Síntomas de un ictus

Descubre los principales síntomas de esta enfermedad

Los ictus son de las enfermedades cerebrovasculares que más pánico generan. Son inmediatos, difíciles de identificar y muy complicados de tratar una vez se ha dado. Al afectar a un área tan compleja como es el cerebro se dan tantos síntomas como consecuencias posteriores, dificultando el reconocimiento de la causa (si es que solo hay una) y el tratamiento posterior. Teniendo en cuenta que es una de las principales causas de muerte es fundamental que conozcamos sus síntomas tanto para iniciar rápidamente un tratamiento como para mentalizarnos de lo que ocurre.

Como con otras enfermedades relacionadas con el cerebro existen diversos factores de riesgo que harán que aumente la probabilidad de sufrir un ictus. Tener más de 55 años aumenta considerablemente el riesgo, lo cual no exime a los jóvenes de sufrirlo, al igual que el tabaco, enfermedades cardiacas o el alcohol en exceso. Establecer un estilo de vida saludable no nos asegurará que no suframos un ictus alguna vez en la vida pero sí conseguirá que sea mucho menos probable.

    Índice

  1. Dolor de cabeza repentino

    El más claro de todos desde el punto de vista personal, notamos un dolor de cabeza intenso de forma súbita. No hay una causa directa como un golpe o haber estado enfermo los días anteriores, pasamos de un estado normal a una cefalea mucho más dolorosa de las que podemos tener de forma cotidiana. Es el síntoma más común en los ictus y por el que debemos pedir ayuda inmediatamente.

  2. Debilidad y adormecimiento en el rostro

    Consecuencia directa de la simetría cerebral, la cara pierde fuerza adoptando muecas imposibles e incapacidad de gesticular. Normalmente después de los ictus es una de las primeras pruebas a realizar, pidiéndole sonreir al afectado para comprobar si ambos lados de la cara actúan de la misma forma. Habitualmente uno de ellos tardará más en moverse, pudiendo llegar a ser imposible completar el gesto.

  3. Pérdida de fuerza en las extremidades

    Del mismo modo que el rostro, un lado del cuerpo queda debilitado siendo incapaz de moverse. Los brazos quedan inertes, pudiendo perder el equilibrio cuando afecta a las piernas. Suele afectar a un lado completo del cuerpo dependiendo del hemisferio donde se ha producido el ictus, buscando en consulta que mantenga brazos y piernas en alza para comprobar su estabilidad. Casi siempre una de las extremidades permanecerá quieta o apenas podrá moverla.

  4. Desorientación

    Uno de los síntomas más visibles, hay dificultades para expresarse, mostrando una confusión absoluta sobre el tiempo y el lugar donde se encuentra. No podrá expresarse coherentemente, tratando de hablar sin que surjan frases gramaticalmente correctas. A su vez el comportamiento se vuelve errático, lo cual unido a la pérdida de fuerza en un lado del cuerpo da como consecuencia una especie de tambaleo que acaba en desmayo inmediato.

  5. Dificultades en la visión

    Al igual que el resto del cuerpo nuestra visión es simétrica, dependiendo de ambos hemisferios para su correcta focalización. En los ictus perdemos campo visual, pudiendo ser de un ojo o de ambos. Normalmente la pérdida es absoluta aunque hay casos donde se pierde nitidez en la imagen o se reduce el campo visual.

  6. Inestabilidad

    Cuando se dan síntomas como la desorientación o la pérdida de visión es fácil que nos sintamos desequilibrados, con la sensación constante de caernos. Si además sufrimos de los problemas musculares antes citados apenas podremos mantener el equilibrio, cayendo cada pocos pasos al suelo.

  7. Memoria fragmentada

    Sin ser de los síntomas más habituales normalmente no recordaremos con claridad el episodio sufrido. En este caso la parte afectada es la región derecha del cerebro, encontrándonos otros problemas como la pérdida de fuerza muscular o la pérdida de visión en el lado izquierdo.

¿sabías qué...?

Con el envejecimiento de la población generalizado a medida que pasen los años habrá cada vez más personas afectadas por los ictus. Es por ello que cada vez se gestionan más recursos de investigación para su prevención y tratamiento.

comenta y pregunta