Dónde se encuentra el Himen

Conociendo el cuerpo femenino

Conozcamos al himen, una membrana que a pesar de parecer poco significante ha marcado etapas en la evolución de la sexualidad femenina. Es por ello que en esta ocasión te platicaremos qué es, de donde viene, donde se encuentra y para qué sirve.

Ha sido un elemento importante en lo referente a sexualidad, se ha utilizado en diferentes culturas como un signo de virginidad y pureza, en otras culturas más cercanas a nuestros tiempos ha servido para identificar a mujeres que han sufrido de abusos sexuales. Pero más allá de las cuestiones culturales, es importante que conozcamos nuestro cuerpo y podamos identificar si existe alguna alteración que pueda poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

 

    Índice

  1. ¿Qué es el Himen?

    Conozcamos al himen, una membrana que a pesar de parecer poco significante ha marcado etapas en la evolución de la sexualidad femenina. Es por ello que en esta ocasión te platicaremos qué es, de donde viene, donde se encuentra y para qué sirve.

    Ha sido un elemento importante en lo referente a sexualidad, se ha utilizado en diferentes culturas como un signo de virginidad y pureza, en otras culturas más cercanas a nuestros tiempos ha servido para identificar a mujeres que han sufrido de abusos sexuales. Pero más allá de las cuestiones culturales, es importante que conozcamos nuestro cuerpo y podamos identificar si existe alguna alteración que pueda poner en riesgo el buen funcionamiento de nuestro cuerpo.

  2. Desarrollo del Himen

    El desarrollo está dado por los altos niveles de una hormona llamada FSH que estimula su desarrolla, la cual se encuentra en niveles elevados en niñas. Esta característica es lo que ayuda a que se desarrollen los órganos sexuales femeninos, tanto internos como externos.

    Una vez que ha nacido la niña, la vulva se presenta congestiva (inflamada) y se puede identificar la presencia del himen, el cual puede presentarse denso, con sus bordes tocándose; si estos bordes son muy gruesos y alargados, hacen protrusión y pueden llegar a cubrir el meato uretral, característica que puede persistir hasta los 2 años de edad. Su orificio central, generalmente mide aproximadamente medio centímetro, pero puede haber variaciones, existiendo 2 ó más orificios.

    Durante la primera infancia el himen es delgado y su orificio no llega a medir más de 0.5cms, siendo tanto su adelgazamiento, que personas inexpertas pueden emitir errores diagnósticos omitiendo su presencia.

    Durante la infancia tardía el monte de Venus y los labios mayores se rellenan de un suave tejido adiposo, llegando a medir el orificio himenal hasta 0.7cms.

    Una vez que se ha llegado a la pubertad, el nivel de estrógenos aumenta, presentado un crecimiento en el epitelio vaginal, dando lugar a un aumento en el grosor y elasticidad del himen, llegando a medir su orificio hasta 1cm aproximadamente.

    Transcurrida la adolescencia y si no se ha iniciado la actividad sexual vaginal, la vagina se encuentra ocluida parcialmente por el himen. Sin embargo no se puede afirmarse con un simple examen físico que una adolescente o mujer adulta ha tenido coito o alguna otra experiencia sexual; cerca de la mitad de las mujeres tienen sangrado durante la primera relación sexual, pero tampoco es fiable reconocer que una mujer no haya tenido relaciones si aparecen algunas manchas sanguíneas después de un coito.

    Es importante saber que el himen puede no rasgarse durante el coito, colocación de tampones u óvulos por ser tan elástico que permite estirarse sin romperse. Entiendo que en este punto no se es virgen solo por tener el himen intacto.

  3. Variedades anatómicas del himen

    Las anomalías en la formación del himen se pueden presentar en su forma, localización, consistencia y tipo de perforación. Algunas variaciones tanto normales como anormales son:

    • Anular (normal)
    • Imperforado
    • Cribiforme
    • Dentado o fimbriado
    • Microperforado
    • Septado
    • Subseptum
    • Semilunar anterior
    • Semilunar posterior
    • Agenesia (inexistencia)

    La importancia de conocer esta variabilidad es para evitar alteraciones posteriores (en caso de presentar una variante anormal) o saber que es normal y no asustarnos porque no es como se pensaba.

Es importante que conozcamos nuestro cuerpo, y que función tiene cada una de las partes que lo conforman, ya que aunque parezca una simple membrana, la anormalidad en el himen representará la presencia de alteraciones en el desarrollo sexual femenino, condicionando patologías relacionadas con el flujo menstrual o alteraciones en la vida sexual.

Por ello dejando de lado la cuestión cultural y el estigma social que ha arrastrado a través de las diferentes culturas en nuestro mundo, démosle el valor real que tiene, pues si bien, hemos visto que no representa un método 100% confiable de la "virginidad" femenina, si puede orientarnos para identificar abuso en menores. Por ello, conoce y siempre busca a un experto que pueda orientarte y resolver todas tus dudas.

¿sabías qué...?

Existe el himen artificial, el cual es un tipo de prótesis creada para simular un himen intacto, fabricado de plástico de aproximadamente 5 x 7 cms, cubierto por uno de sus lados de una tinta rojo-obscuro, que deja escurrir unas pocas "gotas de sangre" durante el coito.

comenta y pregunta