Sida: prevención y tratamiento

Conociendo más sobre esta mortal enfermedad, que ahora puede ser prevenida y controlada

Desde su aparición por los años 80's, VIH y el SIDA se han convertido en palabras que denotan un alto grado de pánico, terror y para algunos (tal vez la mayoría), ha condicionado un grado de discriminación que se ha presentado mayormente por la ignorancia que tenemos sobre la enfermedad.

Por ello, aquí vamos a darte información relevante para que podamos convivir sin miedo al contagio y lo más importante si ya sabemos que es una enfermedad que conlleva tantas complicaciones tanto físicas como sociales, saber cómo podemos prevenirla y cómo se puede tratar para tener los menores efectos secundarios a causa de su evolución.

VIH y SIDA

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), es un lentivirus de la familia Retroviridae que es causante del Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA).




El virus ha sido aislado en la saliva, las lagrimas, la orina, el semen, líquido preseminal, los fluidos vaginales, el líquido amniótico, la leche materna, el líquido cefalorraquídeo y la sangre, entre otros fluidos corporales humanos.

Este puede transmitirse por las relaciones sexuales vaginales, anales u orales con una persona infectada (acto sexual sin protección); a través de la sangre y los hemoderivados en individuos que comparten agujas y jeringas para inyectarse drogas y en quienes reciben transfusiones de sangre o hemoderivados igualmente contaminados. 

Una vez que vimos cómo se transmite el VIH, es importante que sepamos como NO se transmite, y eso nos ayude a informar a las personas que conviven con pacientes con VIH y tengan una convivencia más sana.

El VIH no sobrevive largos periodos fuera del cuerpo humano, y no puede reproducirse fuera de este o de algún hospedero vivo; por ello, el VIH no se contagia por agua o aire, mosquitos u otros insectos, saliva, lagrimas o sudor que no se ha mezclado con sangre de un enfermo, por abrazos, compartir baños, trastes o vasos y tampoco se va a contagiar por besar en la mejilla a un paciente infectado.

Etapas del VIH

La infección por VIH se presenta en diversas etapas, identificadas por un conjunto de síntomas e indicadores clínicos, estas son: Fase aguda, fase crónica y SIDA.

  1. Fase aguda: en esta fase, un número importante de personas no presentan síntomas. De los pacientes que presentan síntomas, el cuadro de la infección aguda es similar al de una mononucleosis infecciosa: fiebre, malestares musculares, inflamación ganglionar, sudoración nocturna, diarrea, nauseas y vómito. Durante esta fase, las pruebas tradicionales darán negativo, pero las pruebas de carga viral, arrojarán como resultado una elevada cantidad de copias del VIH durante la fase aguda de la infección.
  2. Fase crónica: la fase crónica de la infección por VIH se suele llamar también de latencia clínica porque el portador es asintomático, es decir, no presenta síntomas que puedan asociarse con la infección, aún cuando el virus se encuentra replicándose incesantemente. La reacción ante el virus, por parte del sistema inmunológico, termina por desgastar a este último, y en ausencia de tratamiento, al final de esta etapa se estará ante el SIDA, esto acontece en un plazo de 5 a 10 años.
  3. Síndrome de inmunodeficiencia adquirida: es la etapa crítica de la infección por VIH. Debido a la incompetencia del sistema inmunológico, son pacientes propensos a desarrollar un sin numero de infecciones oportunistas que pueden llevarlo a la muerte.

Prevención del Sida

No tener sexo es la mejor manera de prevenir o transmitir VIH, sin embargo si somos sexualmente activos, existen algunas maneras de disminuir el riesgo de contraer la enfermedad:

  • Elegir hábitos sexuales menos riesgosos: el VIH se contagia mayormente por tener relaciones sexuales anales o vaginales sin condón. El sexo anal es el de mayor riesgo por las lesiones causadas en la mucosa anal. 
  • Usar condón al tener relaciones sexuales y usarlo correctamente: el uso constante y correcto de condones es una forma muy efectiva para prevenir el contagio por VIH.
  • Disminuir el numero de personas con las que tenemos sexo: entre más número de parejas sexuales tengamos, mayor será la probabilidad de que alguna de ellas pueda contagiarnos de VIH.
  • Usar tratamiento pre-exposición al virus: existen algunos tratamientos pre-exposición, para personas que no estás infectadas, pero que tienen un riesgo elevado de infectarse. En este tratamiento se toma una píldora diaria, algunos estudios han demostrado la efectividad de este tratamiento si se toma de forma constante.
  • Realiza pruebas para otras enfermedades de transmisión sexual: es importante que nos realicemos pruebas para determinar otras enfermedades de transmisión sexual y en caso de salir positivo a alguna, debemos llevar tratamiento así como a las parejas con las que hayamos estado.
  • Si se utilizan agujas, siempre utilizar agujas estériles y núnca compartirlas.

Tratamiento del Sida

El uso de medicamentos contra el VIH para tratar la infección que se llama tratamiento antirretroviral (TAR). Consiste en tomar a diario una combinación de medicamentos contra el virus.

Estos evitan que el virus se reproduzca y reduce su concentración en el cuerpo, lo cual protege el sistema inmunológico e impide que la infección evolucione a SIDA.

El TAR no cura la infección por VIH, pero puede ayudar a las personas seropositivas a tener una vida más larga y sana, así mismo, disminuye el riesgo de transmisión del VIH. 

Al igual que otras enfermedades de transmisión sexual, el VIH, puede prevenirse al ser cuidadosos con nuestra vida sexual, y disfrutarla con responsabilidad. Si tu crees que existe alguna situación en la que pudieras estar en riesgo de contagio, comenta con tu médico y él podrá orientarte sobre la mejor forma de evitar la exposición.

También es importante entender que no solo por tocar a una persona con VIH tenemos riesgo de contagio, esto para disminuir el rechazo que han sufrido los pacientes a través de los años. 

¿sabías qué...?

Según Investigadores de Minnesota indicaron que un ingrediente en los helados podría proteger contra el VIH este ingrediente llamado glycerol monolaurato, podría ser utilizado para combatir la infección del SIDA en los seres humanos. Este compuesto también se usa en los cosméticos y se halla en la leche materna.