Síntomas de la toxoplasmosis

Qué debemos de saber para estar alerta y evitar complicaciones de salud

La toxoplasmosis es la infección causada por un parásito intracelular obligado, un coccidio, toxoplasma gondii. Los felinos son los huéspedes naturales. En el hombre la infección es muy común, al tiempo que las manifestaciones mórbidas atribuibles al toxoplasma son infrecuentes y poco características. Puedes consultar en el siguiente artículo más detalles acerca de cómo se transmite la toxoplasmosis.

El paciente inmunocompetente presenta un proceso autolimitado, de breve duración y persiste de por vida en estado de infección latente habitualmente subclínico. Al claudicar los mecanismos inmunitarios la infección latente puede reactivarse y dar paso a graves cuadros mórbidos.

Ahora que conocemos a grandes rasgos lo que es la toxoplasmosis, que no solo se presenta en embarazadas y que el sistema inmunológico va a determinar la gravedad del cuadro, presentaremos algunos de las manifestaciones clínicas o síntomas que presentan los pacientes con toxoplasmosis dependiendo de su estado inmunológico en ese momento.

    Índice

  1. Huéspedes inmunocompetentes

    La infección primaria o crónica (latente), es asintomática. Después de la infección aguda, un pequeño porcentaje (10-20%) sufre de coriorretinitis, linfadenitis, miocarditis y poliomiositis. El dato clínico más característico es la aparición de adenopatías (crecimiento ganglionar), en la región cervical o supraclavicular. Los ganglios habitualmente son indoloros, móviles, sin signos inflamatorios, no supuran y no superan el tamaño de 4-5 cms. Este crecimiento ganglionar puede aumentardisminuir durante meses y en los casos inusuales durante un año o más. 

    Además el paciente puede presentar mal estado generalfiebre o febricula, artromialgias, cefalea retrofrontales y erupciones cutáneas.

    En la mayoría de los casos la evolución clínica de la toxoplasmosis en inmunocompetentes es benigna y autolimitada. Los síntomas cuando se presentan se resuelven en algunos meses y pocas veces persisten más allá de 12 meses.

  2. Inmunodeprimidos

    Los pacientes con sida y procesos proliferativos que están recibiendo quimioterapia, son los más expuestos a padecer la infección aguda. En los pacientes con sida, la reactivación de la infección latente representa más del 95% de los casos de toxoplasmosis.

    En los pacientes con SIDA la presentación más frecuente de la toxoplasmosis es la encefalítis, la cual presenta una amplia gama de manifestacione clínicas que incluyen: estado mental alterado, convulsiones, debilidad, signos cerebelosos, meningismo, trastorno del movimiento, fiebre. 

    Por lo general la presentación más característica tiene un inicio subagudo con anomalías neurológicas focales en el 58-85% de los pacientes.

    Esta presentación puede ser todavía más brusca en una cuarta parte de los pacientes, pudiendo presentar hasta convulsiones y hemorragia cerebral.

  3. Toxoplasmosis congénita

    El temor que surge del nombre de toxoplasmosis es por la amplia relación que existe de esta infección y con problemas de desarrollo del feto de la mujer embarazada. Pero una vez que conocemos y sabemos que una mujer embarazada a contraído la infección por toxoplasmosis, y esta se encuentra en condiciones inmunitarias normales, la transmisión de la madre al feto esta ligada al período en que se llevo a cabo la primoinfección materna, por ejemplo, si la infección de la madre se produce durante el tercer trimestre de embarazo, la tasa de transmisión es del 30 al 60%, siendo en el 15% de los casos una afección leve o sintomática, si la infección materna es durante el primer trimestre, la tasa de transmisión es del 15 al 25%, pero las lesiones son graves y dejan secuelas. 

    De los niños infectados la mayoría so aparentemente sanos al nacer, pero al cabo de meses o años se expresa la acción lesional del agente en forma de retinocoroiditis.

    También pueden presentar hidrocefalia, microcefalia, calcificaciones intracraneales, epilepsia, anemia, ictericia, erupción, trombocitopenia y retraso psicomotor.

Como vemos, la toxoplasmosis puede presentarse con síntomas muy inespecíficos y dependerá de la condición de salud en la que nos encontremos, la gravedad de estos.

La importancia en identificarlos es para pacientes que no cuentan con un sistema inmunológico fuerte o pacientes embarazadas, pues pueden tener secuelas que causarán daño permanente al paciente, más si se trata de pacientes no natos.

Así que si presentas alguno de los síntomas que se presentaron anteriormente, no dudes en acudir inmediatamente con tu médico, y el te orientará para que puedas resolverlo con el menor riesgo posible.

¿sabías qué...?

Los gatos que pueden contagiarnos la enfermedad, son aquellos que se alimentan con carnes o vísceras crudas o mal cocidas, de ratones, y de aves infectadas. Un gato que permanece dentro de la casa, que es alimentado con alimentos especiales para gatos, como alimento seco o en lata, raramente se infectará con el parásito de la enfermedad. Es importante conocer esta información para que antes de pensar en deshacernos de nuestra mascota, si estamos embarazadas, tomemos medidas para protegerlos.

comenta y pregunta