Cómo tomar Lexatin (bromazepam): Precauciones y cuidados

Te contamos además la dosis de Lexatin y sus efectos secundarios

El Lexatin es una marca comercial del bromazepam, el cual es un medicamento de las benzodiacepinas (o benzodiazepinas). Esta familia de medicamentos se considera como psicotrópicos, pues actúan sobre el sistema nervioso central (SNC). Lo más frecuente es que el Lexatin sea recetado a personas que tengan trastornos de ansiedad severos como causa sobre todo del estrés, pero también pueden incluirse pacientes que sufran ataques de pánico, un desorden mental relacionado. Estos desórdenes de ansiedad son cada vez más frecuentes en la población, llegando en Estados Unidos a afectar a cerca de 1 cada 5 personas.

Como cualquier medicamento que actúa sobre el cerebro, existen algunos efectos secundarios que el paciente debe saber que pueden presentarse, si bien la mayoría debiera atenuarse con el decorrer de las primeras semanas de tratamiento. Sin embargo, se sabe que el bromazepam puede producir acostumbramiento y adicción en algunas personas, razón por la cual se debe tener mucho cuidado de cómo se sigue el tratamiento. Muchos pacientes no hacen caso a las recomedaciones exactas dadas por el doctor, con lo cual corren el riesgo de exacerbar algunos síntomas adversos del medicamento.

El bromazepam no es un fármaco suave por lo que solo debiera ser indicado en personas que sufran un desorden de ansiedad severo y recurrente, que le signifique una cuota de estrés importante, no permitiéndole realizar tareas básicas del día a día normalmente. Asimismo, también puede ser indicado para tratar el insomnio y los desórdenes de pánico de cierta intensidad.

¿Cuáles son los principales desórdenes de ansiedad?




  • Desorden de ansiedad general (DAG), el cual tiene una pervalencia en las mujeres de más de doble que en el caso de los hombres.
  • Trastorno de estrés postraumático (TEPT), que también afecta con más frecuencia a las mujeres.
  • Trastorno de ansiedad social (fobia social), en el cual el paciente siento miedo a ciertas situaciones sociales.
  • Fobias específicas, entre las cuales destacamos a la claustrofobia, aerofobia, acrofobia, aracnofobia o agorafobia.
  • Trastorno depresivo mayor: Se considera a la depresión como el trastorno mental más común. En este caso, es una combinación de síntomas que afectan la capacidad de una persona de realizar adecuadamente varias tareas básicas, como comer, trabajar, sentir bienestar o dormir.
  • Desórdenes de pánico, también llamados de ataques de pánico, en los cuales la persona sufre ataques repentinos de miedo que pueden durar varios minutos, los cuales están asociados normalmente a una angustia severa por perder el control.

¿Cómo actúa el Lexatin (bromazepam) para reducir la ansiedad?

Se sabe que el bromazepam actúa como un depresor del sistema nervioso central, y lo logra más específicamente al estimular los receptores GABA (ácido gamma-aminobutírico). Estos son neurotransmisores en el cerebro que tienen por objetivo el inhibir la transmisión de señales nerviosas, protegiendo al cuerpo de quedar sobrecargado de ellas por situaciones de estrés. Si los receptores GABA no funcionasen correctamente, el cuerpo estaría más expuesto a ciertos síntomas de defensa ante el estrés, como serían el insomnio, la hiperactividad o las neuralgias.

En otras palabras, los receptores GABA actúan como un relajante natural del cuerpo, además de ayudar a la recuperación muscular en los que practican deportes, sin olvidar que también tiene la función de mejorar el sueño. Se cree que el GABA se encuentra en cerca e un tercio de todas las células nerviosas. De hecho, la mayoría de los calmantes o somíferos como las benzodiacepinas (destacando aquí el Valium) copian la acción del GABA.

Cuidados al tomar Lexatin (bromazepam)

Como todo medicamento, pero especialmente en este caso, en donde se trabaja con el sistema nervioso central, se debe tener mucho cuidado con tomar las dosis correctas de bromazepam, así como de seguir el orden indicado por el médico en cuanto a la duración del tratamiento y los horarios para tomar la pastilla cada día. 

