Posturas ideales para el sexo tántrico

Te mostramos las mejores posiciones para tener relaciones según el Tantra

En estos tiempos modernos intentamos acercarnos cada vez más a espacios tranquilos, iluminados, silenciosos. Y el mejor lugar para empezar es en nuestra primera casa: el cuerpo. Nuestra sexualidad, como expresión humana fundamental, es un buen espacio para dar cabida a la luz y la tranquilidad. La práctica del Tantra es una corriente oriental esotérica donde los secretos de la sexualidad son revelados para enseñarle al espíritu equilibrio dentro de nuestro variado mundo.

Para realizar sexo tántrico es recomendable conocer técnicas de meditación que nos lleven a un estado de lucidez espiritual determinado. Siendo así, el yoga puede ser un buen punto de partida y, una vez que entendamos lo necesario para que cuerpo y alma se alineen, podemos pensar en intimidad y romance. Dentro de esta temática, muchas personas no saben cuántas veces es normal hacer el amor con la pareja, pero lo más importante a veces es la calidad antes que la cantidad.

Entre todas las ventajas y los beneficios del sexo con la pareja se encuentra la fusión y fortaleza de la relación, extender la vida sexual, control de la eyaculación precoz, salud y ejercicios conscientes de los órganos sexuales, sobre todo si estamos hablando de posturas tántricas para hacer el amor, que conllevan una mayor compenetración. Hoy queremos mostrarte cuáles son las mejores posiciones de sexo tántrico.

Posturas ideales para el sexo tántrico
  • 1

    Yab-Yum

    Yab-Yum

    El Yab-Yum es probablemente la posición tántrica por excelencia, ya que facilita el control de la energía sexual en ambos, además de que mantiene el contacto visual de la pareja así como una gran compenetración y unión física.

    • Para lograr el Yab-Yum, el hombre debe sentarse con las piernas cruzadas y la espalda derecha, en lo que se conoce como la postura del loto (Padmasana).
    • Por otra parte, la mujer encima de él sobre su regazo, rodeándole la espalda con sus piernas y abrazándolo por el cuello, postura que se conoce como latasadhana.
    • Para poder tener una experiencia más intensa, el hombre puede levantar a la mujer lentamente, para que la penetración sea más profunda. El Yab-Yum permite que la pareja mantenga el contacto visual en todo momento (una clave del sexo tántrico) así como una mejor estimulación del punto G de la mujer, no siempre bien localizable.

    Esta forma de penetración permite a la mujer y al hombre tener un estado orgásmico superior, en donde la mujer juega un rol activo en el sexo, pues puede balancear su pelvis de adelante hacia atrás y viceversa. No hay que olvidar que el Yab-Yum también es una postura de meditación, pudiendo ambos también llegar un éxtasis espiritual mientras hacen el amor.

  • 2

    Dhenuka (postura de la vaca)

    Dhenuka (postura de la vaca)

    Esta postura tántrica oriental hace referencia al animal sagrado de India: la vaca.

    • La mujer coloca sus manos y pies sobre una superficie-cama o piso- y se deja penetrar. Esta es la que se conoce como la postura de la vaca tradicional.
    • Si quisieras agregarle un poco de originalidad al asunto, puedes intentar con la postura dhenuka avanzada, en la cual el hombre puede estar parado y subir las piernas de la mujer al nivel de sus caderas, como se ve en la imagen.

    Esta postura avanzada requiere una mayor preparación física por parte de ambos. En el caso del hombre, por tener que sujetar las caderas de la mujer, y en el caso de ella, por tener que apoyar parte de su peso con sus brazos en el suelo, lo cual requiere una cierta técnica cuando se está haciendo la penetración, para que ella no se caiga o el hombre la suelte.

  • 3

    La Fusión

    La Fusión

    La postura de la Fusión es una de las que más placer produce para cada miembro de la pareja.

    • En esta postura tántrica el hombre debe sentarse y estirar sus piernas abiertas, apoyándose atrás de la espalda con ambas manos, en una inclinación de 45º.
    • Ahora la mujer debe sentarse en frente a su pareja con las rodillas flexionadas hasta la mitad (haciendo una forma de V invertida), apoyando su peso corporal sobre sus codos o palmas de la mano.

    Dado que las manos de ambos están ocupadas en sostener sus cuerpos, no habrá posibilidad de acariciarse en esta posición, enfocándose ambos en la penetración, la cual debe ser hecha con movimientos rítimicos suaves para poder alargar lo máximo posible el palcer.

  • 4

    El Misionero

    El Misionero

    Seguramente habrás escuchado hablar del misionero como una posición para hacer el amor. Pues bien, califica también como una posición tántrica dado el placer que ofrece.

    • Se trata de que el hombre se acueste sobre la mujer, estando ella boca arriba. Al estar el hombre en una posición de control, la rapidez con la cual se llega al orgasmo dependerá exclusivamente de él.
    • Si el hombre siente que está a punto de alcanzar el orgasmo, entonces debe reducir la velocidad de penetración y enfocarse en las caricias hasta alcanzar nuevamente el clímax.
  • 5

    La Sirena

    La Sirena

    Los pasos para esta esta posición de sexo tántrico: 

    • La mujer debe recostarse en una mesa o superficie de cierta altura de modo que llegue a la cintura del hombre. Para mayor comodidad, la mujer puede colocar una almohada bajo sus glúteos para añadir un poco de elevación en su zona genital.
    • La mujer luego alza sus piernas en un ángulo de 90º respecto a su vientre pero las mantiene juntas, lo que le da el nombre a esta posición.
    • Si la mujer quiere añadir un poco de presión extra a la penetración, puede apoyar sus manos detrás de la almohada y empujar su zona pélvica hacia el pene de su compañero.
    • La mujer puede separar sus piernas durante el coito y luego juntarlas de nuevo, para una sensación única.

    Aquí el hombre podrá también controlar la velocidad a la que se alcanza el orgasmo al estar en una posición de relativo control sobre la mujer.

  • 6

    La gran abeja (Puruchavita-bhamara-bandha)

    La gran abeja (Puruchavita-bhamara-bandha)

    Esta es una de las posiciones para tener relaciones más originales y ciertamente apreciada por muchas mujeres pues en ella tienen un mayor control de los movimientos.

    • El hombre se debe recostar boca arriba en forma estirada, y la mujer se debe sentar en cuclillas sobre su pareja, cerrando sus muslos.
    • Durante la penetración, ella puede hacer movimientos de tipo circular mientras su compañero puede tocar sus senos u otras zonas erógenas para estimularla.
    • Si después de un tiempo alguno de los dos se aburre de esta postura sexual, entonces la mujer puede echar sus brazos hacia atrás para apoyarse, quedando en una posición de 45º, alternando entre esta y la gran abeja.

El Tantra nos regala muchas posiciones para hacer el amor, que pueden ser realizadas por cualquier pareja. Si el cuerpo y la mente de la pareja se unen para buscar el equilibrio y salud sexual, veremos resultados increíbles mediante estas posturas de amor. Si tienes alguna duda acerca del procedimiento, en internet encontrarás vídeos e imágenes y fotos muy ilustrativas para aprender a a hacerlas de diversas maneras, desde las más sencillas a las más complejas.


¿Qué te ha parecido el artículo? :-)
Cargando…