Cuáles son los síntomas de una insolación

Cuando el Sol no solamente nos broncea

Existe una época del año en donde sentimos que el Sol ​quema o calienta ​más de la cuenta, lo que puede aumentar las enfermedades ocasionadas por exceso de calor. En este tipo de épocas del año, es importante que evitemos la salida a la calle, solamente lo necesario para evitar un problema de este tipo, sin embargo, en ocasiones por cuestiones de trabajo o necesidad debemos de exponernos al Sol y cuidar estar bien hidratados para que no nos afecte más de la cuenta. Por esto, te explicamos qué es una insolación, cómo puede prevenirse, cómo tratarla y en que casos debemos de acudir con un médico.

Este tipo de problemas pueden ser conocidos como ​insolación o golpe de calor, y podemos definirlo como:​ conjunto de síntomas que ocurren cuando una persona está durante mucho tiempo expuesta a la luz solar.

Las lesiones por el calor pueden ocurrir debido a altas temperaturas y a la humedad. Existen algunos factores que pueden aumentar la predisposición a sentir los efectos del calor con más rapidez, como:

  • No estar acostumbrados a las altas temperaturas o a la alta humedad.
  • Los extremos de la vida (niños o adultos mayores).
  • Estar enfermo por otra causa o haber sufrido lesiones.
  • Obesidad.
  • Hacer ejercicio en horas de mayor temperatura y exposición solar.
  • Haber consumido alcohol antes o después de una exposición solar o a alta humedad.
  • Deshidratación.
  • Enfermedades del corazón.
  • Exceso de ropa.

Cómo saber que se trata de un caso de insolación

​Los calambres por el calor son la primera etapa de la enfermedad, si estos no son tratados, pueden conducir a agotamiento por calor y llegar a un cuadro florido de insolación.

​La insolación ocurre cuando el cuerpo ​ya no es capaza de regular la temperatura y está sigue aumentando.​ La insolación puede causar ​shock, daño cerebral, insuficiencia de órganos e incluso la muerte.

​Como se mencionó anteriormente, existe una evolución de los síntomas cuando nos exponemos al sol, algunos de estos síntomas son:

​Síntomas preliminares de enfermedad por calor

  • ​Calambres musculares y dolores que se presentan en piernas o en abdomen
  • Sudoración profusa
  • Fatiga
  • Sed

​Síntomas tardíos de agotamiento por calor

  • ​Dolor de cabeza
  • Desmayos y mareos
  • Debilidad
  • Nausea y vómito
  • Piel húmeda y fría
  • Orina turbia

​Síntomas de insolación

​Es en este tipo de casos donde debemos de acudir a un hospital o con un médico, pues necesitaremos tratamiento de soporte que ayude a nuestro organismo a ser capaz de regular su temperatura.

  • Fiebre (Temperatura > 40°C
  • Comportamiento irracional
  • Confusió extrema
  • Piel seca, caliente y roja
  • Respiración rápida y superficial
  • Pulso rápido y débil
  • Convulsiones
  • Pérdida del conocimiento

​Qué hacer en caso de insolación

​Es importante que aprendamos los síntomas que pueden decirnos que es momento de dejar de asolearse, y también reconocer cuando se trata de sintomatología más grave que necesita ser atendida por especialistas.

Algunas de las medidas que podemos realizar son:

  • Recostarnos o recostar al paciente en un lugar fresco y levantar los pies unos 30 cms.
  • Aplicar compresas húmedas y frías sobre la piel de cuello, ingle y axilas, y utilizar un ventilador para disminuir la temperatura.
  • Tomar o proporcionar líquidos (si todavía tolera la vía oral, de preferencia sueros caseros o comerciales).
  • Masajear suavemente los músculos afectados por calambres.

Como vemos este tipo de medidas se pueden realizar en cualquier lugar, y necesitan de la cooperación del paciente, por ello si nuestro paciente inicia con ​labios y uñas azuladas y disminución de lucidez mental, convulsiones o pérdida del conocimiento​, debemos de acudir inmediatamente a un hospital, ya que nuestro cuerpo no esta siendo capaz de regular su temperatura y ya está causando daño a diferentes órganos.

Cuáles son los síntomas de una insolación

Ahora ya sabemos que pasar demasiado tiempo bajo el Sol, sin protección y sin líquido que sustituya nuestra pérdida de electrolitos, puede conducir a  una situación que ponga en riesgo nuestra vida y la vida de cualquier persona. También, si somos capaces de reconocer síntomas que nos indican que el daño empieza a ser más importante, saber que hacer y no quedarnos con los brazos cruzados.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…