Cómo tratar la osteoporosis naturalmente

Algunos consejos para prevenir y tratar la osteoporosis con remedios naturales

La osteoporosis es una enfermedad crónica que afecta a los huesos y que provoca la disminución de la masa ósea y de los tejidos que la componen. Se presenta más frecuentemente en las mujeres (principalmente en su estado posmenopáusico), y si bien debe ser tratada por un médico especialista, hay un creciente interés en buscar soluciones a través de la medicina natural.

Por eso, hoy te recomendamos algunos remedios naturales para prevenir y tratar la osteoporosis, que podrán fortalecer tu cuerpo en la lucha contra esta enfermedad.  

    Índice

  1. La importancia del ejercicio

    La importancia del ejercicio

    Empezar a hacer ejercicio a una edad temprana es la mejor manera de lograr efectos positivos a largo plazo, ya que se consigue normalmente la masa ósea máxima durante el primer tercio del ciclo de vida. Sin embargo, el ejercicio a cualquier edad puede mejorar la salud de los huesos. Por eso, te recomendamos realizar caminatas de 50 minutos, 4 veces a la semana, así como intentar realizar ejercicios aeróbicos frecuentemente, incluida la danza.

    Así también, una vez que ya hayas adquirido un hábito de realizar ejercicios aeróbicos, puedes agregar ejercicios que usan la gravedad , pues también son eficaces para fortalecer los huesos. Practicar ejercicios con pesas 3 veces a la semana, cerca de 15-20 minutos por sesión, puede ser suficiente para aumentar la densidad ósea. Asegúrate de rotar los ejercicios puesto que cada uno hace trabajar articulaciones diferentes.

    No olvides que la programación de una rutina aeróbica así como los ejercicios con pesas debe ser adaptada a cada persona, por lo que procura buscar la recomendación de un profesional.

  2. Alimentos ricos en vitamina D

    La vitamina D es esencial para la formación y mantenimiento del tejido óseo, debido a su implicación en varios mecanismos complejos, incluyendo la regulación de la absorción de calcio y fósforo. Si los niveles de vitamina D son bajos, la hormona paratiroidea (PTH) aumenta y provoca osteoclastos para liberar calcio en la sangre a través de la reabsorción del hueso. Si este proceso continúa con el tiempo, se debilita el hueso, aumentando el riesgo de desarrollar la osteoporosis.

    Además, la vitamina D estimula las células epiteliales intestinales para sintetizar proteínas de unión a calcio que apoyan la absorción de calcio en la sangre. Algunos alimentos que contienen esta vitamina son el pescado azul, los huevos y la mantequilla, sin embargo, los alimentos que más concentración tienen de vitamina D son el hígado de bacalao y las sardinas.

  3. Alimentos ricos en calcio

    Alimentos ricos en calcio

    Todos podemos fácilmente asociar la leche con el fortalecimiento de los huesos, por el calcio que tiene. Sin embargo, hay otras alternativas en caso de que no tengas especial afección por la leche de vaca, ya que puedes optar por la leche de soja, de almendra o de arroz. Estas alternativas también contendrán una alta cantidad de calcio y vitamina D, por lo que no deberás preocuparte por su efectividad. Puedes incorporarlas a un batido o bien con tus cereales favoritos cada mañana. Una taza de leche puede aportarte aproximadamente 300 g de calcio, o sea, un cuarto de lo que tu cuerpo necesitaría a diario.
     
    Por otra parte, el yogurt, al ser un producto lácteo al igual que la leche, también provee un alto contenido de calcio. Si tienes tolerancia a la lactosa, claramente será un sustituto ideal a la leche. Consume también semillas como la chía, el sésamo, y frutos como las almendras y los pistachos.
     

  4. Alimentos ricos en potasio

    Alimentos ricos en potasio

    El potasio ayuda a disminuir la pérdida de calcio en el cuerpo. Se ha comprobado que las mujeres que tienen una dieta rica en potasio tienen caderas y una columna vertebral más fuerte. El plátano es la fruta rica en potasio más conocida, pero también existen otras opciones con alto nivel de potasio: alcachofas, aguacates, patatas, caqui, cacahuetes, frijoles, etc.

