Cuáles son los síntomas de la artritis reumatoide

Te mostramos los principales síntomas de esta enfermedad reumática

La artritis reumatoide es una enfermedad de tipo reumática que produce inflamación en la membrana sinovial de las articulaciones (la cual tiene protege al cartílago), produciendo dolor, rigidez articular y otros molestos síntomas que afectan la calidad de vida del paciente. Si bien la artritis reumatoide es una enfermedad fundamentalmente articular, durante su evolución también podría producir síntomas fueran de las articulaciones, como problemas cardíacos, pulmonares, en los ojos, etc. Recuerda que la artritis no debe confundirse con la artrosis, la cual implica un desgaste, no inflamación, del cartílago.

En Spoots te mostramos los principales síntomas de la artritis reumatoide

    Índice

  1. Inflamación de las articulaciones

    La inflamación articular es el síntoma que más caracteriza a la artritis reumatoide, y ésta produce el molesto dolor articular, pero también podrá manifestarse con una hinchazón, la cual puede ser más o menos visible según el caso. En los casos de menor visibilidad, el médico puede detectar la hinchazón mediante la palpación articular. Esta inflamación, más concretamente de la membrana sinovial de las articulaciones, puede formar erosiones y en el hueso y destruirlo con el tiempo. Entre las articulaciones más susceptibles a ser inflamadas están las muñecas, los codos y los dedos de las manos y de los pies.

  2. Rigidez articular

    Esta rigidez de las articulaciones se presenta de manera más frecuente en las mañanas (por eso se llama rigidez matutina), al haber tenido el paciente un reposo prolongado. Esta rigidez debería atenuarse al entrar en calor la articulación con el movimiento, pero en muchos casos pueden pasar varias horas antes de que esto suceda. También se presenta en pacientes con osteoartritis (artrosis), pero en ese caso sólo dura un poco de tiempo (por ser un dolor de tipo mecánico, no inflamatorio) a diferencia de la artritis reumatoide, cuya rigidez articular puede durar gran parte del día.

  3. Limitación de movimiento articular

    La deformidad y el dolor también podrán provocar una limitación de la movilidad articular, lo cual podrá generar algún grado de discapacidad en el afectado, limitando los movimientos que pueda hacer en su vida diaria. Este dolor puede diagnosticarse erróneamente en muchos casos como si fuese fibromalgia o síndrome de fatiga crónico. El dolor asociado a la artritis reumatoide no es de corta duración sino que puede durar varios días, y normalmente es simétrica, esto es, que podrá presentarse en ambas manos o ambas rodillas.

  4. Hormigueo

    Esta sensación de hormigueo se da con más frecuencia en las manos y pies. A esto se le llama síndrome del túnel carpiano, y la sensación es parecida cuando nos golpeamos algunos huesos sensibles, como el del codo. La inflamación hará con que los nervios que van hacia las extremidades (sobre todo las manos) se compriman, y esta sensación puede intensificarse durante la noche.

  5. Aparición de nódulos reumatoides y deformación

    Cerca de un cuarto de los pacientes con artritis reumatoidea desarrollan nódulos reumatoides, que son abultamientos o protuberancias óseas que aparecen en los dedos. Estos nódulos reumatoides tienden a aparecer en las mujeres durante la menopausia y también tienen un factor hereditario o genético en su aparición. Su crecimiento puede causar enrojecimiento local, dolor y rigidez, pero estos síntomas tienden a desaparecer con el tiempo, quedando sin embargo la deformidad.

    Hay 2 tipos de nódulos: los nódulos de Heberden (ubicados en las articulaciones al final de los dedos) y los nódulos de Bouchard (se encuentran en las articulaciones de la mitad de los dedos.

    Para saber cómo combatir los nódulos reumatoides, entra en nuestro artículo.

  6. Problemas en el antepié

    El antepié es una de las áreas del cuerpo más susceptibles a parecer inflamación por causa de la artritis reumatoide, lo cual puede hacer que muchas personas acudan a un podólogo para aliviar su dolor, ya que esta zona del pie es susceptible al roce con el calzado al caminar. Esto también puede deberse a que algunas personas con artritis reumatoide pueden también sufrir de fascitis plantar.

  7. Problemas oculares

    Las personas que sufren de artritis reumatoide tienen una mayor propensión a padecer algunos trastornos oculares, especialmente el síndrome de Sjögren, un transtorno autoinmunitario que se manifiesta con la sequedad de los ojos, garganta, nariz o de la piel, ya que inflama una glándula que produce la saliva y las lágrimas, pudiendo incluso extenderse a otros órganos del cuerpo. Además, la persona podría también sentir dificultad para tragar o ardor en los ojos.

  8. Fatiga

    La fatiga en muchos casos es el primer síntoma que se presenta en pacientes con artritis reumatoide, lo cual redundará en debilidad muscular y general, cansancio y sueño. El tener fatiga es un indicio que el cuerpo podría no estar defendiéndose con toda su energía por lo que para combatirla es necesario tener un buen dormir, alimentarse saludablemente, dejar malos hábitos (como el tabaco o el alcohol), dejar los fármacos que no sean estrictamente necesarios y tratar la depresión, en caso de padecerla.

  9. Cambios de peso sin causa aparente

    Otro de los síntomas que puede manifestarse con una artritis reumatoidea es el cambio de peso sin razón aparente. La pérdida de peso se puede deber a una mayor inapetencia (también es un síntoma de la AR), o al revés, el aumento de peso puede deberse a una falta de ejercicio físico y movilidad en general, como consecuencia de la falta de energía y fatiga. Es recomendable ver un especialista para ordenar la alimentación diaria.

Para saber en qué zonas específicas del cuerpo ataca la artritis reumatoide, te recomendamos leer nuestro artículo sobre el tema. También en Spoots podrás acceder a las mejores terapias alternativas para combatir la artritis reumatoide.

¿sabías qué...?

La artritis se considera mucho más que una enfermedad de las articulaciones pues puede causar inflamación en muchas partes del cuerpo, por lo que se le llama una condición sistémica.

comenta y pregunta