Cómo tratar la anorexia de forma integral

Consejos para tratar la anorexia

La anorexia es concebida como un trastorno caracterizado por la pérdida excesiva de peso ocasionado por un temor intenso hacia la obesidad. Esta enfermedad mental puede generar conductas extremas que pueden acabar con la vida de la persona.

El afán por conseguir el cuerpo ideal ha llevado a muchos hombres y mujeres a padecer de una distorsión de la imagen corporal. La mayoría de pacientes con anorexia tienen como objetivo mantener el peso corporal igual o por debajo del nivel mínimo. Para conseguirlo dejan de alimentarse adecuadamente, provocando trastornos físicos severos.

Si bien hay muchas maneras de prevenir la anorexia, una de ellas es con una buena educación dietética desde la infancia, todavía hay miles de personas en el mundo que luchan incansablemente por recuperarse de esta patología alimentaria y retomar sus vidas con normalidad.

Sin duda, lo primero que se debe hacer cuando aparecen los primeros síntomas, es consultar a un especialista y comenzar el respectivo tratamiento. Sin embargo, también hay algunos consejos y recomendaciones útiles para tratar la anorexia en el día a día.

    Índice

  1. Modificar los hábitos alimenticios

    El primer paso, y probablemente el más importante, es modificar los hábitos alimenticios del paciente con una dieta baja en calorías que deberá incrementarse paulatinamente hasta cubrir las necesidades calóricas del organismo. Los expertos dicen que y recomiendan 6 tipos de nutrientes que toda pirámide alimenticia debería considerar: carbohidratos, minerales, vitaminas, grasas, proteinas y agua. La idea es que una nutricionista pueda asistir a la persona un plan alimenticio que incorpore un balance entre nutrientes, calorías y una adecuada cantidad en las porciones.

    Por otra parte, en lo que se refiere a una dieta saludable, algunas directrices sugeridas por expertos son que:

    1. Sea baja en grasas saturadas, grasas trans, azúcar refinada, sodio y colesterol.
    2. Incorpore una apropiada cantidad de agua.
    3. Incluya variedades de frutas, verduras y granos enteros.
    4. Incluya, carnes blancas, pescado, legumbres, huevos.
  2. Respetar el espacio personal

    Aunque es natural que la familia muestre preocupación, es de vital importancia que se respete el espacio personal para no presionar al paciente. Lo ideal es vigilar que se cumplan con las cinco comidas diarias fundamentales, pero dejarle sus espacios de soledad y distancia habituales; tener en cuenta que esta enfermedad afecta completamente al estado emocional de la persona es muy importante.

  3. Regular el peso cada semana

    Se debe llevar un control minucioso sobre el peso del paciente para ir detectando los aumentos semanales. Se estima que las personas anoréxicas en recuperación tienen un aumento de 250 a 500 gramos cada semana. Tomarlo simplemente como un ejercicio de rutina más, sin generar controversias o momentos incómodos.

  4. Eliminar el ejercicio físico

    Temporalmente el ejercicio físico queda suspendido. El estado del paciente es delicado y restringido a todo esfuerzo físico, pues seguramente sufre todo tipo de carencias y quizás también deshidratación, por lo que hacer actividad física en ese estado puede provocar desmayos, taquicardias, y también algún problema mayor.

  5. Ir a terapia psicológica

    No es ninguna novedad que todas las enfermedades mentales están originadas en el modo de pensar y percibir el mundo, por lo que asistir a una terapia psicológica es un aporte para poder entender algunos mecanismos psicológicos y luego tratarlos. Sin duda el apoyo emocional de la familia es una de las armas más fuertes para combatir la anorexia y superarla.

  6. Volver al concepto de una alimentación sana integral

    De forma de poder convertirse en alguien que se alimente de forma normal, no hay una única forma de hacerlo, pues la persona puede tener 3 buenas comidas al día, o bien varias porciones durante la jornada. Una alimentación sana, más allá de los tipos de alimentos que se sirvan, también deberá considerar el valor emocional que conlleva tener una aproximación balanceada y sin restricciones a los alimentos.

    Esta alimentación sana, entonces, significará que la persona con anorexia pueda recuperar el placer mientras come, enfocándose en la comida que se tiene al frente más que preocupándose por lo que se comió ayer o lo que se comerá el día de mañana. Además, se deberá excluir cualquier preocupación por lo que el resto opine de la alimentación propia así como cualquier comparación respecto a lo que el resto consume.

    Algunos puntos que comprenden una alimentación nrmal son:

    1. Poder ser capaz de seleccionar los alimentos en base a su valor nutricional, pero sin llegar a ser demasiado cauteloso en esto como para perderse por completo algunos alimentos placenteros.
    2. Poder elegir la comida que se quiere, comerla y verdaderamente poder obtener una cantidad suficiente de ella, no dejando de comerla solamente porque se cree que se debería hacerlo.
    3. Poder comer al sentir hambre y continuar haciéndolo hasta sentirse satisfecho.
    4. Poder en algunos casos abrir mano de poder comer por causa de sentirse triste, alegre o aburrido, o solamente por el placer de hacerlo.

La familia y los amigos son el mejor soporte para que una persona con anorexia vuelva a la estabilidad emocional y logre superar con éxito el proceso de recuperación.

¿sabías qué...?

Según cifras de la OMS, en el mundo hay alrededor de 70 millones de personas que sufren de anorexia. 

comenta y pregunta