Sífilis - Complicaciones y riesgos

Descubre las consecuencias de esta enfermedad de transmisión sexual

La sífilis es una enfermedad de transmisión sexual que se contagia a través del contacto con una llaga infectada por esta enfermedad. Los primeros síntomas que esta enfermedad presenta a menudo pueden llevar a confusión dado que son muy similares a oto tipo de enfermedades o dolencias más comunes como por ejemplo la aparición de una llaga indolora o sarpullido.

Detectar el contagio de la enfermedad a tiempo es imprescindible para poder recurrir a un tratamiento efectivo, ya que en el caso contrario la persona afectada puede enfrentarse a ciertos riesgos y complicaciones de la sífilis que pueden poner en peligro su vida. Veámos cuáles son.

    Índice

  1. Ulceraciones en la piel

    Ulceraciones en la piel

    Las ulceraciones en la piel son una de las consecuencias del contagio por sífilis y una de las primeras manifestaciones causadas por la enfermedad. En función de la fase de la enfermedad, la presencia de estas ulceraciones puede ser diferente. 

    Sífilis primaria

    El contagio de sífilis provoca la aparición de una llaga que estará localizada en el lugar en el que se ha producido el traspaso de la bacteria. Se caracteriza por ser indolora.

    Sífilis secundaria

    Una vez que la primera llaga se ha desarrollado comenzará a manifestarse una erupción generalizada por todo el cuerpo, síntoma de que la enfermedad se ha extendido. Aparecen pequeñas llagas y úlceras que pueden contener pus

    A pesar de que las erupciones desaparecen por sí solas, la consecuencia más grave es que su desparición no es sinónimo de curación, ya que la enfermedad permanece latente.

  2. Ceguera

    Ceguera

    Cuando la sífilis se encuentra en su etapa más avanzada pueden producirse una serie de cambios atróficos en la retina, así como alteraciones en los vasos sanguíneos de la retina que pueden desembocar en una ceguera.

    En aquellos niños que padecen una sífilis congénita (adquirirda pr contagio de la madre durante el embarazo), es posible que existan daños importantes en la estructura ocular, lo cual puede provocar una neuropatía óptica o una destrucción de la retina que provocaría una ceguera.

  3. Parálisis y problemas neurológicos

    Parálisis y problemas neurológicos

    La parálisis así como los problemas neurológicos provocados por el contagio de sífilis no son la complicación más común, sin embargo existe y puede aparecer entre 15 y 20 años después de contraerse la infección cuando no ha habido un tratamiento. La enfermedad derivada del contagio por sífilis que pueden provocar parálisis general y trastornos neurológicos asociados, recibe el nombre de neurosífilis y aparece a consecuencia de una infección cerebral o de la médula espinal.

    Existen ciertos signos pueden alertar de su existencia, como por ejemplo: 

    • Entumecimiento de las extremidades
    • Debilidad
    • Incontinencia
    • Dificultades al caminar
    • Confusión
    • Depresión
    • Irritabilidad
    • Demencia
  4. Alteraciones en el sistema cardiovascular

    Alteraciones en el sistema cardiovascular

    Otra de las consecuencias más graves del padecimiento de sífilis son los problemas cardiovasculares que se traducen en importantes alteraciones de los vasos sanguíneos que pueden provocar su engrosamiento. Esta alteración puede dar lugar a insuficiencia cardíaca hasta infartos, aneurismas que pueden llevar a la aparición de hemorragias masivas entre otros muchos problemas.

    Este tipo de complicaciones suelen aparecer cuando la enfermedad está en un estado muy avanzado, de ahí la importancia de contar con un diagnóstico precoz.

  5. Muerte

    Muerte

    Las complicaciones más graves de una sífilis avanzada pueden conducir a la muerte aunque no es lo más común, ya que por lo general el tratamiento llevado a cabo para su curación evitan que la enfermedad avance.

    Sin embargo una sífilis que no ha sido tratada de forma adecuada, y cuyos síntomas apenas han sido detectados puede conllevar a la aparición de los problemas anteriormente mencionados, como trastornos cardiovasculares o neurológicos, cuyo avance puede conllevar a la muerte de la persona.

El uso del preservativo es la clave para evitar el contagio de esta y de cualquier otra enfermedad de transmisión sexual, especialmente cuando no se tiene una pareja estable o se mantienen relaciones sexuales frecuentes con diversas personas. De este modo evitaremos contagios y riesgos que pueden poner en peligro la salud.

¿sabías qué...?

El origen de la palabra "sífilis" proviene del título de un poema escrito en el año 1533 por Girolamo Fracastoro "Syphilis sive Morbus Gallicus". En el se hace referencia a una pasaje de la mitología griega en la que Zeus castiga a un pastor llamdo Sífilo con esta enfermedad. De ahí que desde entonces esta enfermedad recibiera el nombre de "mal de Syphilus"