Cómo tener más leche para amamantar

Sigue las siguientes recomendaciones para alimentar correctamente a tu bebé

La leche materna es sin duda el mejor alimento que le podemos a ofrecer a un bebé ya que contiene todos los nutrientes necesarios para cubrir sus necesidades de maduración y crecimiento en los primeros meses de vida.

Sin embargo la lactancia causa muchas inquietudes en la madre, ya que es común que surjan dudas acerca de si el bebé está tomando la cantidad de leche adecuada, o si se tiene suficiente leche para que el bebé quede saciado.

A continuación desde Spoots te mostramos las recomendaciones que debes de seguir para asegurarte de que tu bebé está correctamente alimentado y asegurarte de que tu pecho produce la suficiente leche.

    Índice

  1. Comienza la lactancia a las pocas horas del parto

    Cada vez es más común que en los hospitales se fomente la lactancia materna desde los primeros instantes después del parto ya que el bebé está más propenso y receptivo al olor corporal de la madre y al contacto.

    El lazo afectivo tan especial que ocurre tras el momento del parto favorece que el bebé acepte la lactancia y ésta resulte más fácil de comenzar. El instinto provoca en el recién nacido une estímulo que lo acerca hasta el pecho para succionar. De este modo comenzará a alimentarse directamente de la madre, con todos los beneficios que esto supone para su desarrollo.

  2. Aségurate de amamantar las horas que el bebé demande

    La lactancia a demanda es una de las mejores formas que tenemos de asegurarnos de que nuestro bebé se está alimentando correctamente. De hecho es adecuado dejar que el bebé decida hasta cuando quiere succionar y que sea el mismo quién deje de hacerlo.

    Lo que conseguimos con esta forma de lactancia materna es que el pecho regule la producción de leche en función de las  necesidades del niño, no aseguramos de que cada pecho se vacía correctamente ya que el niño en ese momento está demandando porque realmente siente la necesidad de hacerlo, y por tanto nos aseguramos de que hemos saciado su hambre correctamente.

  3. Vacía correctamente cada pecho

    Una de las claves para asegurarnos de que se produce a leche necesaria para el bebé es vaciar correctamente cada pecho. Para ello, cada vez que el bebé lo demande es importante ofrecer un pecho y dejar que este se vacíe correctamente antes de ofrecer el otro. Las grasas más beneficiosas se encuentran al final de la toma, por lo que es importante tenerlo en cuenta para que el bebé tome todos los nutrientes que necesite.

    Hay que tener en cuenta que los pechos no son almacenes de leche sino que su función es producir leche para ser vaciados, ya que en el caso contrario pueden aparecer problemas como mastitis o dolor.

  4. No recurras al biberón

    Uno de los grandes errores que se producen en la lactancia materna es ofrecerle de forma alternativa al bebé biberones como una pequeña “ayuda”. El pecho actúa de forma natural produciendo la cantidad de leche necesaria para el correcto crecimiento del bebé. Si le damos biberón entre tomas, estamos retrasando o más bien sustituyendo las tomas que le corresponderían al pecho, el cual interpreta que el bebé necesita menos leche, por lo que bajará la producción.

    Si optas por la lactancia mixta, no importa que recurras al biberón para algunas tomas, pero si decides hacer una lactancia materna únicamente, el biberón solo provocará una reducción en la cantidad de leche, por lo que es importante tenerlo en cuenta.

  5. Sigue una dieta equilibrada

    Si bien no existen alimentos “milagro” que aseguren un aumento de la producción de leche, si es cierto que siguiendo una dieta equilibrada y sana con un aumento en la ingesta de verduras y frutas así como carne blanca, lácteos y cereales estaremos propiciando una mayor cantidad de nutrientes de calidad para el desarrollo del bebé.

    La clave para asegurar un correcto aporte de vitaminas y minerales consiste en seguir una dieta muy variada y mantener una buena hidratación, eliminar el alcohol y la cafeína y reducir el consumo de alimentos hipercalóricos.

  6. Evita el uso del chupete

    Si bien es una costumbre muy común en la crianza de un bebé, lo cierto es que el chupete puede interferir de forma negativa en el correcto establecimiento de la lactancia materna. El motivo se debe a que la forma del chupete es diferente a la del pezón de la madre, de modo que la forma de succionar es diferente también. Este cambio puede confundir al bebé quién en un momento dado podría incluso rechazar el pecho de la madre.

    La mejor forma de calmar al bebé es ofreciéndole el pecho, ya que además de sentirse más arropado por el calor y aroma de la madre esto le ayudará a aprender a succionar cada vez mejor de modo que comience a ganar peso.

    Este hábito debe de evitarse al menos hasta los seis meses de edad, momento a partir del cual el bebé la lactancia materna ya está completamente integrada en el crecimiento del bebé.

  7. Acude a un grupo de lactancia

    Finalmente una de las mejores recomendaciones para solucionar todas las dudas respecto a la lactancia materna es apuntar a un grupo de lactancia en le que encontrarás a mujeres en tun misma situación, con las mismas inquietudes y dudas que además te ayudarán y apoyarán para que hagas de lactancia materna una de las experiencias más significativas de tu vida y de la de tu bebé.

    Además podrás profundizar aún más acerca de todos los beneficios de la lactancia materna, te familiarizarás con los métodos más efectivos para llevarla a cabo y aprenderás a compartir con otras madres  los momentos más importantes de esta etapa tan especial.

La lactancia materna es una de las etapas que más dudas genera especialmente en el caso de madres primerizas. Sin embargo los beneficios y ventajas que reporta tanto a la madre como al bebé, la convierten en una experiencia llena de momento muy emotivos que afianzarán los lazos de unión entre ambos. 

¿sabías qué...?

Cuando la madre está enferma, en lugar de contagiar al bebé, la leche contendrá anticuerpos que contribuirán a reforzar las defensas del bebé.

comenta y pregunta