Cómo superar una depresión profunda

Tips para combatir los estados depresivos

La depresión es una enfermedad que provoca infelicidad y desánimo. Cuando el estado emocional juega un rol importante en nuestra salud, es importante hacer algo para volver a recobrar el interés por el mundo que nos rodea.

Por si no lo sabías, la depresión es considerada como uno de los malestares más comunes de las sociedades modernas. Según la Organización Mundial de la Salud, alrededor de 350 millones de personas han sufrido alguna vez de depresión.

¿Hay alguna manera de combatir los efectos nocivos de la depresión? ¡Claro que sí! A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para superar una depresión profunda.

    Índice

  1. Dile adiós a la rutina

    Dile adiós a la rutina

    La mejor manera de superar una depresión profunda es tener cierta predisposición a poner fin con esa tristeza que nos aqueja. Nada mejor para poner fin a una larga temporada de dolor que salir a dar una vuelta al parque, pasear en bicicleta, pintar, escribir, y cualquier cosa que acabe con la rutina.

    La rutina a veces nos ocupa la mayor parte del tiempo e influye de forma muy directa en el estado de ánimo. El trabajo, las obligaciones diarias, la falta de motivación... poco a poco van provocando en la persona desinterés y apatía. Introducir nuevas actividades, apuntarse a un curso, acudir a un museo, salir a cenar o cualquier otro tipo de actividad que rompa la rutina, puede ser un excelente incentivo para provocar nuevas inquietudes e ilusión.

  2. Practica algo de meditación

    Practica algo de meditación

    Tómate unos minutos durante el día para reflexionar y mirar tu interior. No dejes que los malos pensamientos te invadan, y esfuérzate por luchar contra ese lado tuyo que todavía quiere que permanezcas en la cama. 

    Para propiciar un estado de relajación y tranquilidad conviene buscar un rincón de meditación apacible, poner música relajante (resulta muy favorable utilizar música con sonidos de la naturaleza) y concentrarse en los sonidos, la respiración y en pensamientos agradables. Bastará con 30 o 40 minutos al día para encontrar ese estado de paz y tranquilidad que nos ayudará a sobrellevar el estado de depresión y ansiedad.

    Algunos estudios han demostrados que las técnicas de relajación y meditación llevadas a cabo de forma rutinaria pueden ejercer el mismo efecto que los antidepresivos.

  3. Practica algún deporte

    Practica algún deporte

    La idea es mantenerte siempre distraído para evitar que cualquier sentimiento de tristeza te afecte. Organiza una salida con tus amigos para practicar algún deporte y despejar tu mente quemando calorías.

    Los deportes al aire libre especialmente resultan muy beneficiosos ya que nos ayudan a cambiar de ambiente, disfrutar del aire, de la naturaleza, del sol y de numerosos estímulos que pueden distraer la mente. Además, al hacer ejercicio oxigenamos nuestro organismo lo que permite que nos sintamos mucho mejor tanto física como mentalmente, nos motiva y nos ayuda a fijarnos nuevas metas.

    Por otro lado, al hacer ejercicio, el organismo segrega endorfinas las cuales se encargan de regular los estados emocionales de una persona mejorando su estado de ánimo.

  4. Evita pasar tiempo a solas

    Evita pasar tiempo a solas

    A pesar de que en ocasiones pueda ser muy beneficioso pasar tiempo a solas con nosotros mismos, y dedicarnos tiempo, cuando los estados de depresión son continuos e intensos,evita pasar tiempo a solas en casa. Si bien la soledad no es mala, en el caso de una persona deprimida la situación es opuesta.

    Llama a tus amigos o familiares para pasar una linda tarde acompañado de gente que te aprecia, organiza una comida o una cena, propón una tarde de compras o una salida al cine. Estar con gente nos ayuda a distraer la mente, evita que nos encerremos en nosotros mismos y mejora nuestras relaciones con los demás.

  5. Acepta la realidad

    Acepta la realidad

    Uno de los pasos más importantes que debemos de dar cuando nos encontramos en una situación de depresión es aceptar la realidad, y el origen de aquellos que nos ha llevado a sentirnos de esa forma. A veces puede venir causado por la pérdida de un familiar, un despido laboral, un accidente, la traición de un ser amado... 

    Sea cual sea la razón, es importante enfrentarse a la situación, aceptarla y seguir hacia adelante. De poco sirve buscar una explicación o quedarnos encerrados en el mismo pensamiento de lamento y desesperación. Aceptarlo es una forma de saber vivir con ello sin renunciar a continuar de forma optimista con la vida. No dejes de hacer planes, reir y disfrutar de todo lo que te rodea, y poco a poco el dolor y la tristeza darán paso a nuevas esperanzas.

  6. Sigue una alimentación adecuada

    Sigue una alimentación adecuada

    Una de las cosas que debemos de tener muy en cuenta cuando nos encontramos en un estado depresivo es cuidar la alimentación. A pesar de que es probable que en un principio no seamos conscientes de ello, existen determinados alimentos que pueden ayudarnos a sentirnos mucho mejor emocionalmente: estamos hablando de los alimentos que intervienen en la producción de serotonina.

    La serotonina es comunmente conocida con el nombre de la "hormona de la felicidad", y no es para menos teniendo en cuenta que se ocupa de regular los estados de humor, combate la depresión y provoca felicidad. Aumentando la ingesta de ciertos alimentos, puedes ayudar a mejorar la secreción de esta hormona. Así, no dejes de incluir en tu dieta algunos alimentos como por ejemplo:

    • Pescado azul
    • Lácteos
    • Huevos
    • Soja
    • Cacahuetes
    • Nueces
    • Espinacas
    • Garbanzos
    • Plátano
    • Piña
    • Aguacate
    • Chocolate
  7. Escucha música

    Escucha música

    Numerosos estudian han avalado esta teoría: la música tiene una importante relación con los estados de ánimo. Es lo que llamamos como musicoterapia.

    Música alegre, movida, suave, con mensajes optimistas puedne interferir de forma muy positiva en tu estado de ánimo por lo que no dudes en hacer una selección de tus canciones favoritas para hacer deporte, cocinar, ir al trabajo o pasear por la calle. 

    Si además aprendes a tocar un instrumento, el efecto será aún mejor pues podrás dejar volar tu imaginación mientras creas nuevas melodías, o bien podrás aprender a tocar tus piezas favoritas

  8. Exprésate

    Exprésate

    Comunica, expresa, habla con gente de confianza, contigo mismo, con un especialista... Exprésate a través de tus palabras o a través de una afición como la escritura o la pintura. No importa el modo en el que lo hagas, sacar hacia afuera aquello que nos oprime es una de las terapias más efectivas de luchar contra la depresión.

    Mientras nos expresamos estamos asimilando y enfrentándonos a aquella sombras que provocan nuestro estado, nos ayuda a desahogarnos y resulta muy útil para dejar aflorar los sentimientos reprimidos

Hay muchas razones que se esconden detrás de un caso de depresión profunda, ya sea de casos tan cotidianos como una separación sentimental, hasta situaciones más complejas como la pérdida de un ser querido o la falta de autoestima.

Cualquiera que sea el caso, la depresión afecta psicológica y emocionalmente a la persona hasta el punto de debilitarla. Para que esto no se convierta en una constante, asegúrate de incluir estas recomendaciones en tu rutina diaria, para que poco a poco y de forma paulatina consigas recuperar tu equilibrio emocional.

¿sabías qué...?

La depresión profunda es considerada la principal causa mundial de discapacidad.