Cómo usar la levadura de cerveza para bajar de peso

Te enseñamos las diferentes formas en las que la levadura de cerveza puede ayudarte a adelgazar

La levadura de cerveza se ha convertido en uno de los aliados para las personas que optan por seguir una dieta de adelgazamiento. Esto se debe al importante aporte de nutrientes esenciales necesarios para que el metabolismo funcione quemando la grasa que provoca la subida de peso.

Existen diversas formas de tomar la levadura de cerveza para adelgazar ya sea incluyéndola en nuestra alimentación diaria o como un suplemento aparte. Siempre y cuando su ingesta sea supervisada por un especialista, la levadura de cerveza será sin duda una sana y muy recomendable opción.

    Índice

  1. Batidos de levadura

    Batidos de levadura

    Los batidos de levadura de cerveza son una de las opciones más utilizadas para adelgazar. Su preparación es sencilla, tan solo es necesario disolver un total de 25 gramos de levadura de cerveza fresca prensada, en una taza de agua que esté preferentemente tibia. Debemos de remover bien de modo que no queden grumos. Se puede endulzar con algún edulcorante natural ligeramente. 

    La forma adecuada de tomar un batido de levadura de cerveza es en ayunas al menos media hora antes de tomar el desayuno.

  2. Pastillas de levadura de cerveza

    Pastillas de levadura de cerveza

    Las pastillas de levadura de cerveza que podemos encontrar en las herboristerías y parafarmacias, son la opción más recurrente elegida por aquellas personas que no aceptan el sabor de la levadura en batidos o comidas, o bien ingerida por si sola.

    La levadura de cerveza en comprimidos se absorbe mejor en compañía de otros alimentos por lo que se recomienda tomarla en las tres tomas diarias de comida: desayuno, comida y cena. 

    La dosis diaria puede variar en función de las necesidades de cada persona, aunque suelen recomendarse entre 4 y 8 comprimidos al día repartidos en las tres comidas principales. 

  3. En forma de copos

    En forma de copos

    Los copos de levadura de cerveza son la forma más adecuada de consumición gracias a que prorcionan un sabor más agradable que el de la levadura de cerveza en polvo. Es por tanto la opción ideal para aquellas personas que presentan cierta intolerancia al sabor de la levadura de cerveza en polvo o para aquellas que nunca la han probado, ya que resulta más amarga.

    Por otro lado, los copos de levadura de cerveza resultan más agradables en cuanto a textura, y su sabor servirá para realzar el sabor de multitud de platos.

  4. En polvo como aderezo

    En polvo como aderezo

    La levadura de cerveza en polvo, es una de las formas más frecuentes de consumir la levadura de cerveza para adelgazar ya que permite múltiples formas de uso. Una de ellas es introduciéndola en batidos o zumos ya que de esta forma camuflaremos su amargo sabor. Otras opciones incluyen la levadura de cerveza como aderezo de sopas, purés y ensaladas ya que su sabor contrasta con el del resto de alimentos. 

  5. En ayunas

    En ayunas

    Si no queremos incluir la levadura de cerveza en la comida o en forma de batido, podemos simplemente tomar una cucharada en ayunas consiguiendo de esta forma obtener los mismos resultados. Es suficiente con ingerir una cucharada de levadura cada mañana antes de desayunar, sin olvidarnos de que debemos de complementar la levadura de cerveza ingerida en ayunas con una dieta adecuada así como con la práctica de ejercicio regular.

La levadura de cerveza es sana y sobretodo es un alimento muy natural, por lo que incluirlo como suplemento o aderezo de alimentos y bebidas es sin duda una de las mejores formas de contribuir a eliminar los kilos que sobran.

¿sabías qué...?

La levadura de cerveza está contraindicada en el caso de personas que padecen de ácido úrico, gota o cálculos renales, debido a los ácidos nucleicos que contiene.