Spoots

Cómo superar el miedo a la muerte

Aunque la muerte forma parte de nuestra naturaleza humana, es normal que haya un temor razonable por aquello que desconocemos, sin embargo, hay personas que desarrollan un miedo extremo por morir, al punto que no pueden dejar de pensar en ello, y todo lo que sucede en su vida lo asocian con esto.

Lo que comienza como un miedo puede convertirse en ansiedad y desencadenar una serie de problemas de inestabilidad emocional. Muchas personas se vuelven hipocondríacas (es decir, somatizan sus temores con dolencias físicas reales), caen en estados depresivos, o simplemente pierden la capacidad de hacer su vida normal. Por ello es necesario un tratamiento para esta fobia que afecta a una gran cantidad de personas.

Si estás pasando por una situación similar, o conoces a alguien que esté atravesando este tipo de temor, te invitamos a leer estos ejercicios de relajación para poder controlar estas situaciones y superar el miedo a la muerte .

    Índice
  1. 1 No puedes evitar lo inevitable
  2. 2 Mantén tu mente ocupada
  3. 3 Pide ayuda psicológica
  4. 4 Cree firmemente en algo
  5. 5 Preocúpate por vivir
  6. 6 Piensa en el presente
  7. 7 Busca tu propia felicidad
  • 1

    No puedes evitar lo inevitable

    Hay ciertas situaciones que escapan de nuestra capacidad de control y entendimiento, y una de ellas es la muerte. No hay ciencia ni tecnología que logre explicar lo que sucederá después de ese momento, así que no pases tu tiempo tratando de hallar respuestas. ¡Es un laberinto sin salida! Sólo te angustiarás más y te costará cada vez más salir de allí.

  • 2

    Mantén tu mente ocupada

    Cada vez que tengas un pensamiento relacionado con el tema de la muerte, intenta distraer tu mente haciendo otra actividad: practica un deporte, un hobby, escucha música, o simplemente sal a respirar algo de aire puro. Si ya puedes detectar en qué momentos vienen a ti este tipo de pensamientos, entonces evítalos de alguna forma. Estar con otras personas también te ayudará a mantener tu mente ocupada y seguramente te olvidarás por un rato de tu miedo a la muerte.

  • 3

    Pide ayuda psicológica

    Si los sentimientos de ansiedad y desesperación dominan tu razón al punto que no puedes realizar actividades cotidianas (como salir a la calle, trabajar, estar con gente, etc) intenta buscar ayuda profesional. En ese sentido, la terapia psicológica es un buen recurso para entender la raíz de nuestros problemas y explorar una serie de aspectos relacionados con nuestra infancia. Conociendo qué es lo que desencadena este temor a morir, tendrás más herramientas para solucionar tu problema.

  • 4

    Cree firmemente en algo

    Siempre es bueno creer en algo, ya sea en una religión o una filosofía de vida. Lo importante es que tus creencias puedan servirte para obtener el soporte que necesitas y darle un sentido a tu vida, cuyo fin supremo no sea únicamente la muerte. Si no tienes ninguna creencia, puedes comenzar a investigar en diferentes religiones o filosofías, como el budismo, por decir un ejemplo, y buscar cómo interpretan a la muerte este tipo de corrientes; quizás encuentres alguna que te transmita tranquilidad y te de un nuevo punto de vista acerca de la muerte. Así también, si ers cristiano o quieres serlo, investiga lo que dice la Biblia sobre el tema.

  • 5

    Preocúpate por vivir

    Piénsalo un poco ¿No es lo más lógico preocuparse por vivir antes que morir? Recuerda que la vida es para vivirla bien, y teniendo en cuenta que nuestra estadía es temporal en este mundo, lo más razonable es hacer que valga la pena. Si pasas tu vida pensando en la muerte y viviendo con miedo, tu vida no tendrá ningún sentido y no tendrás capacidad de disfrute. Piensa que la muerte llegará cuando menos lo esperes y seguramente no te enterarás; además seguro falta mucho para eso.

  • 6

    Piensa en el presente

    Un error de las personas que no pueden superar el miedo a la muerte es pensar continuamente en el futuro y en los años que le faltan para envejecer. ¡Basta de eso! No vivas antes de tiempo tu futuro porque nunca se sabe lo que sucederá mañana, en vez de ello, preocúpate por tu presente e intenta ser feliz cada día, sin estar demasiado pendiente de lo que vendrá. La ansiedad comienza cuando nos preocupamos más por el futuro que por el presente. ¡Cuida tus pensamientos!

  • 7

    Busca tu propia felicidad

    Por último, deja a un lado los fantasmas que te atormentan y asume el compromiso de ser plenamente feliz al lado de las personas que amas y realizando las actividades que disfrutas. Seguro tienes más de un motivo para levantarte cada día y tener un día productivo. Haz que cada día valga y disfruta cada minuto; busca hacer cosas que te hagan feliz y compartir momentos con aquellas personas que te hacen bien.

La muerte siempre será un misterio, y la única forma de evitar sentir miedo es aprendiendo a lidiar con nuestra realidad y condición como seres humanos.

¿Sabías qué...?

Según la ONU la esperanza de vida en el mundo aumentará 10 años para el 2050.