Tipos de vegetarianos

Descubre qué tipos de dietas vegetarianas se incluyen dentro del vegetarianismo

Ser vegetarianos es una opción a la hora de alimentarse que incluye numerosas variantes. Hay quienes han hecho del vegetarianismo una forma de vida que va más allá de una alimentación restringida a la ingesta de productos de origen vegetal en el que se rechaza al carne y el pescado fundamentalmente. Y a pesar de que volverse vegetariano pueda parecer una opción muy fácil y sencilla de llevar, lo cierto es que requiere de mucho conocimiento con el fin de garantizar un aporte de nutrientes óptimo y saludable.

Hoy día preparar un plato vegetariano se ha convertido incluso en una especialidad que cada vez más restaurantes incluyen en sus cartas, símbolo de que este tipo de alimentación está mucho más extendido de lo que pensamos.

Cada uno de los tipos de dietas que existen en torno a mundo vegetariano, tienen una serie de ventajas y desventajas, y es bueno conocer cada una de ellas, tener toda la información acerca de los nutrientes que aportan, así como ser conscientes de las razones que nos llevan a tomar tal decisión para poder disfrutar de todos sus beneficios. En cualquier caso ser vegetarianos implica seguir una alimentación en la que dependiendo del tipo de vegetariano que seas, optarás por evitar unos alimentos y aceptar otros. A continuación veremos qué tipos de vegetarianos existen y en qué basan su alimentación, así como el significado de cada una de las variantes que existen.

    Índice

  1. Veganos

    Veganos

    Las personas que se denominan veganas se distinguen del resto de las clases de vegetarianos por seguir una alimentación en la que no consumen ningún tipo de alimento que provengan de los animales, incluyendo tanto carne como pescado o mariscos además la leche y los huevos e incluso la miel o la gelatina.

    Los veganos comen principalmente verdura, fruta, frutos secos, germinados, legumbres y arroz y sustituyen la leche por leches vegetales. 

    Si bien no admiten ningún tipo de producto de origen animal, si admiten la cocción. Por otro lado el veganismo está muy relacionado con un estilo de vida, casi una cultura, en el que se prescinde además de todos aquellos objetos o vestimenta que tengan que ver con animales además de participar activamente en campañas para su protección.

    En cualquier caso una persona que decide llevar una dieta vegana debería de consultar previamente con un especialista en nutrición con el fin de asegurarse de que su alimentación no le privará de todos los nutrientes y vitaminas necesarios para garantizar un estado de salud óptimo.

    Existe cierta tendencia a confundir vegetariano con veganos, sin embargo existen matices que los convierten en tipos de alimentación diferentes.

  2. Lacto vegetarianos

    Lacto vegetarianos

    Las personas lacto vegetarianas se distinguen del resto de vegetarianos porque basan su dieta en la ingesta de alimentos de origen vegetal únicamente, aunque además incluyen algunos alimentos de origen animal como el yogur, la leche o el queso. Por el contrario consideran como alimentos no permitidos la carne de animales incluyendo el pescado, ni huevos.

    Para cubrir las necesidades de nutrientes de los alimentos que no consumen incluyen frutos secos, legumbres, semillas y cereales, así como fruta y verdura. La dieta lactovegetariana se trata de un tipo de dieta más flexible que la que sigue el vegetariano más estricto ya que no necesitan recurrir a otras fuentes para asegurarse por ejemplo el calcio o la vitamina D procedente de los lácteos.

  3. Ovolactovegetarianos

    Ovolactovegetarianos

    Del mismo modo ocurre en el caso de los lactovegetarianos, las personas que siguen una dieta ovolactovegetariana no incluyen en su dieta alimentos como carne roja, carne blanca o pescado con la diferencia de que sí aceptan la leche, el yogur, el queso y en esta variante del vegetarianismo se acepta además el consumo de huevos.

    De todos los distintos tipos de dietas, la ovolactovegetariana es la más flexible de todas las que conforman el vegetarianismo ya que permite combinar alimentos para satisfacer todas las necesidades nutricionales que el organismo requiere desde un punto de vista saludable. Es por ello una de las dietas más nutritivas que existen dentro del vegetarianismo.

