Tipos de tendinitis

Conoce las lesiones de tendón más frecuentes

Nuestro aparato locomotor está sometido a mucho trabajo durante todo el día ya que lo utilizamos para realizar todo tipo de actividades físicas, tanto por razones personales, como por razones laborales. Generalmente no prestamos atención a la importancia que tiene que este aparato este intacto, hasta que se presenta alguna lesión o dolor que nos impide realizar nuestras actividades diarias.

Uno de los componentes de este aparato locomotor son los tendones, los cuales son gruesas cuerdas fibrosas, de tejido conjuntivo, por las que los músculos se insertan en los huesos. Su función es transmitir la fuerza generada por la contracción muscular para el movimiento de los huesos.

La tendinitis es la inflamación, irritación o hinchazón de un tendón y puede ocurrir como resultado de una lesión, uso excesivo de esa parte o por envejecimiento a medida que el tendón pierde elasticidad. Cualquier acción que ponga en tensión de forma repetida y prolongada los músculos de una zona determinada puede causar Tendinitis en los tendones de esa zona muscular.

Tipos de tendinitis más frecuentes




Tendinitis de hombro

Es una de las tendinitis más frecuentes, con una mayor incidencia en adultos mayores de 40 años, esto por el envejecimiento de los tejidos afectados. Por esto se considera una tendinitis degenerativa. Cuando este tipo de tendinitis se presenta en personas jóvenes, podemos encontrar su origen en actividades deportivas asociadas a un uso muy intenso del hombro. Este tipo de tendinitis va asociado a actividades que obligan a levantar el brazo sobre la cabeza.

Tendinitis de codo

Este tipo de tendinitis viene asociada a traumatismos locales unidos a una actividad excesiva que se produce con anterioridad a la degeneración de los tendones por envejecimiento. Presenta un dolor localizado en codo que se irradia a antebrazo, llegando en estos casos a impedir tomar objetos con la mano.

Tendinitis en manos y muñecas

Este tipo, tiene su origen en trabajos realizados con las manos. Las causas más frecuentes suelen ser posturas forzadas e incorrectas de las mismas. La afectación a un tendón u otro viene condicionada por la actividad que se desarrolle. El dolor característico puede irradiarse a antebrazo. Esto puede llegar a bloquear el uso de la mano.

Tendinitis en talón de Aquiles

Esta tendinitis afecta de manera directa al tendón que une el gemelo con el talón. Igual que la tendinitis de hombro, en pacientes jóvenes, el daño se presenta secundario a la realización de deportes de alto impacto. En personas mayores, puede estar asociada a otras patologías como la artritis. Se ha encontrado que el uso de calzado que presiona en exceso este tendón, también puede ocasionar el cuadro. El dolor aparece tanto cuando caminamos como cuando nos ponemos de puntitas.

Tendinitis rotuliana

Afecta principalmente a personas que realizan grandes esfuerzos con las piernas, utilizando mayoritariamente las rodillas. La intensidad del dolor suele ir en aumento y se hace constante, impidiendo realizar cualquier tipo de actividad que involucre la utilización de las rodillas.

Aún cuando podamos orientarnos con las características que hemos señalado anteriormente, es importante que acudamos siempre con un especialista si no tenemos bien identificado nuestro problema y si no podemos solucionarlo con los fármacos comunes para el dolor.

¿sabías qué...?

El famoso "talón de Aquiles" tiene su antiguo origen en el poema incompleto Aquileida (Achilleis), escrito por Estacio en el siglo I, que contiene una versión del mito del nacimiento de Aquiles que no aparece en otras fuentes: cuando Aquiles nació Tetis intentó hacerlo inmortal sumergiéndolo en el río Estigia. Sin embargo, su madre lo sostuvo por el talón derecho para sumergirlo en la corriente, por lo que ese preciso punto de su cuerpo quedó vulnerable, siendo la única zona en la que Aquiles podía ser herido en batalla.

comenta y pregunta