  5. Alimentos ricos en vitamina K

    La vitamina K es una vitamina soluble en grasa conocida por su efecto en la coagulación de la sangre. Una de las funciones de la vitamina K es ayudar a mantener la masa ósea saludable y está vinculada a su importancia en la formación de osteocalcina por los osteoblastos.

    La síntesis de osteocalcina requiere tanto de la vitamina D y vitamina K, y se ha descubierto que ella es esencial, así como el calcio, para contrarrestar la pérdida de masa ósea. 

    Los médicos pueden ser un instrumento para educar a sus pacientes sobre el hecho de que, con los hábitos dietéticos y de estilo de vida inteligentes, la osteoporosis se puede prevenir en la mayoría de las personas.

  6. Alimentos ricos en Boro

    Alimentos ricos en Boro

    El boro es esencial para una correcta asimilación de la vitamina D, la cual a su vez se relaciona con los niveles de calcio en el organismo. Así también, fomenta la activación de ciertas formas de estrógeno y ayuda a controlar la cantidad de fósforo en la sangre, que puede ser un activador de la osteoporosis. El boro lo puedes encontrar en los cítricos (naranja, limón, mandarina), legumbres, manzanas, dátiles, peras, duraznos, miel, etc.

  7. Alimentos ricos en Mangnesio

    El magnesio es muy importante para la salud ósea pues ayuda a crear y regenerar los cartílagos, así como a mineralizar el hueso. Personas con deficiencia de mangnesio en su cuerpo son muy propensas a desarrollar osteoporosis en su adultez. Una buena fuente de manganeso es el jugo de piña, pero también lo puedes encontrar en nueces, frijoles, espinacas, etc.

  8. Alimentos ricos en Zinc

    El zinc es importante para la salud de tus huesos pues ayuda a la formación de los osteoblastos y osteoclastos, así como a metabolizar las proteínas. Una dieta deficiente en zinc fomentará a un retardo en el crecimiento de los huesos. Consulta con tu médico sobre los suplementos de zinc adecuados para tu organismo.

  9. No a la cafeína

    No a la cafeína

    La cafeína tiene la particularidad de aumentar la excreción de calcio, sea por la orina o por el sistema digestivo. Por lo tanto, todos los consejos que te hemos dado antes, será como tirarlos por la borda cuando bebes café. Evítalo a toda costa, al igual que las bebidas que contienen cafeína, como la cola.

  10. Infusiones

    Existen algunas infusiones que ayudan a absorber mejor el calcio. Entre ellas destacamos:

    • Diente de león: por su contenido en calcio y magnesio, es esencial en el desarrollo de los huesos.
    • Cola de caballo: sirve para mejorar la densidad de los huesos. Recomendamos mezclarla con hojas y raíces de la ortiga mayor.

  11. Cuidado con el exceso de sal

    Cuidado con el exceso de sal

    La sal también fomenta la excreción de calcio fuera de nuestro cuerpo, por lo que su uso debería ser muy limitado. Algunos expertos recomiendan un máximo de 1500 mg, esto es, una pequeña cucharadita al día. Lamentablemente, hay muchos alimentos ricos en sodio en las prateleras de nuestros supermercados. Entre ellos mencionamos a los jugos envasados, embutidos, snacks, bebidas rehidratantes, etc

  12. Adiós al tabaco y al alcohol excesivo

    El consumo habitual del cigarrillo hace que el cuerpo pierda más rápidamente los minerales esenciales, disminuyendo la densidad ósea. El alcohol, si consumido excesivamente, a su vez hará que la osteoporosis avance más rápido en el organismo.

Los médicos pueden ser un instrumento para educar a sus pacientes sobre el hecho de que, con los hábitos dietéticos y de estilo de vida inteligentes, la osteoporosis se puede prevenir la mayoría de las personas.

¿sabías qué...?

La osteoporosis puede afectar a cualquier persona a cualquier edad, aunque es más frecuente en mujeres caucásicas y asiáticas, de huesos pequeños, y mayores de 50 años.