El doctor debería conocer si tienes algún problema o enfermedad actual, además de tu historial médico. Las siguientes afecciones son particularmente sensibles al efecto del bromazepam:

  • Insuficiencia respiratoria grave
  • Glaucoma en ángulo cerrado
  • Insuficiencia renal y/o hepática
  • Si eres alérgico al bromazepam
  • Apnea del sueño
  • Pacientes con historial de adicción a drogas o alcohol
  • Miastenia gravis
  • Epilepsia
  • Alergias varias
  • Algún tipo de depresión

También debe evitarse tomar bromazepam, a menos que sea expresamente autorizado por un médico, en casos de embarazo o mujeres en periodo de lactancia, para evitar riesgos a la salud del feto o bebé, respectivamente. Además, su uso está prohibido en niños e infantes, personas que estén tomando alcohol regularmente, personas que deben manejar máquinas o conducir. También se debe prestar especial atención a pacientes de la tercera edad, pues están más expuestos a algunos de los efectos secundarios del Lexatin.

¿Cuáles son los efectos secundarios del Lexatin (bromazepam)?

Como todo medicamento, el Lexatin tiene asociados algunos potenciales efectos secundarios, que podrán variar en diversidad e intensidad según el paciente, habiendo muchos casos en donde no se presenta ningún efecto adverso al bromazepam. Sin embargo, debemos decir que el efecto secundario del Lexatin más común es la somnolencia, lo cual no es de extrañar dado que es un medicamento de tipo ansiolítico, precisamente para poder relajar el sistema nervioso. Para que ta hagas una cierta idea, la somnolencia puede afectar a cerca de un tercio de los pacientes que toman Lexatin.

Otros efectos secundarios comunes son los mareos y la pérdida de balance u orientación espacial (esto último, sobre todo en la tercera edad). La prevalencia de estos efectos son de un 14 y 7%, respectivamente. Otros efectos adversos de menor intensidad y frecuencia son:

  • Problemas para dormir (insomnio)
  • Trastornos del habla
  • Vómitos
  • Náuseas
  • Dolores de cabeza
  • Fatiga
  • Confusión
  • Fiebre
  • Pérdida de concentración
  • Cambios en el comportamiento y humor

Para saber más sobre el tema, consulta nuestro artículo titulado: Efectos secundarios del Lexatin.

¿Cómo tomar bromazepam y cuál es su dosis correcta?

En general, se recomienda que las pastillas de bromazepam sean tomadas entre 30-60 minutos antes de las comidas (con el estómago vacío), no debiendo masticarse (deben ser tragadas enteras). Normalmente, el Lexatin o Lexotan viene en cápsulas de 1,5 mg, pero también puede encontrarse en el mercado en cápsulas de 3 mg y 6 mg. La dosis diaria de Lexatin que normalmente se acepta es de entre 4-12 mg.

Si te has olvidado de tomar una cápsula de Lexatin, y ya es cerca de la hora de la siguiente dosis, entonces no tomes una dosis dible, solo toma la siguiente dosis nomalmente. Si te has olvidado de tomarla y ha pasado poco tiempo, entonces puedes tomarla sin problemas. Si no estás seguro o seguro sobre cómo proceder al haberte olvidado de tomar Lexatin, consulta tu doctor. Lo ideal es que pongas una alarma en tu celular para recordar cuándo tomar bromazepam. 

La adicción al bromazepam

Dado que el Lexatin (bromazepam) da una sensación de euforia rápidamente, puede ser susceptible a ser abusada, sea bajo forma de pastillas o inyección. Este efecto o sensación, al absorberse la pastilla en la sangre, es lo que atrae a muchos adictos, en especial los que consumen heroina o alcohol en exceso. De hecho, hay una estadística que dice que más de un tercio de los alcohólicos abusarían del bromazepam, siendo quizás el medicamento con mayor riesgo en este grupo de la población.

Otro aspecto a notar es que el bromazepam puede producir dependencia, por lo que si una persona (sea adicta o no) corta el tratamiento abruptamente, esto puede provocar síntomas de abstinencia. Algunos de estos síntomas, paradójicamente, son precisamente lo que el fármaco busca combatir, y entre ellos destacamos al nerviosismo, irritabilidad, diarrea, vómitos, ansiedad extrema, confusión, agitación o temblores, entre otros. Siendo así, para terminar con el tratamiento con Lexatin, se debe ir bajando su dosis progresivamente, lo cual sin duda habrá sido informado por el médico.

Si sientes que tienes recaídas de ansiedad entre las dosis o si estás tomando dosis mayores a las indicadas para poder potenciar sus efectos (lo cual sucede en muchos pacientes, una vez que el cuerpo se acostumbra al bromazepam), debes consultar inmediatamente al doctor para evitar exacerbar algunos de sus efectos secundarios. Por último, debes informar a tu doctor si estás tomando regularmente otros medicamentos, pues su uso simultáneo con otros fármacos puede potenciar negativamente sus efectos.

 

 

¿sabías qué...?

La duración del tratamiento con Lexatin debiera ser de entre 8-12 semanas, aunque la idea es que sea más corto que ese periodo.