Técnicas para mejorar habilidades sociales

Tratar de entender a los que nos rodean es la clave de las relaciones sociales

La noción de habilidades sociales se refiere a todo grupo de hábitos, incluyendo emociones, pensamientos y formas de actuar, que nos ayuden a optimizar nuestra manera de relacionarnos con los demás, tener una sensación de bienestar interior, alcanzar cualquier objetivo social y lograr que los demás no sean un obstáculo para lograr cualquier meta que nos hayamos propuesto.

El nivel de habilidad social que tengamos dependerá de diversos factores, algunos relacionados con la naturaleza de la persona, y otros con el medio externo. En cualquier caso, la habilidad social se puede trabajar e intentar mejorar para un mayor bienestar.

La importancia de las habilidades sociales

Las habilidades sociales son muy importantes en tanto que relacionarnos con otras personas es una fuente básica de bienestar, pero también puede transformarse en una fuente de malestar y estrés, especialmente cuando se carece de experiencia al tratar con la gente. Tener dificultades interpersonales puede causarnos sensaciones interiores negativas como enojo y frustración, al sentir rechazo y poca atención o valoración por parte de quienes nos rodean.

El secreto para empatizar más

El secreto para tener mejores habilidades sociales es colocarse en la posición de la otra persona, renunciando a ser uno mismo temporalmente y comprendiendo los temores y los anhelos de quien se está comunicando con nosotros, sin dejar de atender lo que se va a decir al siguiente instante. Es una técnica similar a la meditación. Se realiza a través de las siguientes estrategias:

Técnicas para mejorar habilidades sociales
  • 1

    Captar más y mejor nuestro entorno

    Un buen ejercicio es dejar de escuchar durante algunos minutos y poner la atención en cosas diferentes. Con frecuencia valoramos más lo que las palabras nos expresan que el resto de los datos que podríamos llegar a captar. Detalles como los silencios, las miradas, las expresiones y la postura, también expresan mucho, pero por costumbre el raciocinio se concentra más en las palabras habladas. De modo que podría ganarse mucho si se dejara de razonar tanto y se intuyera más. 

  • 2

    Comprender en serio a una persona

    Comprender en serio a una persona

    Para entender a alguien con cierta profundidad hay que hacer el intento de imaginar qué le motiva a realizar lo que hace comunmente. Se debe pensar en alguna complicación que pudiera afectarle en la cotidianidad. Pensar acerca de ello un instante antes de comunicarnos con una persona, puede ayudarnos a tener una mayor empatía e interactuar mejor

  • 3

    Propiciar que los demás pongan de su parte

    Para conseguir que alguien se abra ante nosotros y así podamos comprenderlo mejor, a veces basta con tan solo una simple pregunta: “¿Cómo estás?” y aguardar. Tan solo eso. No hay que hacer esto solo por ser corteses. Un sencillo toque en el brazo de la otra persona puede hacer que se sienta más en confianza y comprendida, más propicia a expresarse libremente. 

  • 4

    No dar consejos, ni sermones no solicitados

    No dar consejos, ni sermones no solicitados

    Si hay algo que levanta una barrera entre dos personas es que una de ellas pretenda decirle a la otra cuál es su problema o sus errores, sin haber pedido ese consejo. Si alguien capta que uno lo entiende no se sentirá aislado en su dificultad y será más expresivo, más abierto con su manera de pensar. Pero en cambio si piensa que se le va a dar un sermón, tenderá a cerrarse ante los demás. 

Contrariamente a lo que se piensa, la empatía no se refiere a sentir lo que siente alguien más, sino comprender lo que alguien más siente y responder con respecto a ello. Además, investigaciones recientes han hallado que la empatía, factor clave para optimizar las habilidades sociales, se genera en las neuronas espejo del cerebro, las cuales operan como respuesta a las emociones y las acciones de los demás. 


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…