Cómo saber si tengo hongos en las uñas

Signos que nos alertan de la presencia de una onicomicosis

Los hongos en las uñas (onicomicosis) son un tipo de infección que afecta como su nombre indica a las uñas de las manos y especialmente a las de los pies, causando un cambio en su forma y en su aspecto. Vienen ocasionadas por diferentes factores: un ambiente húmedo, zapatos que nos transpiran o contagios.

Cuando se produce una infección por hongos en una de las uñas, es muy probable que se produzca un contagio que acabe atacando al resto. Saber identificar una uña afectada por hongos nos ayudará a poner remedio y evitar que la infección se expanda. Vamos a ver cuáles son los signos para identificar la infección por hongos.

    Índice

  1. Aparecen manchas amarillentas en las uñas

    Las uñas están compuestas de queratina y sirven como protección de los tejidos de las manos y de los pies. Su apariencia translúcida comienza a tornarse opaca y sin brillo cuando se produce una infección por hongos. Poco a poco podremos observar como las uñas van cambiando de color, adquiriendo una tonalidad amarillenta que va empeorando con el paso del tiempo. Poco a poco la uña irá oscureciéndose adquiriendo un tono más oscuro debido al avance de la infección.

    En un bajo porcentaje de los casos, es posible que aparezcan manchas blancas sobre la superficie de la uña más cercana a la cutícula. Conforme la infección avanza la mancha blanca se va extendiendo hasta que toda la uña se torna áspera y con tendencia a romperse.

  2. La uña afectada comienza a engrosarse y deformarse

    Otro de los síntomas que nos alertan de una infección por hongos es que la uña afectada comienza a adquirir un grosor anormal y además tiende a deformarse. La razón se debe a la presencia de pequeños microorganismos causantes, en la mayoría de las ocasiones, de su infección: los dermatofitos.

    Cuando proliferan tanto en la superficie como por debajo, hacen que la uña comience a engrosarse por ambos lados. De igual modo, este engrosamiento provoca que la uña comience a romperse y por tanto a deformarse, mostrando un aspecto enfermo.

  3. La uña desprende un dolor desagradable

    Otro de los síntomas comunes relacionados con esta infección en las uñas es un olor desagradale, aunque no tiene por qué ocurrir en todos los casos.

    Este mal olor se debe a la acumulación de residuos que se van depositando bajo las uñas así como a la proliferación de los hongos. Suele aparecer cuando la infección ya está muy avanzada y la uña presenta mal aspecto, por lo que llegados a este punto es importante recurrir a un tratamiento que evite la propagación.

  4. Superficie de la uña irregular

    Como consecuencia de la infección por hongos, la superficie de la uña comienza a perder todo su brillo original, aparecen hendiduras y se vuelven muy quebradizas. Esto se debe a que las uñas presentan placas que se pueden levantar o ir desprendiendo lo que a largo plazo puede provocar la caída de la uña.

    Las irregularidades de la uña comienzan poco a poco hasta que finalmente se extienden por toda la superficie. Aplicar un tratamiento adecuado es de gran importancia para evitar la pérdida de la uña y el contagio.

  5. Se produce dolor e incomodidad

    Otro de los síntomas de la aparición de hongos en las uñas es el dolor y la incomodidad que se produce cuando la uña comienza a astillarse e incluso a desprenderse. 

    La infección en si no es dolorosa, sino más bien estética, pero si puede llegar a ser dolorosa e incómoda en el momento en el que la infección por hongos llega a extenderse provocando que las uñas se deformen o comiencen a caerse.

A pesar de que los tratamientos para tratar el problema de los hongos en las uñas pueden ser muy efcetivos para erradicarlos, lo cierto es que los resultados no serán visibles hasta que la uña no se haya cambiado por completo por una nueva. Un proceso largo en el que es importante ser constantes para obtener resultados.

¿sabías qué...?

Las uñas de los pies son hasta dos veces más gruesas que las de las manos.

comenta y pregunta