Síntomas iniciales de la diabetes

Te damos herramientas para que acudas a tu médico cuando sea necesario

Como vimos en artículos anteriores, la diabetes es una enfermedad crónica la cual se caracteriza por presentar niveles elevados de glucosa en sangre, los cuales sirven para realizar el diagnóstico e iniciar el tratamiento.

La Asociación Americana de Diabetes da unos parámetros con los cuales podemos diagnosticar diabetes:

  • Glucosa plasmática en ayunas >126mg/dl
  • Síntomas de diabetes presentes y una glucosa plasmática ocasional = ò > de 200mg/dl
  • Glucosa plasmática igual o mayor de 200mg/dl durante una prueba de tolerancia a la glucosa.

Si cualquiera de estos criterios se cumplen, la evaluación debe de repetirse otro día para confirmar el diagnóstico. Sin embargo, es esencial poder tener claro cuáles son estos síntomas de la diabetes y, lo más importante, debemos de aprender a identificarlos para buscar la atención médica oportuna y prevenir el desarrollo de la enfermedad o sus complicaciones. Es por esto, que aquí te dejamos una lista de algunos síntomas que pueden ser una señal de alerta, pero que en ningún momento son diagnósticos de diabetes mellitus.

Señales de alerta de que nuestro organismo no está trabajando al 100%

El poder identificar algunas señales de alerta son el arma más grande contra el desarrollo de la diabetes mellitus. A veces los síntomas pueden parecernos obvios y a veces no. Muchos de sus síntomas son conocidos, sin embargo, muchas veces no se diagnostican porque parecen inofensivos, pero ya está comprobado que la detección temprana y el tratamiento de los síntomas de la diabetes puede disminuir la posibilidad de tener complicaciones futuras relacionadas con esta enfermedad.

Aun cuando la Diabetes Mellitus tiene como trasfondo una utilización deficiente de la glucosa por parte de las células, existen síntomas que son comunes en todos los tipos de diabetes y otros que se presentan característicamente en cada una de sus formas, y aquí te presentamos los más comunes.

 

    Índice

  1. Síntomas de diabetes mellitus tipo 1

    Anteriormente denominada diabetes sacarina dependiente de la insulina, es caracterizada por hiperglucemia causada por una carencia absoluta de insulina, una hormona que es producida por el páncreas.

    Se presenta normalmente en niños y adolescentes, y puede debutar con sintomatología grave como coma y cetoacidosis. Estos enfermos no suelen ser obesos y presentan un riesgo aumentado de complicaciones micro y macrovasculares.

    Algunos de sus síntomas son:

    1. Aumento de la frecuencia para orinar, sed, hambre y baja de peso inexplicable.
    2. Entumecimiento de las extremidades, dolores (disestesias) de los pies, fatiga y visión borrosa.
    3. Infecciones recurrentes o graves.
    4. Pérdida de la conciencia o náuseas y vómitos intensos (causantes de cetoacidosis) o estado de coma. La cetoacidosis es más común en la diabetes tipo 1 que en la tipo 2.

  2. Síntomas de diabetes tipo 2

    La diabetes tipo 2 se caracteriza por la hiperglucemia causada por un defecto en la secreción de insulina, comúnmente acompañada de resistencia a esta hormona.

    De inicio, los enfermos no necesitan insulina de por vida y pueden controlar la glucemia con dieta y ejercicio solamente, o en combinación con medicamentos orales o insulina suplementaria.

    Por lo general aparece en la edad adulta, aunque actualmente ha estado aumentando en niños y adolescentes, ya que está relacionada con la obesidad, inactividad física y la alimentación malsana. Estos pacientes presentan un riesgo de padecer complicaciones micro y macrovasculares.

    Algunos de los síntomas que presentan son:

    1. En ocasiones estas manifestaciones duran varios años antes del diagnóstico.
    2. Pueden presentar aumento en la frecuencia para orinar, sed, hambre y baja de peso (no muy común).
    3. Pueden sufrir infecciones recurrentes y graves.
    4. Comezón en la piel y/o genitales.
    5. Infecciones de la piel, encías o frecuentes infecciones urinarias.
    6. Manchas oscuras en la piel generalmente en los dobleces del cuello (Acantosis nigricans).

Generalmente en la diabetes gestacional no existen síntomas, por lo que es importante se realicen las pruebas indicadas para valorar la evolución del embarazo. Lo más importante es tener en mente la triada que sugiere una alteración en el metabolismo de los carbohidratos, y que es: poliuria, polidipsia y polifagia, que significan, aumento de veces para orinar, sed, hambre.

Una vez que ya tienes esta información, recuerda, esto no es diagnóstico de Diabetes, son solo señales que nos hace nuestro cuerpo recomendándonos acudir con nuestro médico.

¿sabías qué...?

Se cree que en el papiro de Ebers con fecha de 1550 a.C. aparece lo que se cree es la primer referencia a la diabetes mellitus, así como los remedios para combatir el exceso de orina y detalles sobre dietas para tratar esta enfermedad.