Tatuaje infectado - Síntomas y tratamientos de curación

Indicios para saber si tu tatuaje está o no infectado

Después de hacerte un tatuaje o un piercing te darán un manual de instrucciones para el riguroso cuidado de la zona. Si has sido negligente con estas instrucciones hay un 90% de posibilidades de que se infecte tu tatuaje en los días posteriores, al igual que si se trata de un tatuaje casero que no ha seguido las mínimas normas de higiene. Si este es el caso, debes acudir a un médico lo antes posible, no solo por cuestiones de salud sino también para mantener la integridad del diseño del tatuaje. Es muy fácil que una infección se salga de control, por lo que tendrás que ser muy cuidadoso a la horar de curar un tatuaje de forma adecuada.

Una vez que hayas terminado tu tatuaje, debes ir a casa a descansar un poco y cuidar la zona tatuada de la forma que te  hayan indicado. Además:

  • Presta mucha atención a tu tatuaje durante la primera semana. Si notas inflamación, enrojecimiento o picazón, tómate la temperatura y mantén un registro de todos los síntomas.
  • Si los síntomas continúan durante las siguientes 72 horas, consulta con un médico. 
  • Si la infección está avanzada y estas secretando fluidos o con mucho dolor y fiebre constante, deberás ir inmediatamente a urgencias para que te examinen la zona infectada pues es un claro indicio de que el tatuaje está mal curado.

En algunos casos la inflamación puede producirse por un caso de alergia a la tinta y por falta de higiene. Averiguar los síntomas de un tatuaje infectado es indispensable para poder actuar rápidamente en caso que presentes alguno de ellos.

    Índice

  1. Coloración roja

    Coloración roja

    Es normal que la zona del tatuaje esté un poco resentida las primeras 48 horas, es algo lógico en los tatuajes recien hechos. La coloración roja, al igual que la picazón son síntomas habituales.

    En un proceso normal la costra tarda en aparecer entre 2 y 5 días, y se caerá en aproximadamente 2 semanas, por lo que el tatuaje tardará en curarse alrededor de 2 o 3 semanas, tiempo en el que hay que cuidarse la zona al máximo

    Sin embargo, si este color y el picor no se apaciguan a partir del segundo día, sino que se intensifican, puede ser un comienzo de infección y es posible que venga acompañada de la aparición de granitos o ampollas. Presta atención y controla tu tatuaje cada 12 horas para ver cómo evoluciona la recuperación, si está inflamado y no remiten los síntomas hay que buscar asistencia médica.

  2. Inflamación

    Inflamación

    Como mencionamos anteriormente, aunque la inflamación y la picazón puede ser algo bastante normal después de un tatuaje, no lo es después de 48 horas. Estos pueden ser signos de una infección incipiente y debes proceder limpiando con un antiséptico la zona inflamada cada dos horas hasta que la inflamación baje.

    De la misma forma, si la inflamación sigue con un poco de dolor y hasta deformando un poco el diseño del tatuaje esta es una clara señal de que algo no está bien. Debes ir al médico lo antes posible pues probablemente los tatuajes en estan condiciones estén infectados.

  3. Vetas rojas

    Vetas rojas

    Cuando un tatuaje está infectado, aparecen una serie de vetas rojas consistentes en líneas o rebordes rojizos que se hacen alrededor del tatuaje. Es otro de los indicios que indican la aparición de una infección y ante el cual es necesario actuar para evitar que empeore.

    Estas vetas rojas son pequeñas líneas de sangre que no deberían estar ahí, y que están buscando la forma de drenar. Podrían incluso ser un signo que indica envenenamiento en la sangre. Acude al médico en cuanto lo notes.

  4. Fiebre

    Fiebre

    La fiebre es una clara señal de que hay una infección en algún lugar y que el cuerpo está intentando eliminarla combatiendo con sus defensas.

    Si alcanza altas temperaturas lo mejor sería acudir a un médico para que te recete antibióticos y algún antitérmico que te ayude a remitir los síntomas con el fin de ayudar a combatir la infección. También te dirá cómo proceder con algún tratamiento local en la zona del tatuaje.

  5. Dolor intenso

    Dolor intenso

    La zona tatuada duele un poco, y hasta puedes sentir un poco de molestia en los músculos el mismo día de la realización del tatuaje, ya que estos se contraen para asimilar mejor el dolor. Sin embargo, el dolor intenso no es parte del plan.

    También tenemos que tenerr en cuenta la zona, el tamaño y el trabajo del tatuaje así como la tolerancia al dolor de algunas personas. Sin embargo, el dolor debe disminuir poco a poco después de realizar el tatuaje y a las 48 horas ya debería haber desaparecido. Si por el contrario, el dolor aumenta, estamos ante un síntoma de una infección.

  6. Secreciones

    Secreciones

    Una vez que has llegado a este punto estamos ante un claro síntoma de que la infección está avanzando y es necesario cortarla de inmediato. Una vez que tu herida está secretando líquidos viscosos blancos, amarillentos y hasta verdosos es que la infección ya ha llegado a un punto avanzado. 

    Además, este tipo de secreciones presentan mal olor ya que significa que una bacteria se está apoderando de la piel infectándola y desprendiendo trozos de la misma.

    Debes ir al médico de emergencias para que te ayude a drenar el líquido retenido y para que te recete antibióticos potentes cuanto antes.

Procura hacerte tatuajes únicamente en los establecimientos que cuenten con las licencias adecuadas. Recuerda que hacerse un tatuaje, por muy común y sencillo que parezca, incluso si se trata de un tatuaje temporal, es un compromiso que interfiere en tu salud. Es de suma importancia que sigas todo el proceso necesario y las recomendaciones y consejos para cicatrizar correctamente el tatuaje en cualquiera de las zonas en las que hayas decidido plasmarlo, con las cremas adecuadas y todas las indicaciones dadas por el profesional.

Si necesitas acudir al médico, probablemente te recetará una crema antibiótica (una de las más conocidas es Mupirocina Isdin) para tratar infecciones que deberás utilizar hasta que el absceso remita y el tatuaje vaya curándose comenzando así el período de cicatrización. Recuerda lavar y limpiar muy bien la zona antes de aplicarla. Hay que evitar que el tatuaje esté tapado, ya que eso empeoraría la infección y sobretodo hay que desinfectar la zona con cuidado para no empeorar los síntomas y evitar peores consecuencias.

¿sabías qué...?

El tatuaje registrado más antiguo es de un cazador neolítico del 5300 AC, encontrado en 1991 en un glaciar en la frontera entre Austria e Italia. El grabado no podía ser mas simple: puntos y rayas. ¿Su significado?: desconocido.