Síntomas del sarampión en niños

Aprende a detectar a tiempo el sarampión en tus hijos

El sarampión es una enfermedad contagiosa exantemática que afecta sobre todo a niños y niñas en edades escolares, transimitiéndose por medio de intercambio directo o por flujos que va dejando el afectado. Por ello si detectas que tu hijo está enfermo sepáralo de los demás niños mientras dure la enfermedad.

La vacuna preventiva contra el sarampión es la única medida de seguridad que existe en la actualidad para luchar contra esta dolencia. Sin embargo la mayoría de los pacientes se recuperan sin mayores consecuencias al cabo de unos pocos días.

Descubre en este artículo los síntomas más comunes del sarampión para poder actuar a tiempo y ayudar lo mejor posible al niño.

    Índice

  1. Fiebre alta

    La fiebre alta se presenta inmediatamente previo período de gestación de la enfermedad, aproximadamente al cabo de dos o 3 días, desapareciendo al cabo de unos 10 días. Suele rondar 40 ºC por lo que es recomendable refrescar con compresas frías y dar de beber abundante agua al paciente.

  2. Manchas de Koplik

    Son una especie de llagas características que aparecen en la boca mientras dura la dolencia. De tamaño diminuto e irregular son bastante molestas y dolorosas impidiendo masticar y tragar con facilidad. Pueden ayudar a detectar la enfermedad a tiempo ya que aparecen antes de la fiebre. De color azul y blanco, dan paso a las famosas exantemas.

  3. Exantema

    Son las manchas que aparecen tras desaparecer las Manchas de Koplik. Al principio son casi invisibles, pero con el tiempo van cambiando de color volviéndose más oscuras y llegando a descamarse ligeramente. Empiezan en la cabeza y van bajando por el pecho hasta invadir las extremidades inferiores. No hay que rascarlas a pesar de que piquen mucho ya que pueden quedar marcas.

  4. Tos y conjuntivitis

    Tos profunda y ronca es bastante común en el sarampión. Como consecuencia aparece la conjuntivitis, los ojos se erojecen y empiezan a llorar a causa del continuo esfuerzo por toser. Para aliviar al niño puedes probar por untar un poco de pomada descongestionante en el pecho y bajo la nariz, o darle de beber infusiones templadas de menta y canela.

La fiebre alta, las manchas cutáneas...observa detenidamente a tu hijo si empieza a presentar estos síntomas ya que es posible que tenga esta enfermedad infecciosa. Ante los primeros síntomas consulta a un médico.

¿sabías qué...?

Existe la triple vacuna vírica: sarampión, rubéola y paperas, que se aplica de una sola vez en los niños.

comenta y pregunta