6 tipos de cáncer que más afectan a la mujer

Descubre la lista de cánceres más frecuentes que afectan a las mujeres

Existen más de cien tipos de cáncer y tanto hombres como mujeres, en edad adulta o jóvenes son propensos a sufrirlos, aunque hay algunos que afectan sólo a ellas o que pueden resultar fulminantes dependiendo del sexo. Aunque los tipos de cáncer femeninos más comunes son el de mama y el de cuello uterino, las mujeres no deben ignorar ciertos síntomas que pueden alertar sobre otros tipos de cáncer también comunes, y en algunos casos, de enorme gravedad.

Recuerda que hoy en día toda la información la podemos encontrar en la punta de nuestros dedos. Si quieres investigar profundamente acerca de los diferentes tipos de cáncer que te pueden afectar, los síntomas, las curas, las nuevas investigaciones y descubrimientos, no dudes en ingresar en www.cancer.org

Hoy en Spoots te presentaremos cuantos de estos cánceres son los más frecuentes en mujeres, en concreto los 6 tipos de cáncer que más afectan a la mujer.

    Índice

  1. Cáncer de mama

    Una de cada ocho mujeres sufre o sufrirá de cáncer de mama. La vejez tiene mucho que ver con este tipo de cáncer, aunque también hay otros factores asociados como por ejemplo la obesidad, el alto consumo de alcohol, antecedentes familiares de cáncer de mama, no tener hijos o tenerlos después de los 37 años y el contacto con la radiación.

    Puede ser asintomática, aunque suele generar cambios en el tamaño, forma y textura del pezón; líquido blanco o con sangre y enrojecimiento o fruncimiento de la piel de las mamas. Recuerda hacerte una mamografía al año para detectar quistes o cambios en el seno en una fase temprana.

    Es importante tener en cuenta que a pesar de que pueda parecer uno de los tipos de cáncer que atacan únicamente a la mujer, lo cierto es que en un pequeño porcentaje también puede afectar al hombre.

  2. Cáncer cervical o cáncer de cuello uterino

    Este tipo de cáncer es principalmente causado por distintos tipos de VPH (Virus de Papiloma Humano). Sin embargo, tienes más posibilidades de desarrollar cáncer cervical si fumas, si has tenido más de tres hijos, si has tomado pastillas anticonceptivas por mucho tiempo o si eres portadora de VIH.

    Al principio este cáncer es asintomático, pero al tiempo podrás empezar a sentir un poco de dolor pélvico, sangrado vaginal anormal, secreción vaginal inusual y dolor durante las relaciones sexuales. La mejor prevención es hacerse anualmente la citología exfoliativa, también conocida como el papanicolau o prueba de células para el cáncer.

  3. Cáncer de colon

    La mayoría de las personas que sufren  este tipo de cáncer tienen más de 50 años, y son principalmente personas con antecedente personal o familiar de cáncer y personas que sufren de sobrepeso y que tienen una alimentación basada en grasas.

    El cáncer de colon usualmente empieza con un pólipo en el colon o recto. En tus chequeos anuales es muy importante que revisen esta zona, ya que encontrar y extirpar los pólipos precancerosos ayudan a prevenir el desarrollo de un cáncer invasivo. El diagnóstico se hace bien a través de un tacto rectal o bien mediante una colonoscopia insertando un tubo flexible con cámara que permitirá al especialista comprobar el estado de la mucosa del recto y del colon.

    Los síntomas principales a los que hay que estar atentos son: estreñimiento frecuente, sangrado en las heces o fuertes dolores abdominales asi como cansancio excesivo o pérdida de peso sin razón aparente.

  4. Cáncer de pulmón

    El cáncer de pulmón es la principal causa de muerte por cáncer en las mujeres, aun por encima del cáncer de mama. Los principales síntomas son fatiga, tos, falta de aliento, dolor agudo en el tórax, flema y moco constante y tos con sangre. Es el tipo de cáncer más común entre los fumadores y la mejor prevención es dejar de fumar y realizar los correspondientes chequeos.

    Las pruebas más frecuentes que ayudan a identificar el cáncer de pulmón son: la radiografía de tórax, la citología de esputo, que sirve para analizar las células de la expectoración del paciente, o la broncoscopia que se realiza insertando un tubo que permite comprobar el estado de la tráquea y los bronquios.

  5. Cáncer de ovarios

    Si bien este tipo de cáncer es uno de los que más afectan a las mujeres, en la mayoría de los casos si es detectado a tiempo, se pueden extirpar los ovarios y evitar que avance. Los síntomas se acentúan cuando el cáncer ya está más avanzado, por eso es importante prestar atención a los primeros síntomas y detectarlo a tiempo. Algunos de ellos son: dolor pélvico (parecido al dolor menstrual), inflamación, sensación constante de saciedad y ganas constantes de orinar (se puede confundir con una cistitis). Usualmente afecta a las mujeres mayores de 50 años.

    La prueba que se realiza para detectar un posible cáncer de ovario consiste en una ecografía, a través de la cual, y ante la más mínima sospecha, se estudia y comprueba la existencia de tumores y la naturaleza de estos.

  6. Cáncer de páncreas

    Aunque no es de los cánceres más comunes en la mujer, es uno de los más mortíferos. Los primeros síntomas son un agudo dolor abdominal y una drástica pérdida de peso. Un pequeño porcentaje de personas con cáncer de páncreas tienen una tendencia hereditaria llamada prognosis pancreática. No hay pautas establecidas para la prevención de este tipo de cáncer, pero hay factores de riesgo que aumentan la posibilidad de contraerlo, como el tabaquismo y el sobrepeso.

    El cáncer de páncreas es complicado de detectar, por lo que generalmente suele aparecer en pruebas diagnósticas que inicialmente apuntan a otro tipo de problemas. Sin embargo existe la posibilidad de someterse a una prueba específica, la ecografía endoscópica, en el caso de personas con probabilidad alta de sufrir este tipo de cáncer por genética.

Si bien existen factores genéticos que nos pueden predisponer más al cáncer, lo cierto es que una gran cantidad de casos se puede evitar tan sólo cambiado hábitos de nuestra vida cotidiana que puedan afectar a nuestra salud. No dejes de ver estos 10 consejos para prevenir el cáncer en tu día a día que nos brinda la web especializada Mejorsincancer.org, y recuerda siempre consultar a tu médico en cuanto detectes algún mínimo síntoma.

¿sabías qué...?

Existe una proteína llamada p53 que repara el ADN dañado en algunas células cancerígenas. Por esta razón la p53 es llamada el “guardián del genoma”. Sin embargo cuando esta proteína sufre una mutación permite que el cáncer prolifere descontroladamente.

comenta y pregunta