumir demasiados recursos, todo lo contrario de lo que ocurre con los videojuegos más poderosos, que requieren de máquinas de última generación.
Sabías qué...

Aunque es cierto que Linux no es un sistema operativo que haya logrado conquistar al grueso del público hasta ahora, igual sigue siendo una excelente opción cuando se trata de buscar entornos para centros de datos. Lo que ocurre es que más allá de perder la batalla de los hogares con Windows, este sistema operativo alternativo tiene actualmente una penetración en torno al 90% dentro de los ordenadores más potentes del mundo. Sin ir más lejos, los servidores de Google y el servidor que aloja la web de la Casa Blanca en los Estados Unidos, funcionan con Linux.

¿Te ha sido de utilidad?
1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas
473 votos, promedio: 4,08 de 5
Cargando…