Cómo superar la depresión post parto

Después del parto algunas mujeres sienten una tristeza profunda que no cesa

Sentirse triste luego del parto es algo muy frecuente. No sólo porque las hormonas están trabajando como nunca sino también por el cambio de vida y la adaptación a las nuevas demandas y rutinas del bebé.

Nadie dice que hay que saltar de felicidad luego del parto, tener una depresión leve es algo muy común, propio del desajuste, pero cuando el bajón emocional es fuerte y la tristeza deviene en una angustia profunda hay que estar atentas pues entonces podría tratarse de una depresión post parto.

Hay muchas maneras de superar la depresión post parto pero para eso hay que conocer cómo tratarla.

    Índice

  1. Síntomas

    Para poder ocuparse de la depresión post parto lo primero es conocer los síntomas: tristeza profunda y continua, falta de energía, llantos que no cesan. No encuentras una causa específica que justifique estos sentimientos, y te sientes constantemente desmotivada.

  2. Cansancio

    Uno de los síntomas de la depresión post parto es el cansancio, por eso se recomienda que la madre pueda descansar todo lo posible. Aquí ayuda mucho la labor del padre sobre todo por las noches, los primeros meses que es cuando el bebé se despierta por las noches y la madre debe levantarse cada 2 o 3 horas. También es muy necesaria la ayuda y contención de familiares y amigos cercanos.

  3. Responsabilidad

    El nacimiento y la toma de conciencia de las nuevas responsabilidades pueden ser un gran peso para muchas mujeres. Para superar la depresión post parto puedes informarte y compartir las vivencias con pares que estén pasando por la misma situación, ya que esto ayuda a aliviar tensiones. También es una buena idea consultar con algún psicoterapeuta quien seguramente tendrá muchos recursos para ayudarnos y calmar los síntomas.

  4. Dar el pecho

    El cambio hormonal propio del post parto altera los niveles de algunas hormonas y se produce una gran baja. Esto se compensa si la madre da el pecho y acaricia al bebé, ya que esto hace subir los niveles de hormonas como la oxitocina que además levantan el ánimo. La conexión que se genera entre madre e hijo al momento de la lactancia también es un gran aliciente para mejorar el humor de la madre.

Tratar la depresión post parto es muy importante para que no se prolongue por mucho tiempo y puedan aparecer síntomas duraderos que luego afecten no sólo a la madre, sino también al vínculo que se establece con el bebé.

¿sabías qué...?

La depresión post parto también afecta a los hombres. Aunque en mucha menor medida, pero también pueden sufrirla independientemente de que la sufra o no su mujer.

comenta y pregunta