Cuáles son los síntomas del cortisol alto

También conocido como Hipertcortisolismo ó Síndrome de Cushing

El cortisol es una hormona esteroidea o glucocorticoide producida por la glándula suprarrenal. Esta es liberada como respuesta al estrés y a un nivel bajo de glucocorticoides en sangre. Sus principales funciones son incrementar el nivel de azúcar en la sangre, suprimir el sistema inmunológico y ayudar al metabolismo de grasas, proteínas y carbohidratos, además disminuye la formación ósea.

La secreción de cortisol está gobernada por el ritmo circadiano, aumentando significativamente luego de despertar, debido a la necesidad de generar fuentes de energía luego de largas horas de sueño, aumenta significativamente también al atardecer.

Se han observado pautas diferentes a las concentraciones de cortisol normales en situación como depresión clínica, factores de estrés psicológico (como hipoglucemia, enfermedades como fiebre, traumatismos, cirugía, miedo, dolor, esfuerzo físico, temperaturas extremas, entre otros.)

Valores normales de cortisol




Los rangos normales de cortisol en sangre son de 6 a 23 microgramos por decilitro, esto basándonos en una muestra tomada a las 8 de la mañana. Como se mencionó, es importante que se tome en cuenta la hora de la toma de la muestra y algunos factores importantes que puedan influir en los valores que se manejan día a día.

Cuando tenemos valores por encima de estos que son normales, (insisto en esta hora del día), presentamos una entidad clínica que es llamada hipercortisolismo o Síndrome de Cushing. La cual se caracteriza por alteraciones físicas, metabólicas y psicológicas que resultan de la exposición de los tejidos a altas concentraciones de hormonas glucocorticoides.

Síntomas frecuentes de cortisol alto

Ya que sabemos un poquito más sobre el tema, vamos a describir algunos de los síntomas más comunes, que si bien saben, no son determinantes, pero pueden orientarnos para tomar la decisión de buscar ayudar y realizarnos los exámenes complementarios que nos manden nuestros médicos de confianza.

Las manifestaciones clínicas del Síndrome de Cushing, o del hipertcotisolismo, pueden ser muy variadas y dependerán de diversos factores como: edad del paciente, género, etiología (causa), así como la variabilidad clínica de cada sujeto. Algunos de los síntomas más comunes son:

  • Obesidad centrípeta: es el signo más frecuente, pero el menos específico.
  • Estrías vinosas: con diámetro mayor a 1 cm, que suelen aparecer en abdomen y pliegues. Este es un signo clínico que solo se presenta en poco más del 50% de los pacientes.
  • Plétora facial: o cara de luna llena.
  • Giba dorsal (joroba)
  • Equimosis facial: moretones de fácil aparición.
  • Hipertensión arterial.
  • Debilidad muscular
  • Acné
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Labilidad emocional
  • Ansiedad
  • Depresión
  • Alteraciones menstruales
  • Disfunción eréctil

Estos síntomas pueden presentarse de forma intensa o leve, dependiendo de los niveles de cortisol. Existe también el hipercotisolismo cíclico, en donde el aumento de cortisol se presenta de manera intermitente, alternando con periodos de normocortisolismo, que pueden durar desde días hasta semanas.

Muchas son las situaciones que podrían aumentar los niveles de cortisol en sangre, sin que esto sea causa de una enfermedad más grave, sin embargo, cuando los niveles de cortisol están por encima de lo normal constantemente, los efectos al organismos pueden llegar a ser graves. Por ello, evitemos cualquier cosa que pueda someternos a una situación de estrés y si presentas alguno de los síntomas que se han enlistado anteriormente busca ayuda inmediatamente, para que la causa sea atendida oportunamente.

¿sabías qué...?

Cuando nuestro cuerpo se enfrenta a una situación de vida o muerte, el cortisol se activa, aumentando el flujo de glucosa a los tejidos y el torrente sanguíneo, dando un impulso de energía a corto plazo y una ayuda natural para sobrevivir a un peligro físico.