  4. Crudiveganos

    Crudiveganos

    Otra de las variantes dentro del grupo de personas que siguen una dieta vegetariana es la dieta crudivegana. Esta dieta consiste en la ingesta de alimentos crudos, pues según afirman las personas que la practican, los alimentos pierden buena parte de sus nutrientes durante la cocción (exactamente cuando superan los 42°C de temperatura), de igual forma que mediante este tipo de proceso se liberan ciertas toxinas malas para el organismo.

    La dieta crudivegana prescinde además de todo alimento procedente de los animales, siendo uno de los tipos de vegetarianismo más estrictos. Además dentro del grupo de alimentos que no consumen de forma diaria también se incluyen los cereales que no han germinado así como los alimentos que poseen una alta concentración de almidón tales como la patata.

    El crudiveganismo está directamente relacionado con el concepto de “alimentación viva”, sin embargo son muchos los detractores de este tipo de dieta al argumentar que carece de nutrientes esenciales para la buena salud del organismo. Es por ello que convertirse en crudivegano requiere seguir la supervisión de un especialista para encontrar los sustitutivos que cubran el aporte de vitaminas y minerales de los que carece el crudiveganismo, como por ejemplo la carencia de vitamina B12 procedente de la carne, el hierro, las proteínas entre otras. Carencias que pueden provocar anemia entre otros problemas.

  5. Frugívoros

    Frugívoros

    El frugivorismo es, por definición: el nombre que se le da a aquellas personas vegetarianas que siguen un régimen basado en exclusiva por alimentos como los frutos secos, las bayas y las frutas. En el sentido más estricto de esta variante del vegetarianismo, las personas frugívoras no admiten ningún tipo de preparación de alimentos o cocción de los frutos que comen. Sus comidas son naturales, provenientes directamente de la tierra y de los árboles.

    Basan su alimentación en los frutos que da la naturaleza, sin embargo se trata de una dieta muy deficiente en cuanto a nutrientes ya que solo admiten algunas verduras y hortalizas para complementar los platos que toman.

    Existen algunas variantes aún más estrictas del frugivorismo como por ejemplo:

    • Liquidarianismo: Solo se alimentan del zumo exprimido de las frutas.
    • Vitarianismo: Se alimentan de germinados de plantas, granos y legumbres.
  6. Flexitarianos

    Flexitarianos

    Las personas que se denominan flexitarianos se distinguen por seguir un tipo de dieta más flexible que en otras variantes. Así, esta clase de vegetarianos si bien optan por comer principalmente alimentos que no tengan un origen animal, pueden incluir en su dieta unas dos veces por semana alguna pieza de origen animal como pollo o pescado. Esto se puede hacer bien por la necesidad de cubrir ciertas carencias nutricionales o bien por deseo personal.

    Es una de las variantes más completas dentro del vegetarianismo ya que cuenta con mayor variedad de alimentos por lo que resultan una interesante opción para comer de forma sana y equilibrada.

Seguir una dieta vegetariana suele ir muy en relación con la forma de vivir y de pensar de la persona que decide llevarla a cabo, sin embargo es de vital importancia mantener un control de los nutrientes que se necesitan y de cuales son aquellos de los que carece el tipo de dieta que seguimos. De este modo evitaremos problemas de salud importantes y podremos mantener una alimentación más equilibrada.

Una de las mejores formas de iniciar un tipo de alimentación vegetariana es acudiendo a un médico que valore la necesidad de contar con suplementos que compensen la falta de nutrientes que dejamos de obtener en los alimentos de la cocina vegetariana. En ningún caso es recomendable aplicar una dieta vegetariana para niños, ya que estos necesitan cubrir todas las necesidades nutricionales para garantizar un correcto desarrollo de parte de todos los alimentos.

Recuerda que en internet puedes encontrar numerosas recetas de comida vegetariana con platos rápidos y sencillos para combinar alimentos y confeccionar un menú equilibrado y adaptado a cada clase de vegeterianismo para garantizar una dieta balanceada.

¿sabías qué...?

Los frutos secos y especialmente las setas son excelentes sustitutivos de la vitamina D que nos aporta comer pescados como el atún o el salmón.