¿Qué es la depresión?

Datos útiles sobre uno de los problemas más frecuentes en la sociedad actual

La depresión se considera una de las mayores problemáticas de la sociedad actual. Muchas personas la padecen aunque la mitad de ellas no lo saben. Es frecuente confundir esta enfermedad con otras dolencias y hacerse un autodiagnóstico falso; lo mejor es acudir a un médico especialista para saberlo con seguridad.

Hay que tener especial cuidado en detectar la depresión en niños, adolescentes y jóvenes a tiempo, ya que de no hacerlo se corre el riesgo de dejar unas secuelas psíquicas irreversibles de por vida.

Existen diferentes tipos de depresión y cada una de ellas necesitará de un tratamiento adecuado. Descubre en este artículo todo lo que necesitas saber sobre la depresión, como sus tipos, los síntomas o los tratamientos indicados. 

Definición de depresión




La depresión es una enfermedad frecuente pero no por ello menos grave. Se caracteriza por largos perídos de melancolía y abatimiento que desembocan en ideas negativas sobre la propia imagen, autorrechazo, la ausencia de ganas para hacer las cosas cotidianas, encierro en uno mismo, tristeza y apatía. Los silencios y las lágrimas frecuentes también pueden indicar que una persona sufre este trastorno.

Tipos depresión

Trastorno depresivo grave

La gente que sufre el trastorno depresivo grave pierde la capacidad de hacer cualquier cosa, desde dormir hasta comer. Se pasan largos ratos recluidos en la habitación sin desempeñar ninguna actividad y mirando al vacío. Este es uno de los tipos de depresión más peligrosos.

La depresión psicótica surge cuando se agravan los síntomas del trastorno depresivo grave, pudiendo provocar visiones y pesadillas.

Trastorno depresivo distímico

Normalmente suele durar unos dos años y es menos grave que el anterior. Sin embargo las personas también quedan incapacitadas para realizar sus labores con normalidad.

Trastorno depresivo postparto

Este trastorno surge cuando una mujer acaba de dar a luz, siempre el primer mes tras el alumbramiento, aunque se puede prolongar. Se relaciona con los sentimientos de culpa y de ineptitud que suele tener la mujer debido a su miedo de no poder ser una buena madre y criar al hijo debidamente.

Trastorno afectivo estacional

Hace su presencia durante los meses invernales cuando hay menos horas de luz y suele desaparecer en cuanto llegan los días de calor.

Trastorno bipolar

Este es un trastorno psíquico grave que debe ser tratado por un psiquiatra. Su particularidad reside en que el paciente presenta repentinamente y sin razón aparente cambios bruscos en su estado anímico, puede estar muy contento y al cabo de unos minutos sufrir un severo bajón y ponerse a llorar.

Causas de la depresión

A pesar de que todavía no está muy claro qué es lo que causa la depresión exactamente, la mayoría de los expertos coinciden que los neurotransmisores cerebrales son los responsables de ella al producirse un desajuste. También otros factores como la genética o el entorno pueden influir en su aparición. Situaciones traumáticas o de mucho estrés, también son propensas para que se desencadene una depresión.

Síntomas depresión

Hay que tener en cuenta que cada persona es un mundo y los síntomas cambiarán de una a otra, sin embargo los más frecuentes son estos:

  • Estados regulares de tristeza, melancolía, vacío y ansiedad
  • Estados pesimistas y de desesperación
  • Sentirse culpables, impotentes, irritados o inútiles
  • Agotamiento físico y mental
  • Inapetencia
  • Trastorno de sueño, largos períodos sin poder conciliar el sueño
  • Pensamientos inquietantes sobre el suicidio
  • Dolores, sobre todo de cabeza
  • Poca capacidad de concentración

Los fármacos para tratar la depresión

La depresión se trata con unos medicamentos concretos denominados antidepresivos. Inciden sobre los neurotransmisores y permiten regularlos para que funcionen con normalidad. Hay que tener en cuenta que tienen muchos efectos secundarios como: agitación, falta de sueño, pérdida de deseo sexual y vómitos y nauseas. Hay que tomarlos siempre bajo la supervisión de un médico.

Algunos de los medicamentos más utilizados para tratar la depresión son: Zoloft, Paxil, Celexa y Lexapro.

También hay otros fármacos que provocan un "efecto placebo" en el organismo como la hierba de San Juan. Se trata de remedios naturales que se han utilizado durante años cuando no había medicamentos específicos.

Cómo tomar los medicamentos antidepresivos

El médico es el que debe recomendar la frecuencia de la toma de los antidepresivos. Los resultados no aparecerán hasta unas semanas después y en algunos casos muy severos se necesitarán meses.

Los grupos poblacionales más propensos a la depresión

Según unos estudios reciente, los adolescentes y los ancianos son más propensos que otros grupos poblacionales en sufrir la depresión. Se recomienda seguir la evolución de los hijos con atención y cubrir las necesidades concretas de los ancianos para disminuir el riesgo.

Detectar a tiempo los síntomas de depresión y empezar a tratarlos es la mejor vía para hacer frente a esta enfermedad. Si necesitas ayuda o ves que algún familiar o amigo está deprimido busca soluciones rápidamente.

¿sabías qué...?

Alrededor del 11% de las personas que sufren depresión acaban suicidándose.