Cómo tener bellos pies en el verano

Tips útiles para lucir unos pies bonitos y cuidados durante el verano

Uno de los mejores consejos de mi madre fue que cuidara mis pies, porque me tenían que durar toda la vida y son la parte del cuerpo que más sufre. Como en tantas cosas, mi mamá tenía razón. Los pies están sometidos a mucho: zapatos apretados, calor, largas caminatas, tacones altos, nuestro peso corporal.

Y sin embargo, no los cuidamos como debe ser. La únicas maneras como nuestros pies pueden protestar es doliendo o poniéndose horribles de feos. Obviamente, lo ideal es no llegar nunca a ese estado. Es por eso que, si a la llegada del verano quieres tener unos pies lindos, debes cuidarlos durante todas las estaciones y todos los días del año. Y eso no sólamente implica hacerse una pedicura cada algunos meses para que se vean bellos, sino también cuidarlos en todo momento pata que estén saludables.

    Índice

  1. Cuidado con los tacones

    Cuidado con los tacones

    Sí, tienes razón, con tacones te ves más alta, más esbelta, con mejor postura y más elegante. Lo que pasa es que los tacones ponen todo el peso de tu cuerpo en la zona de los metatarsos y los dedos. Eso obliga al pie a ir deformándose poco a poco para tener más agarre. Por si fuera poco, si los zapatos son incómodos o apretados, tus pies recibirán presiones y tensiones por todos lados. No es de extrañar que aparezcan deformaciones del pie, como juanetes, dedos de martillo y ampollas.

    Si quieres que tus pies estén bonitos hay que dosificar los tacones. Usarlos un día sí y otro no, o mejor aún, un día sí y dos no. Además, si vas a usar tacones, compra zapatos de excelente calidad y materiales, de manera que el pie sufra menos.

  2. Los pies arriba

    Los pies arriba

    Una vez que llegues a casa después de todo un día sentada a un escritorio o caminando, tus pies requieren atención. Lo primero es quitarse los zapatos, lavar tus pies con agua tibia, secar cuidadosamente sin olvidar el espacio entre los dedos y poner una crema suavizante. Después pon los pies en alto mientras lees, ves televisión o escuchas música. Eso hará que tus pies se relajen después de un día duro.

  3. Exfoliación y mantenimiento

    Exfoliación y mantenimiento

    Todas las noches antes de dormir, es bueno pasar la piedra pómez o la pala exfoliadora, luego ponle una crema nutritiva y duerme con calcetines. Te aseguramos que tus pies se mantendrán suaves y cuidados y evitarás los talones agrietados

    Cada vez que te duches pasa la piedra pómez para eliminar durezas. Una vez a la semana es bueno que apliques una crema exfoliante a tus pies para mantenerlos a punto. Siempre aplica una crema hidratante después.

  4. Pedicura

    Pedicura

    Esta parte es fundamental para tener pies bonitos. Tus uñas deben estar cortas y limadas. No hay nada más feo que unas uñas de los pies largas y descuidadas. Al salir de la ducha puedes pasar un palito de naranja por la cutículas para mantenerlas bien. Una vez a la semana puedes hacerte una pedicura casera: exfoliación, rebaja de durezas, corte de uñas, rebaja de cutículas y pintura. Otra opción es que vayas una vez a la quincena o al mes a hacerte una pedicura profesional. Unos pies cuidados lo agradecen.

  5. Sol

    Sol

    Has cumplido todas las normas, tus pies están preciosos este verano. Pero ahora llega el sol y las sandalias. Es mejor que apliques protector solar a tus pies diariamente. Ya que vas a usar sandalias todos los días, tus pies estarán más expuestos al sucio de la calle. Es mejor que los laves cuidadosamente al llegar a casa y cada dos o tres días apliques un jabón yodado para evitar cualquier enfermedad dérmica.

Con estos consejos tus pies serán los más bonitos del verano. Acuérdate siempre de usar una pintura de moda y alegre y muéstralos en esas sandalias perfectas y sexys que te has pasado el invierno deseando usar.

¿sabías qué...?

El pie tiene una de las estructuras más complejas del cuerpo humano. Un pie está formado por veintiséis huesos, treinta y tres articulaciones, y más de cien músculos, ligamentos y tendones.