Síntomas de una hernia inguinal

¿Hernia inguinal?, te explicamos todo lo que necesitas saber para identificarla

"Hice un esfuerzo y sentí una bolita", una frase que hemos escuchado muy a menudo y que a veces significa el desarrollo de una hernia. Pero, ¿qué debemos de conocer para identificar cuando es grave y cuando es algo que podemos revisar con calma? Aquí te daremos algunos datos que son importantes que valores para que puedas diferenciar entre estas dos situaciones, y lo más importante aprenderemos que es una hernia y que situaciones pueden influir en que aparezca.

    Índice

  1. ¿Qué es una hernia inguinal?

    Una hernia es una protrusión anormal de tejido o alguna parte de algún órgano de la región abdomino pélvica (intestino principalmente), a través de una de las capas del músculo que cubren nuestro abdomen. Estas protrusiones pueden salir por orificios congénitos o adquiridos y producen la incapacidad de conservar el contenido visceral de la cavidad abdominopélvica en su lugar habitual.

    Debemos saber que cualquier parte de la pared abdominal puede debilitarse y desarrollar una hernia, pero los lugares más frecuentes son: la ingle, el ombligo o el lugar de una previa incisión quirúrgica.

    Las hernias inguinales representan el 80% del total de las hernias y son más comunes en los hombres.

    Existen 4 tipos de hernias inguinales: directa, indirecta, supravesical y crural. Las tres primeras están localizadas por encima de una región anatómica denominada: arca crural.

  2. ¿Por qué se forma una hernia inguinal?

    Algunas hernias son congénitas, esto quiere decir que al momento de nacer ya existe alguna anormalidad en los componentes que son los responsables de que los tejidos de estas áreas sean resistentes y eviten la protrusión de los diferentes órganos contenidos.

    En otras ocasiones existen algunos factores como: antecedentes genéticos, alimentación pobre en proteínas, tabaquismo o problemas pulmonares crónicos, obesidad, esfuerzos crónicos, giros o esfuerzos bruscos y repentinos ó embarazo, que pueden repercutir en una debilidad y en un desarrollo de una hernia inguinal.

    Existen casos en los que una vez que se realiza un tratamiento para reparar una hernia, por el hecho de tratar de revisar la tensión contralateral, se puede producir una hernia bilateral, debiendo corregir ambas en un mismo evento si el cirujano lo cree necesario.

  3. ¿Cómo identificamos una hernia inguinal?

    Ya hemos visto que es una hernia y que factores pueden ayudar a su desarrollo, pero, ¿qué vamos a sentir cuando tenemos una hernia? Y para ello te dejamos enlistados algunos de los síntomas que son más frecuentes y que es importante identifiques, para que cuando acudas a tu médico le des la información correcta. Algunos son:

    • Abultamiento en la ingle y en el escroto, o el área abdominal que a menudo aumenta de tamaño al toser o hacer esfuerzo.
    • Dolor al presionar la hernia
    • Dolor abdominal agudo y vómito (este síntoma puede indicar que la parte del intestino que sale por el defecto está estrangulado. Siendo una emergencia médica y es necesario realizar cirugía inmediatamente).

    Es muy importante saber que si el momento de tocar la hernia, esta puede ser empujada de regreso por la apertura, se le denomina hernia reducible, la cual no representa en ese momento una urgencia médica y puede ser programada una cirugía. Si en cambio, la hernia no puede ser empujada de regreso, se denomina hernia irreductible o encarcelada, esta condición debe de ser valorada, ya que se requerirá cirugía inmediata o en un corto periodo de tiempo dependiendo de la demás sintomatología del paciente. Y se llama hernia estrangulada cuando se disminuye el flujo sangre al intestino o a la bolsa de la hernia, pudiendo desencadenar en una necrosis que puede poner en riesgo la vida del paciente.

Muy bien, ahora que ya sabes que cuales son los síntomas que aparecen cuando tenemos una hernia, recuerda que cualquier dato en tu cuerpo, que tu creas que está fuera de lo normal, debes de ir con tu médico de confianza para que realice los estudios necesarios y pueda darte un diagnóstico certero.

¿sabías qué...?

En un papiro escrito en 1550 a.C. se describe la hernia inguinal como: "se ve una hinchazón en la superficie del vientre... que sale hacia fuera... provocada por la tos...", para que podamos darnos cuenta de el signo tan característico que nos orienta al diagnóstico de hernia inguinal.

comenta y pregunta