Cómo saber si tengo piojos

Te damos las claves para comprobar si eres víctima de pediculosis

Los piojos se identifican como pequeños insectos que no llegan a alcanzar más de 4 milímetros de tamaño y cuyo hábitat se encuentra principalmente en el cabello de las personas, a poca distancia de la raíz. Su medio de alimentación es la sangre que extraen de la cabeza y son capaces de reproducirse rápidamente por lo que combatir su presencia de forma precoz es clave para facilitar su eliminación.

Su presencia, a pesar de no ser fácilmente perceptible visualmente, causa grandes molestias en la persona que los padece. Pero ¿cómo podemos identificar si somos víctimas de los piojos? A continuación te damos las claves para comprobar la presencia de estos molestos “inquilinos“, de modo que puedas erradicarlos en el momento en el que aparezcan.

    Índice

  1. Sensación de picazón progresiva

    Sensación de picazón progresiva

    La molesta sensación de picor que se produce cuando los piojos están en la cabeza, se debe principalmente a la succión que los insectos realizan para alimentarse de la sangre del cuero cabelludo. Para ello inyectan una especie de saliva irritante que resulta muy molesta. Tienden a hacer aproximadamente seis veces esta acción al día y uno de los síntomas que la persona experimenta es la creciente necesidad de rascarse continuamente la cabeza.

    Si bien el picor de cabeza no tiene por qué estar relacionado únicamente con la presencia de piojos, lo cierto es que es uno de los síntomas más conocidos y uno de los indicativos más fiables de que podemos estar siendo víctimas de su presencia. Es el momento de deshacerse de ellos y sacar a estos insectos del cabello.

  2. Identificación de liendres

    Identificación de liendres

    Las liendres son los huevos que los piojos ponen cuando se han asentado en el cabello. Es común que los huevos de las liendres se confundan con la aparición de caspa ya que cuando salen a la luz, el aspecto es muy similar, sin embargo nada tienen que ver ya que la presencia de liendres indica que los piojos han anidado en la cabeza.

    Existen varias formas de identificar las liendres de la caspa. En primer lugar, notaremos que las liendres son más difíciles de desprender del cabello que la caspa ya que quedan fuertemente adheridas al contrario que la caspa que puede desprenderse por sí sola.

    Observaremos que al lavar el cabello las liendres siguen en el pelo, al contrario que ocurre con la caspa que tiende a desaparecer. Además las liendres presentan un color más grisáceo respecto al de la caspa cuyo color es más blanco.

    Estas pautas nos ayudarán a identificar las liendres fácilmente para comenzar a poner remedio.

  3. Aparición de heridas en el cuero cabelludo

    Aparición de heridas en el cuero cabelludo

    La aparición de heridas en el cuero cabelludo es un indicativo muy fiable de la presencia de piojos, pues pican. En sí, las heridas no son provocadas por la presencia de estos parásitos, sino que su aparición se debe a la continua sensación de picor que provoca que rasquemos la cabeza de forma persistente con gran intensidad.

    Observando cuidadosamente el cuero cabelludo, es posible que podamos identificar la presencia de pequeños granitos  que se producen por los picotazos de los piojos para succionar la sangre. Las zonas más afectadas suelen ser la parte trasera de las orejas y la nuca, a pesar de que las costras o heridas pueden aparecer en cualquier parte en la que aniden los piojos.

    Hay que tener en cuenta que estas heridas podrían infectarse por lo que extremar la precaución, evitar rascar con las uñas y mantener una buena higiene. De igual modo seguir un tratamiento para eliminarlos definitivamente es fundamental para evitar complicaciones.

  4. Observar la ropa para comprobar si han caído piojos

    Observar la ropa para comprobar si han caído piojos

    Otra de las formas de identificar la presencia de piojos es observando cuidadosamente las prendas superiores de la persona que pudiera estar afectada. La forma de identificar a los piojos en las prendas de ropa es similar a la forma de detectarlas en el cabello.

    El aspecto de los piojos es similar en tamaño al de una pequeña semilla de sésamo, y presentan un color blanco grisáceo en el caso de las liendres y color mostaza o canela en el caso de los piojos adultos. Podemos ayudarnos de una lupa para buscar más fácilmente.

    En el caso de detectar la presencia de piojos en las prendas de ropa así como en accesorios utilizados en la cabeza tales como sombreros, diademas o pañuelos, es muy importante someter cada prenda a un lavado intenso de agua caliente, a una temperatura de 50°C con el fin de asegurarnos de que eliminaremos los piojos. 

  5. Cepillar la cabeza con una liendrera para observar si quedan adheridos

    Cepillar la cabeza con una liendrera para observar si quedan adheridos

    Una de las herramientas más útiles para comprobar si tenemos piojos o existen huevos de liendres en el cabello es la liendrera. La liendrera es un peine de púas muy largas y finas con muy poco espacio de separación que ayudan a arrastrar y quitar los piojos y las liendres de forma mucho más efectiva que si utilizáramos un cepillo o peine convencional

    Es importante que a la hora de detectar la presencia de estos parásitos, el cabello esté mojado porque de este modo y separando el pelo por pequeños mechones, podremos pasar más cómodamente la liendrera y observar si hay huevos o parásitos adheridos, pues se pegan con facilidad. Es posible incluso que veamos liendres muertas

  6. Huele el peine tras cepillar el cabello

    Huele el peine tras cepillar el cabello

    Una de las formas de saber si eres víctima de los piojos es oliendo el peine una vez que has cepillado tu cabeza. Curiosamente, puedes detectar la presencia de piojos cuando tras el cepillado percibes que el peine desprende un olor fétido

    Esto se debe a que el producto de desecho de los piojos, tiene un aroma desagradable. Si bien este puede ser un detalle algo sutil, lo cierto es que, si lo percibes, es el momento de ponerse a investigar la presencia de liendres o huevos. Es probable que los piojos hayan comenzado a anidar.

La presencia de piojos, también conocida como pediculosis, es una molestia que si bien no entraña riesgo para la salud puede convertirse en una pesadilla para la persona que lo padece pues puede haber piojos tanto en la cabeza de un niño como en la de un adulto. Prevenir, detectar a tiempo y poner un tratamiento efectivo contra los piojos a base de productos especiales es esencial para acabar con ellos y evitar el contagio con personas cercanas, pues se contagian con facilidad al igual que se reproducen muy rápido.

Si tienes piojos, recuerda que existen champús antipiojos e incluso alguna loción que pueden ayudarte a matar a estos molestos bichitos y prevenirlos, por ejemplo los que están hechos a base de dimeticona, así como una innovadora pastilla conocida como Ivermectina. Además de las pastillas, jarabes y lociones existen numerosos remedios caseros y naturales fáciles de poner en práctica en casa, que actúan como repelente y que los mantendrán alejados para siempre.

¿sabías qué...?

Los piojos se desplazan gracias a unas pinzas específicas que se adaptan al tipo de cabello al cual se adhieren. Son capaces de moverse a una distancia aproximada de 23 centímetros por minuto.