Semillas de chía: Beneficios, contraindicaciones y cómo consumirla

Aprende las propiedades y restricciones de este superalimento milenario

La chía (Salvia hispánica) es una planta herbácea de la familia de las lamiáceas que es originaria de Centroamérica. Se estima que se viene plantando desde hace más de 3.500 años y, de hecho, en la época precolombina era uno de los 4 alimentos básicos de las civilizaciones de América Central (mayas y aztecas), junto al amaranto, el maíz y los porotos.

Hasta hace un tiempo no era un alimento fácil de encontrar, pero en los últimos años se ha vuelto más popular debido a sus enormes beneficios y hoy es fácil encontrarla en herboristerías y tiendas de semillas a granel. 

Hoy en Spoots te daremos importante información sobre este superalimento.

Una semilla con gran aporte nutricional




En los últimos años la chía se ha ido haciendo cada vez más conocida y hoy ya se la considera un superalimento debido a su gran concentración de proteínas, vitaminas, antioxidantes, minerales (zinc, hierro, potasio, calcio, etc) y ácidos grasos Omega-3.

Se consume en forma de pequeñas semillas de color negro grisáceo y muchas veces se la confunde con las semillas de amapola. Su sabor es muy suave y agradable y se puede añadir a multitud de recetas.

Preparación de la semilla chía

Esta semilla es de fácil preparación, ya que no es necesario cocinarla. Lo ideal es dejarla en remojo en agua tibia 15 minutos antes de consumirla, y luego colarla. También se puede consumir el agua de chía en lugar de deshecharla. Muchos especialistas en nutrición también recomiendan moler las semillas antes de su consumo, ya que de esta forma nuestro organismo puede absorberla mejor.

¿Cómo se consume la chía?

Es mejor consumirlas unos minutos antes de las comidas, y no después. La forma más común es agregando 3 cucharadas en una bebida, por ejemplo agua o jugo (zumo), y luego revolver y dejar reposar unos 20 minutos. Ojo, se tenderá a formar una estructura gelatinosa, pero esto es normal y no debe preocuparte. Sin embargo, también puedes agregar las semillas a cualquier tipo de comida, como ensaladas, sopas, yogurts, etc. Si tu idea es adelgazar, conviene consumirla con mayor frecuencia durante la primera semana (3 cucharadas diarias, antes de cada comida), para luego moderarla, a 1 cucharada diaria; siempre en ayunas. 

Beneficios de la chía

  • Tiene un gran aporte de ácidos grasos Omega-3.
  • Ayuda a controlar el apetito, provocando una sensación de saciedad, lo cual es beneficioso para bajar de peso.
  • Ayuda a controlar los niveles de azúcar, lo cual es beneficioso para algunos diabéticos.
  • Tiene un bajo aporte de sodio.
  • Evita el estreñimiento.
  • Ayuda a mantenerte hidratado(a), ya que absorbe 10 veces su peso en agua.
  • Previene la oxidación celular.
  • Ayuda a expulsar toxinas del cuerpo.
  • Es una excelente fuente de proteínas, por lo que es una gran alternativa para los vegetarianos.
  • Ayuda a regular la flora intestinal.

Contraindicaciones de la chía

La chía también tiene una serie de efectos secundarios que están siendo estudiados por los científicos. Entre ellos están:

  • No deben consumirla los diabéticos que estén siendo tratados con insulina.
  • No deben consumirla personas que tomen medicación para bajar la presión arterial, puesto que la chía también la baja.
  • Los diabéticos deben tener cuidado, puesto que la chía ayuda a bajar los niveles de glucosa en la sangre. Si están tomando medicamentos que tengan el mismo efecto, podría haber una excesiva disminución de glucosa.
  • Las personas que sufren de diverticulosis no deberían consumirla, ya que la chía contiene fibra.
  • No se recomienda su ingesta en personas que han sido operadas en zonas relacionadas con el aparato digestivo, como el colon o estómago. 
  • Debieran evitar su consumo personas que toman remedios anticoagulantes, puesto que la chía también tiene efectos anticoagulantes.
  • Es posible que pueda producir diarrea o flatulencias.

A pesar de ser un alimento con múltiples propiedades se aconseja consumirlo con moderación, si es posible consultándolo al médico de cabecera y no tomarla si se está bajo medicación.

¿sabías qué...?

La semilla chía es el alimento con más contenido de ácidos grasos Omega-3.