Xerostomía: causas y tratamiento

Síndrome de la boca seca

La xerostomía es un trastorno que se conoce también como boca ardorosa, boca ardiente, hiposalivación, y se caracteriza por la disminución del flujo salival y resequedad de la boca y lengua; puede deberse a diversas causas. 

En general la saliva es esencial para mantener una boca saludable y es un elemento imprescindible en el proceso de digestión: sirve principalmente para humedecer el alimento haciéndolo pastoso y que sea fácil de tragar, mantiene además la boca limpia, impidiendo que partículas de comida se queden entre los dientes, papilas linguales y demás cavidades.

Además, si se ve reducido el flujo normal, pueden aparecer problemas para masticar, tragar, saborear los alimentos o incluso hablar.

Algunos de los síntomas más frecuentes de esta alteración son la sensación de ardor y dolor en la lengua, boca reseca y aparición de fisuras en la comisura de los labios, aumento de la sed, o la dificultad para ponerse la dentadura postiza en el caso de pacientes que ya no conservan sus dientes.




Uno de los primero signos que se observan es que la saliva se vuelve espumosa y viscosa. Esto puede causar la aparición de caries y otras enfermedades periodontales, como la gingivitis

Causas de la Xerostomía

  • Uso de medicamentos: Se incluyen ciertos medicamentos para controlar la depresión, la presión arterial, antiinflamatorios, fármacos para la alergia, relajantes musculares, antiasmáticos, quimioterapias y/o radioterapia.
  • Enfermedades: Algunos trastornos como Síndrome de Sjögren o el Lupus eritematoso, enfermedades sistémicas como Diabetes o la artritis, enfermedades psiquiatricas como ansiedad, depresión, anorexia nerviosa entre otras.

 

Tratamiento

  • En el tratamiento de este síndrome se utilizan sustitutos de saliva que humedecen temporalmente la mucosa, estimulantes salivares, algunos medicamentos sistémicos como la pilocarpina al 5%.
  • Es necesario una limpieza extrema de la boca para reducir riesgo de infecciones y caries.
  • Se recomienda usar cepillo de dientes con cerdas suaves, acompañada de pastas dentales que contengan fluoruros entre sus ingredientes, así como hilo y enjuague bucales.
  • Otras recomendaciones incluyen una buena masticación de los alimentos, evitar el consumo de alcohol y tabaco, acudir al dentista al menos dos veces al año y evitar productos de higiene dental con un pH menor de 5.5, alcohol e irritantes.
  • Algunas infusiones como la de manzanilla, menta o de equinácea pueden ayudar a estimular la secreción de saliva, por lo que aparte de ser líquidos que aumentan la humedad en la cavidad oral, ayudan a que aumente un poco la producción de saliva.
  • Otro consejo, es el consumo de manzana, ya que es una buena generadora de saliva y ayuda a cuidar nuestra salud bucal.

 

Esto es en cuanto a los síntomas locales, sin embargo, es importante que si se identifica una enfermedad de base, esta sea tratada, ya que si la enfermedad de base destruye nuestras glándulas salivales, ningún producto nos ayudará a recuperar la secreción salival, pues no tendremos de dónde obtenerla.

La xerostomía no es un síntoma aislado, puede estar relacionada con enfermedades sistémicas más importantes que deben ser manejadas por un especialista. 

¿sabías qué...?

Segregamos entre 1 y 1.5 litros de saliva al día. Si producimos menos de la mitad, probablemente estemos ante un caso de xerostomía (Síndrome de la boca seca).

comenta y pregunta