Trucos para mejorar el deseo sexual

Mejora tus relaciones sexuales gracias a estos trucos

El deseo sexual va mucho más allá de una simple atracción física. Aunque sea una frase típica no por ello tiene menos razón: el órgano más importante para las relaciones sexuales es el cerebro, incluyendo el deseo que sintamos en cada momento. Independientemente de nuestro físico o el de la persona con la que nos encontremos será nuestra mente la que consiga que nuestro deseo sea realmente placentero.

Conseguir aumentar nuestra líbido requiere de una intención activa por nuestra parte. Es mucho más efectivo que busquemos mejorar nuestro deseo que culpar al resto del mundo de no conseguir que surja en nosotros. Dicho de otra forma, las típicas excusas de que no encontramos a una persona que realmente nos guste, de que estamos demasiado ocupados con el trabajo o de que hace ya tanto tiempo que no tenemos una relación satisfactoria que ya no nos interesa son frases completamente vacías.

Esta serie de trucos para mejorar el deseo sexual tienen la ventaja de ser sencillos a la par que discretos, pudiendo controlarlos en todo momento mientras notamos cómo nuestro deseo interno mejora poco a poco:

Trucos para mejorar el deseo sexual
  • 1

    Recuérdate a diario lo increíble que estás

    Un ejercicio clásico de la psicología es el estudio personal del cuerpo en personas impotentes; al no valorarnos físicamente nuestro deseo se vuelve prácticamente nulo. Mírate al espejo a diario, sonríe y arréglate para que todos vean cómo eres. Es muy fácil dejar que nuestro aspecto se deteriore con la rutina a diario pero si nos mostramos positivos la gente lo notará, deseando estar con nosotros. Y todos sabemos la inyección de autoestima que nos proporcionan esas miradas.

  • 2

    Haz que cada encuentro íntimo sea único

    Haz que cada encuentro íntimo sea único

    Puede que no tengas tiempo para preparar escapadas o que realmente no te guste ir más allá de la comodidad de tu dormitorio, pero ninguna excusa sirve para evitar que tus relaciones se conviertan en auténticas experiencias. Planifica con tu pareja, añade pequeños detalles y atrévete a experimentar. Cualquier cambio por minúsculo que sea hará que ese encuentro se diferencie de los clásicos, aumentando tus ganas de seguir probando.

  • 3

    Sé cómplice con tu pareja

    Sé cómplice con tu pareja

    Si la relación se encuentra estancada no hay nada mejor que añadirle un pequeño toque picante. Confiésale tus deseos más íntimos, juega a probar sus límites y habla frecuentemente de los puntos que más te gustan de él o ella. Con esta estrategia el interés de ambos aumentará sin parar, surgiendo nuevos descubrimientos que antes ni siquiera se te habrían pasado por la cabeza. Recuerda, es un juego de dos donde se busca el placer de ambos.

  • 4

    La literatura erótica, nueva fuente de ideas

    Gracias a la expansión de este tipo de literatura en los últimos años nos encontramos con una rica fuente de ideas para los momentos en los que no sabemos cómo hacer que nuestros encuentros sean realmente especiales. No te avergüences de leer literatura erótica, la variedad en sus estilos y contenido hará que encuentres la más adecuada para ti. Si te da pereza leer un libro entero recuerda que la mayoría se configuran por capítulos autoconclusivos, teniendo también pequeños relatos que se leen en apenas unos minutos.

  • 5

    Haz deporte de forma habitual

    Haz deporte de forma habitual

    Cuando no hacemos deporte nuestro cuerpo tiene un cansancio poco natural, volviéndonos perezosos para cualquier actividad incluyendo las relaciones íntimas. Sal a correr, realiza unas pocas flexiones y notarás los cambios en la cama. Existen incluso ejercicios específicos para mejorar la musculatura implicada, si te animas a dar un paso más allá en el deporte consulta a un profesional, te dará las pautas a seguir.

  • 6

    Nunca tengas relaciones por tener

    Una de las mejores formas para hundir nuestro deseo sexual es convertir en rutina lo que debería ser un momento único. Si no te apetece no te fuerces y trabaja para que la siguiente ocasión sea realmente buena. Vale mucho más una experiencia positiva que varias que apenas nos han dejado marcados. Y, por supuesto, si todas tus relaciones son fantásticas no te cohibas y continúa con la frecuencia.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…