Cómo tratar el dolor de garganta con salvia

Una manera natural de mejorar tu dolor de garganta

Pleno invierno, hay lluvia, frío y se han asentado los resfriados, gripes e influenzas. A veces no pasa nada, otras veces se produce una faringitis, esto es, una inflamación de la faringe. La faringe es la parte de situada entre las amígdalas y la laringe. El dolor no es grave, pero llega un momento en que te cuesta tragar, el goteo postnasal te atormenta y a la larga te duele.

Hay gente que comete el gravísimo error de tomar antibióticos. Eso no debe hacerse. Los únicos que saben cuándo son necesarios los antibióticos son los médicos. No tomes antibióticos si no es necesario, ya que te irás haciendo resistente a ciertas bacterias, con lo cual, cuando sea verdaderamente necesario, el antibiótico no podrá atacarlas eficientemente.

Si te duele la garganta hay muchos remedios naturales, uno de ellos tiene que ver con la salvia. Aquí te decimos cómo hacer gárgaras de salvia para eliminar tu dolor de garganta.

    Índice

  1. ¿Qué es la salvia?

    ¿Qué es la salvia?

    La salvia es una hierba del género de las lamiáceas. El nombre científico es Salvia Officinalis. Nació en la zona del Mediterráneo, pero su cultivo se ha esparcido a todos los lugares del mundo y es usada generalmente por razones ornamentales (es una planta muy bonita), gastronómicas (su sabor característico es muy usado para cocinar pavos, cerdos y salchichas) y, sobre todo, por sus propiedades medicinales. Se la considera un diurético, anestésico y astringente natural.

  2. ¿Como ayudará la salvia?

    Justamente, sus propiedades anestésicas, antiinflamatorias y antisépticas son perfectas para tratar un dolor de garganta. Hacer gárgaras con una infusión de salvia hará que el dolor se aplaque, la inflamación desaparezca y las bacterias se eliminen de forma natural. Si bien hay otras plantas con parecidas propiedades, la salvia es la que produce mejoras más inmediatas.

  3. ¿Qué necesito?

    ¿Qué necesito?

    Para hacer la infusión necesitarás salvia fresca o seca. Depende del país, la salvia también puede ser llamada madreselva, celima, salima, hojas de espliego o verdecillo.

    Es mejor que hagas la infusión una vez al día, de manera que no se pierdan sus propiedades. Necesitarás 2 cucharaditas de salvia y agua. También puedes usar sal marina, pimienta de cayena y miel.

  4. ¿Como se hace la infusión?

    ¿Como se hace la infusión?

    Es muy sencillo. Pon a hervir una taza grande de agua. Una vez que hierva, ponlo en un recipiente donde estará la salvia y déjalo reposar durante 10 minutos. Una vez que esté hecha la infusión, puedes agregarle una cucharadita de sal marina, remover bien, colar y dejar enfriar un poco para que no te quemes al hacer las gárgaras. En vez de sal marina puedes agregarle también una pizca de pimienta de cayena o una cucharada de miel.

  5. Las gárgaras

    Las gárgaras

    Es mejor hacer las gárgaras con la infusión tibia o un poquito caliente. Trata de aguantar la mayor cantidad de tiempo posible haciendo las gárgaras. Cuando no puedas más, escupe y hazlo de nuevo. Así, varias veces. Cuando el agua se enfríe, deja de hacerlo. Repite cuantas veces sea necesario en cada sesión y durante el día.

Recuerda consultar cualquier remedio natural con tu médico tratante. Si a los 3 días, el dolor de garganta persiste, es mejor que vayas al médico para que te aplique otro tratamiento. Si notas cualquier reacción indeseable, suspende inmediatamente las gárgaras de salvia.

¿sabías qué...?

Salvia significa en latín “sanar” porque se ha considerado siempre una planta muy adecuada para curar todo tipo de enfermedades. Plinio el viejo, el científico y naturalista romano (23-79 dC) escribió sobre ella en su Naturalis Historiae.