Cómo tomar losartán (Cozaar)

Te comentamos además sus dosis y precauciones generales

La presión arterial alta es más frecuente de lo que se piensa en las personas, pero esto no quita su gravedad para el organismo pues puede provocar daños en los vasos sanguíneos, riñones, corazón o cerebro si no es adecuadamente controlada. Estos daños a su vez pueden ocasionar enfermedades de diversa índole, incluidos el accidente cerebrovascular, daños renales o infartos, entre otros. Además de mejorar la alimentación para poder evitar las grasas saturadas, frituras u otros componentes en la comidas que ayudan a tapar las arterias, también existen fármacos que nos ayudan a controlar la presión en casos más delicados que requieran acción inmediata, y uno de los más populares es el losartán, comercializado bajo la marca Cozaar.

¿Para qué sirve el losartán? 

El losartán es un famoso medicamento perteneciente a la familia de los antagonistas del receptor de la angiotensina II, que se prescribe para combatir la presión arterial alta (hipertensión), aunque también tiene otras aplicaciones anexas, siendo prescrito igualmente para ciertos pacientes con insuficiencia cardíaca. El losartán también ayuda a reducir la probabilidad de sufrir un accidente de tipo cardiovascular en pacientes con hipertensión, así como en el caso de quienes tengan un engrosamiento del ventrículo izquierdo del corazón (condición llamada de hipertrofia ventricular izquierda). También puede ser usado en pacientes que tengan la diabetes tipo 2 y presión arterial alta, para el tratamiento de la enfermedad del riñón (nefropatía diabética). 

Cómo tomar losartán




Se debe tomar exactamente como lo diga el médico, y siempre se debe leer el prospecto que viene dentro del envase. Se debe seguir al pie de la letra las dosis recomendadas por el especialista (no debiendo reducirse o aumentarse las dosis) así como las frecuencias entre tomas. El losartán viene en presentación de tabletas para ser ingerido vía oral, pudiendo tomarse con o sin comida.

Se calcula que el losartán demora entre 3-6 semanas para actuar reduciendo la presión arterial por lo que si pasadas 3 semanas de haber comenzado el tratamiento no observas mejoras en tus niveles de presión, contacta al doctor. Si te sientes bien durante el tratamiento, esto no debe usarse como justificativa para interrumpir el tratamiento pues normalmente la hipertensión no presenta síntomas. Siendo así, no es raro que el tratamiento con losartán sea prescrito por el resto de la vida del paciente.

Si te has olvidado de tomar una dosis, entonces tómala tan pronto lo recuerdes. Ahora bien, si has recordado que se te olvidó tomar la dosis casi en el hora de la siguiente toma, entonces no te tomes una dosis doble, sino que toma la siguiente dosis en el horario que corresponda y sigue con el tratamiento normal. Lo ideal es tomarse el losartán a la misma hora todos los días, para reducir el riesgo de olvidarse de tomarlo pues el no tomar losartán en los horarios establecidos puede aumentar la probabilidad de sufrir un ataque al corazón.

Dosis de losartán

La dosis correcta será la que el doctor prescriba, teniendo en cuenta la edad del paciente, la condición a la cual se trata, la severidad de esta condición y su historial clínico, debiendo el especialista prestar atención a cómo el paciente reacciona a su primera dosis. Sin embargo, podemos dar alguna información al respecto, la cual solo tiene valor como referencia, no debiendo anular lo dicho por el especialista.

Las tabletas del losartán comercial (Cozaar) y genérico vienen en 25 mg, 50 mg y 100 mg. Para adultos, las dosis diarias pueden variar entre 25 y 100 mg, pudiendo tomarse una o 2 veces al día si la dosis diaria es superior a 50 mg. Estos valores de referencia se aplican en general para todas las aplicaciones del losartán (hipertensión, nefropatía diabética, etc.), pero excluye la insuficiencia cardíaca, pues ella requiere dosis menores (12,5 a 50 mg al día). La sobredosis de losartán puede manifestarse en síntomas como debilidad general, mareos, sensación de desvanecimiento y ritmo cardíaco lento o acelerado. En estos casos, se debe llamar al doctor.

