Cómo saber si tengo obesidad

Descubre cuándo el sobrepeso se convierte en obesidad

¿Cómo saber si realmente tenemos obesidad o solo es una jugada de nuestro cerebro tratando de seguir patrones de mercadotecnia? Y por otro lado, ¿cómo podemos identificar que ya hemos pasado del sobrepeso a la obesidad? Aquí te despejamos cualquier duda que puedas tener y además te explicamos la importancia real que tiene el sobrepeso, y los riesgos de salud que conlleva padecer de obesidad.

La obesidad se ha colocado en el lente de todas la naciones, ya que se ha convertido en un problema de salud pública que ha aumentando año tras año. Desde 1980, la obesidad se ha más que doblado en todo el mundo. En el 2014, 600 millones de habitantes del mundo ya eran obesos; esto en porcentaje equivale al 13% del total de la población, lo cual es un valor no menor.

La obesidad se define como el incremento del peso corporal asociado a un desequilibrio en las proporciones de los diferentes componentes del organismo, en la que aumenta fundamentalmente la masa grasa con anormal distribución corporal, siendo actualmente considerada como una enfermedad crónica multifactorial, esto es, con muchas causas y complicacionea asociadas. 

Actualmente, el IMC (Índice de Masa Corporal), es un indicador simple de la relación entre el peso y la talla, que utilizarmos para identificar el sobrepeso y la obesidad en adultos. 




Cómo se calcula el IMC (Índice de Masa Corporal)

Se calcula dividiendo el peso de una persona en kilos entre el cuadrado de su talla en metros. En fórmula sería como sigue:

Peso / Estatura al cuadrado= IMC

Por ejemplo, si tenemos una persona con un peso de 120 kg y una estatura de 1,65 mts, entonces si IMC estará dado por:

IMC= 120/1,65x1,65= 44 

Clasificación del IMC

Podemos automáticamente clasificar una persona según su peso conociendo su IMC, como sigue:

  • Normal: IMC entre 18.5 - 24.99
  • Sobrepeso: IMC>25.00
  • Obesidad: IMC>30.00

Una vez que sabemos cómo realizar la medición para identificar si realmente nos encontramos en la clasificación de obesidad, veamos por qué es importante darnos cuenta de si somos obesos o solamente tenemos sobrepeso.

Un IMC elevado es un importante factor de riesgo para enfermedades no transmisibles como:

  • Enfermedades cardiovasculares: cardiopatía y accidente cerebro-vascular principalmente.
  • Diabetes Mellitus
  • Trastornos del aparato locomotor: por ejemplo, la osteoartritis, la cual es una enfermedad degenerativa de las articulaciones, muy discapacitante, causada por el impacto articular y la sobrecarga que ejercemos por el aumento de peso.
  • Cáncer: se ha encontrado un relación importante entre la obesidad y la prevalencia de cáncer de endometrio, de mama y colon. 

Hay que notar que el riesgo de contraer estar enfermedades va aumentando conforme acumenta el IMC. 

Clasificación de la obesidad

Según su origen, la obesidad puede clasificarse en endógena y exógena. La endógena es la menos frecuente, ya que sólo entre un 5-10% de los obesos la presentan. Este tipo de obesidad es debido a problemas provocados por la disfunción de alguna glándula endócrina, como la tiroides, glándula suprarrenal, páncreas (insulina), como su nombre lo indica, es una obesidad causada por problemas internos, debido a esto, las personas no son capaces de perder peso aún llevando una alimentación adecuada y realizando actividad física.

La obesidad exógena es aquella que se debe a un exceso en la alimentación o a determinados hábitos sedentarios, en otras palabras, la obesidad exógena es la más común y no causada por ninguna enfermedad o alteración propia del organismo, si no que es provocada por los hábitos de cada persona.

En ocasiones, no se trata únicamente de que haya alimentación excesiva, si no de que existe una falta de actividad o ejercicio físico y por consiguiente, una falta de gasto de energía adquirida por los alimentos que se consumen en el transcurso del día.

Ahora ya sabemos cómo podemos obtener nuestro IMC y clasificar nuestro peso según el resultado que obtengamos, y lo más importante, entender, comprender y darle la importancia que requiere a las consecuencias que podemos presentar si seguimos aumentando de peso indiscriminadamente.

Diabetes, Hipertensión, Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, son solo unas enfermedades que son causadas por la obesidad, pero son enfermedades que pueden desarrollar múlltiples complicaciones que tienen como desenlace la incapacidad física por el desgaste de todos nuestros órganos al llevar una carga tan pesada, para la cual no esta diseñado. Uno de los medicamentos más populares para tratar la obesidad es el Xenical, considerado un inhibidor de la lipasa.

Y como lo mencionamos anteriormente, la importancia de un peso normal radica en que un IMC más bajo de lo normal, nos llevan a la desnutrición, propiciando enfermedades igual de graves que las que ya señalamos.

¿sabías qué...?

Entre 1980 y 2013, la proporción global de adultos con sobrepeso, es decir, aquellos con un IMC de 25 kg/m2 o más, aumentó de 28,8% a 36,9% en hombres y de 29,8% a 38% en mujeres. 

comenta y pregunta