Cómo tratar el glaucoma de forma natural

Te enseñamos los remedios naturales más efectivos para tratar el glaucoma

El glaucoma es una enfermedad ocular que apenas presenta síntomas pero cuya aparición, si no se sigue un tratamiento adecuado y una detección precoz, puede ocasionar una ceguera permanente e irreversible.

La visita regular al oftalmólogo es esencial para un diagnóstico precoz. De este modo, siguiendo las indicaciones de un especialista e introduciendo ciertos rmedios naturales en nuestra vida diaria, podremos retrasar su evolución y estabilizar la visión de forma saludable.

Descubre a continuación los mejores remedios naturales para tratar el glaucoma.

    Índice

  1. Infusión de hinojo

    El hinojo es una planta que resulta muy útil para tratar de forma natural el glaucoma. Se trata de una planta antihipertensora, es decir, que cuenta con la capacidad de reducir la presión intraocular, uno de los principales problemas que presenta el glaucoma.

    Podemos utilizar el té de hinojo tanto de forma interna como de forma externa aplicando el líquido con ayuda de un algodón o una gasa sobre los ojos.

    Para preparar el té de hinojo necesitaremos alrededor de 40 gramos de hinojo seco que debemos de hervir en un litro de agua durante unos minutos. Retiramos y dejamos que repose. A continuación colamos y reservamos. Se pueden beber entre una y dos tazas diarias para mantener la presión del ojo en equilibrio.

  2. Infusión de muérdago

    El muérdago es otra de las plantas que ayudan a equilibrar la presión ocular y por tanto tratar de forma natural el glaucoma especialmente cuando este viene causado por problemas circulatorios.

    Para elaborar el té de muérdago debemos de poner a hervir en un litro de agua 3 cucharadas pequeñas de hojas secas de múerdago. Dejaremos hirviendo alrededor de 2 minutos, retiramos del fuego y dejamos en reposo 3 minutos. Colamos y reservamos.

    El té de muérdago puede consumirse como máximo dos veces al día.

  3. Aumento de ingesta de vitamina A

    La vitamina A junto con los beta carotenos es una gran aliada para tratar la enfermedad del glaucoma ya que ayuda a fortalecer la salud ocular en general. Podremos encontrar una importante fuente de vitamina A en multitud de alimentos tales como las zanahorias, naranjas, o calabazas. En general encontraremos vitamina A en verduras de hojas verdes y frutas y verduras de color anaranjado.

    Por otro lado la vitamina A resulta muy útil para mejorar la visión y preservar nuestros ojos de otro tipo de enfermedades. Una dieta rica en alimentos con vitamina A es sin duda la mejor forma de mejorar la salud ocular.

  4. Gotas de Eufrasia

    Uno de los remedios naturales de uso externo que nos ayudarán a tratar el glaucoma son las gotas de Eufrasia, una planta utilizada desde hace un gran número de años para tratar numerosas enfermedades de tipo ocular tales como conjuntivitis, enrojecimiento de ojos, lagrimeo o dolor.

    Para preparar un colirio de Eufrasia debemos de  hervir litro de agua al menos durante 10 minutos. A continuación añadiremos unos 20 gramos de Eufrasia y tapamos el recipiente hasta que el agua se enfríe. El líquido obtenido se guarda en un frasco. Podremos aplicar entre una y dos gotas de Eufrasia en cada ojo entre dos y tres veces al día.

  5. Aumentar la ingesta de espinacas

    Los vegetales de hojas verdes y especialmente las espinacas son alimentos muy interesantes para ayudar a tratar la aparición del glaucoma. La razón se debe a la presencias de ciertos antioxidantes como son la zeaxantina y la luteína, los cuales actúan aumentando el flujo sanguíneo del ojo. Por otro lado, la ingesta de espinacas ayuda a fortalecer el tejido ocular.

    Existen diferentes formas de consumir las espinacas en forma de batido junto con otros vegetales y frutas para potenciar sus efectos, hervidas o en ensalada.

  6. Comer arándanos

    Los arándanos son una fruta muy eficaz para ayudar a tratar el glaucoma ya que entre sus numerosas virtudes es capaz de reducir la presión ocular. Los arándanos además son muy ricos en bioflavonoides, unas sustancias vegetales que se encargan de ayudar a fortalecer los capilares de la retina que transportan nutrientes a los nervios y los músculos de los ojos.

    Además los arándanos se encargan de estabilizar la producción de colágeno, una sustancia cuya disminución se relaciona directamente con la aparición y empeoramiento del glaucoma. Basta con tomar una taza de arándanos al día para experimentar una mejora en la visión y en los problemas oculares.

  7. Lavar los ojos con flores de saúco

    El saúco es una planta con numerosas virtudes entre las que se encuentran el cuidado de los ojos y de ciertas enfermedades como el glaucoma. En este caso el lavado con agua de flores de saúco resulta muy útil como tratamiento externo.

    Este lavado es especialmente efectivo para calmar los ojos, el enrojecimiento, lagrimeo o el dolor que ocasiona el glaucoma. Para preparar los lavados debemos de poner a cocer 20 gramos de flores en un litro de agua durante al menos 10 minutos, dejamos que repose y colamos.

    Debemos de mojar unas gasas en la solución y aplicarla sobre los ojos alrededor de 20 minutos para notar una importante mejoría.

Hay que tener en cuenta que una vez que se ha detectado el glaucoma no hay una curación definitiva pero gracias a un tratamiento adecuado y a los remedios naturales descritos podremos paralizar su evolución.

¿sabías qué...?

El glaucoma representa el 12% de los casos de ceguera en todo el mundo.

comenta y pregunta