Cuando se trata de niños, entonces la dosis dependerá de su peso, pudiendo calcularse la dosis máxima diaria de forma aproximada como 0.7 mg/kg, si bien los casos de tratamiento con losartán en niños son muy raros. Este valor referencial puede variar dependiendo de la reacción del niño a las primers tomas. En casos de personas de la tercera edad, se sabe que procesan los fármacos de manera más lenta por lo que la dosis debiera ser menor que la de un adulto.

Precauciones al tomar losartán

Existen algunos cuidados que se deben seguir al tomar losartán, de los cuales te enumeramos los más importantes:

  • No interrumpas el tratamiento sin avisar a tu doctor, aún si te sientes bien, pues esto podría traer como consecuencia una subida repentina de presión.
  • Avisa a tu doctor si estás embarazada o crees estarlo, pues normalmente esté contraindicado en esta etapa.
  • Avisa a tu doctor si estás en periodo de lactancia con tu bebé.
  • Si estás en tratamiento con losartán y no bebes suficiente líquido y/o tienes sudoración excesiva, debes saber que esto contribuye a bajar la presión arterial, con riesgo de aturdimiento o desvanecimiento.
  • No lo tomes si eres alérgico al losartán o alguno de los ingredientes presentes en las tabletas.
  • No realizar tareas que impliquen estar alerta al tomar losartán, como conducir por largo tiempo u operar una máquina, hasta estar seguro de que no causa somnolencia en el paciente.
  • El losartán normalmente está contraindicado en pacientes que tienen diabetes y están tomando aliskiren.
  • Se debe informar al doctor de otros medicamentos que se están tomando. En particular, el losartán podría interactuar con otros inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, aspirina u otros antiinflamatorios no esteroides (AINEs), como el ibuprofeno o el naproxeno. También se debe informar se se está tomando alguno de los inhibidores selctivos de la COX-2, como el celecoxib, así como diuréticos ahorradores de potasio.
  • Informar al médico si has tenido enfermedad del riñón o hígado, así como alguna insuficiencia cardíaca.
  • Levántate de la cama lentamente, especialmente al comienzo del tratamiento pues podrías sufrir aturdimiento y desvanecimiento si te levantas muy rápido luego de estar acostado.
  • No uses sustitutos de la sal que contengan potasio sin avisar al doctor.

Efectos secundarios del losartán

Tal como ocurre con todos los medicamentos, el tomar losartán puede conllevar la aparición de algunos síntomas adversos, si bien solo una fracción de los pacientes podría sufrirlos. Entre ellos destacamos a:

  • Dolor de cabeza
  • Mareos
  • Diarrea
  • Tos
  • Inflamación de la garganta
  • Congestión nasal
  • Acidez estomacal
  • Dolor abdominal
  • Dolor muscular y de articulación
  • Calambres musculares

Entre los efectos secundarios considerados más graves están el dolor agudo del pecho, dificultad para respirar normalmente, vómitos o la inflamación en alguna zona del cuerpo, como las manos, rostro, labios, pies, garganta, lengua, etc. Si se presenta cualquiera de ellos, debes avisar inmediatamente a tu doctor.

Cómo guardar el medicamento

La manera correcta de guardar y conservar las tabletas de losartán es mantenerlas a temperatura ambiente, esto es, no bajando de los 15ºC y no sobrepasando los 30ºC. Es por ello que este fármaco no debe ser puesto en el refrigerador, ni tampoco guardarse en zonas de alta humedad (como el baño) o bien expuestas al sol (cerca de una ventana). Se debe desechar inmediatamente el medicamento cuando esté vencido y se debe dejar fuera del alcance de los niños.

 

 

 

¿sabías qué...?

El precio del losartán (envase con 28 tabletas) es de aproximadamente 4 euros en España.

comenta y pregunta