Síntomas de hipotiroidismo en mujeres

Detecta los síntomas de esta deficiencia de la glándula tiroides

El hipotiroidismo se trata de una enfermedad que afecta mayoritariamente a mujeres, esto presentado en artículos epidemiológicos en donde se ha encontrado una incidencia de 3.5 por 1000 mujeres vs 0.6 por 1000 hombres y se ha registrado una incidencia anual de 40 por 10 000 mujeres vs 6 por 10000 hombres.

Como ven, es una enfermedad que si bien nos puede dar a todos, las mujeres estamos más propensas a presentarla, y por eso presentaremos algunos síntomas y signos que pueden orientarnos y darnos cuenta a tiempo que algo no anda muy bien con nuestra tiroides. Si eres hombre, claro que puede ayudarte el artículo, existen ciertos síntomas que se presentan independientemente del sexo.

Antes que nada expliquemos qué es el hipotiroidismo; el hipotiroidismo es un trastorno ocasionado por la inadecuada acción de las hormonas tiroideas en el organismo, el principal motivo es la falta de producción de éstas por la glándula tiroides. En los países sin deficiencias importantes de yodo, la causa principal es la enfermedad tiroidea autoinmune.

El hipotiroidismo lo podemos clasificar en central y primario.




Hipotiroidismo central

Es causado por trastornos en el llamado eje hipotálamo hipofisario que pueden ser de origen neoplásico (cáncer), infiltrativo, inflamatorio, infeccioso, isquémico (infartos cerebrales) o por lesión traumática del eje; que para fines prácticos las órdenes no serán enviadas adecuadamente a la tiroides, disminuyendo su correcta función.

Hipotiroidismo primario

Este es producido por un daño funcional de la glándula tiroides, ya sea de tipo autoinmune, inflamatorio, iatrogénico (por cirugía o radioterapia), farmacológico o por deficiencia de yodo.

Síntomas de hipotiroidismo

El cuadro clínico no es específico y los signos y síntomas son tan variables que pueden ser atribuidos erróneamente a otras enfermedades, sin embargo, conocerlos nos ayudará a identificar y pensar en hipotiroidismo para realizar las pruebas necesarias y el tratamiento adecuado.

Algunos de estos síntomas son:

  • Metabólicos: Aumento de peso, anorexia, hipocolesterolemia, aterosclerosis, hipertensión arterial, aumento en proteína C reactiva, astenia, somnolencia.
  • Hormonales: Trastornos menstruales, retraso en desarrollo sexual, oligomenorrea, galactorrea, infertilidad, aumentos en probabilidad de abortos, mortinatos e hipertensión inducida por el embarazo.
  • Cardiológicos: Disfunción endotelial, rigidez de pared arterial, coagulabilidad alterada, bradicardia, derrame pericárdico.
  • Dermatológicos: Piel seca, cabello quebradizo y seco que se cae fácilmente, uñas estriadas, mixedema (cara abotargada), blefaroptosis, labios gruesos, caída de pelo de cola de las cejas.
  • Psicológicos y de SNC: Fatiga, depresión, pérdida de agilidad motora e intelectual, bradipsiquia.
  • Digestivos: Constipación.
  • Articulares y Musculares: Intolerancia al frío, artralgias, calambres, hiporreflexia, síndrome del túnel del carpo, rigidez articular.

Una vez que señalamos ciertos síntomas, es importante saber quiénes están en riesgo:

  • Mujer de 50 años en adelante.
  • Hombre de 60 años en adelante.
  • Mujer después de la menopausia.
  • Personas con antecedentes familiares de enfermedad tiroidea.
  • Ser residente de zonas bociógenas.
  • Presencia de otra enfermedad autoinmune: Diabetes mellitus tipo 1, artritis reumatoide, lupus, vasculitis, entre otras.
  • Cirugía tiroidea.
  • Terapia con radiación previa o actual.
  • Consumo de fármacos como amiodarona, metimazole, interferón, talidomida, sunitinib, rifampicina y medicamentos que contengan yodo o litio.

El diagnóstico de certeza se realiza con la cuantificación de la hormona estimulante de tiroides (TSH) > 10mUI/ml y de tiroxina libre (T4l)

Existe una variante llamada hipotiroidismo subclínico, en el que el paciente presenta datos nulos o inespecíficos, la TSH muestra una escasa elevación respecto al punto de normalidad y los niveles de T4, T4l y T están dentro de parámetros normales, se ha encontrado que de los pacientes que presentan esta variante, donde solo la TSH se muestra alterada, el 20% progresan a hipotiroidismo franco.

Como ves, te presentamos datos que pueden orientarte, si es que los presentas, y puedas tomar la desición de acudir a tu médico a que te realice los estudios necesarios para un diagnóstico certero y puedan ofrecerte el tratamiento adecuado para hipotiroidismo, y evitar complicaciones futuras.

¿sabías qué...?

Aún cuando la tiroides fue descubierta en 1543, las primera observaciones que la ausencia de tiroides se dieron hasta 1883, al extirparles la glándula a pacientes con grandes bocios, algunos de los cuales tuvieron alteraciones que los llevaron a la muerte.