Cuáles son los síntomas del glaucoma

Descubre los primeros indicios que apuntan al desarrollo del glaucoma

El glaucoma puede llegar a ser una "enfermedad fantasma", y es que la práctica ausencia de síntomas que permitan relacionar determinadas dolencias con el glaucoma hacen que muchas veces el diagnóstico llegue demasiado tarde como para ponerle remedio.

Es posible que, a medida que la enfermedad va aumentando, comiencen a aparecer ciertos síntomas que hagan sospechar de la existencia de un problema de visión. En ese caso es conveniente acudir al especialista de forma inmediata para poder frenar su aparición. A continuación señalamos aquellos síntomas relacionados con el glaucoma que nos pondrán en alerta.

    Índice

  1. Dolor persistente de cabeza y ojos

    Uno de los síntomas que pueden indicar la aparición de glaucoma es el dolor persistente que aparece en la cabeza y alrededor de la zona ocular. Generalmente este tipo de dolor se centra en la periferia del globo ocular o bien en la frente y puede ir de leve a intenso.

    En algunos incluso es posible que algunos tipos de glaucoma se confundan con las migrañas, ya que los síntomas suelen ser muy similares. En cualquier caso, y ante la aparición persistente de este tipo de dolor es importante acudir al oftalmólogo para realizar una revisión más exhaustiva.

  2. Vómitos

    Si bien la aparición de vómitos por sí solos no son un síntoma directamente relacionado con problemas de visión que apunten a la aparición de algún tipo de glaucoma, lo cierto es que el dolor de cabeza o la alteración de la vista pueden provocar un malestar que genere vómitos de forma recurrente.

    Cuando los vómitos aparecen es normal relacionarlos con otro tipo de problemas, por lo que raramente se puede detectar la existencia de algún tipo de glaucoma a pesar de que los síntomas que los causan sí guarden una relación más directa.

  3. Visión borrosa

    La aparición de visión borrosa es un pequeño indicio de que podríamos estar desarrollando una enfermedad ocular como es el caso del glaucoma. Se detecta por la incapacidad que experimenta la persona para ve detalles pequeños a cualquier distancia y por la pérdida de agudeza visual.

    En los estados incipientes de la enfermedad la visión borrosa puede ser el comienzo de la pérdida visual que más tarde podría complicarse con otras alteraciones visuales más identificativas del glaucoma.

  4. Aparición de puntos ciegos

    La aparición de puntos ciegos es un síntoma muy fiables del desarrollo del glaucoma. En un principio los puntos ciegos pueden ser apenas perceptibles por la persona que los padece, sin embargo con el paso del tiempo los puntos ciegos comenzarán a ser mucho más visibles y grandes haciendo que el campo visual se vea claramente distorsionado.

    Cuando el glaucoma está ya muy avanzado los puntos ciegos invadirán la práctica totalidad del campo visual hasta provocar una ceguera completa e irreversible.

  5. Perdida de visión perfiérica

    La pérdida de visión lateral o periférica es otro indicativo de la existencia de un problema visual que puede tratarse en muchos casos de glaucoma. Por norma general ambos ojos experimentan una pérdida de la visión lateral, esto se manifiesta por la sensación de que la visión se presenta de forma similar a como veríamos si estuvieramos en un túnel, así lo que se encuentra al frente se distingue con nitidez sin embargo lo que se encuentra en la parte lateral del campo visual se distingue de forma borrosa.

    La única forma de distinguir lo que se encuentra en la parte lateral es necesario mover todo el cuerpo hacia esa dirección, de modo que de nuevo obtendremos una visión nítida de la parte frontal y una borrosa de la parte periférica. Este síntoma es uno de los más fiables a la hora de detectar el glaucoma.

El glaucoma es un problema que se presenta preferentemente a partir de los 60 años, en personas de ascendencia afro americana y en aquellas que tengan antecedentes familiares con enfermos de glaucoma. Una revisión oftamológica anual es el mejor método preventivo más fiable para detectarla en sus fases más incipientes y retrasar su desarrollo.

¿sabías qué...?

En el caso de que existan antecedentes familiares, el riesgo de sufrir glaucoma aumenta hasta en cuatro veces.

comenta y pregunta