Qué es la rinitis alérgica

Te mostramos las causas, síntomas, tratamientos y mucho más sobre la rinitis alérgica

La rinitis alérgica, también llamada fiebre del heno, que es la inflamación de las membranas de la mucosa y de las partes internas de la nariz, como causa de una reacción a partículas o agentes externos llamados alérgenos. La rinitis alérgica puede causar diferentes síntomas como el lagrimeo, secreción y obstrucción nasal, picor y estornudos constantes, siendo el cuadro alérgico más frecuente en la población.

En Spoots te decimos qué es la rinitis alérgica y mucho más.

 

¿Por qué se produce la rinitis alérgica?




La rinitis alérgica se produce de la misma forma que la mayoría de los cuadros alérgicos. Cuando la mucosa de la nariz entra en contacto con algunas partículas externas, esto desencadena la producción de algunos anticuerpos por parte del sistema inmune (inmunoglobulina igE), lo cual a su vez permite la liberación de algunas sustancias químicas como la histamina, que es la principal causante de los síntomas típicos de la rinitis alérgica, en este caso.

¿Cuáles son la causas?

Se sabe que existe un componente hereditario por genético en algunas personas con antecedentes alérgicos. De hecho, se estima que la probabilidad de padecer rinitis alérgica es cercana a un 30% si alguno de los padres padece alergias, y sube a un 50% si ambos son alérgicos.

Sin embargo, le genética sólo entrega una predisposición o propensión para desarrollar alergias, pero es necesario estar expuesto frecuentemente a los alérgenos para que un cuadro alérgico aparezca.

Según el tipo de rinitis alérgica, podremos especificar mejor los alérgenos más comunes:

  • Rinitis alérgica perenne: se manifiesta durante todo el año, y es causada por acáros, hongos y epitelios de animales.
  • Rinitis alérgica estacional: César con mayor intensidad en los meses más calientes, como primavera verano y otoño. Los principales alérgenos que la causan son el polen de las gramíneas, de artemisa, de pino o bien por los mohos presentes en el aire.

¿Cuáles son los principales síntomas de la rinitis alérgica?

Los síntomas más frecuentes de la rinitis alérgica son:

  • Obstrucción o congestión nasal
  • Picor nasal
  • Estornudos
  • Comezón en los ojos
  • Dolor de cabeza
  • Rinorrea

¿Cómo se puede ayudar en la prevención de la rinitis alérgica?

  • Si eres alérgico a los animales, intenta que no entren en su habitación.
  • Procura ventilar la habitación y reducir la humedad ambiental, de forma de combatir los ácaros.
  • También puedes combatir los ácaros por medio de la aplicación de acaricidas.
  • Procura no tener elementos acumuladores de polvo en su habitación, como las alfombras y los peluches.
  • Lava toda la ropa de cama en agua caliente una vez por semana, de forma de eliminar los ácaros presentes en sábanas y cubrecamas.
  • Evita tener cortinas de tela gruesa en la habitación, procurando que sean persianas lavables.

¿Cómo es el diagnóstico?

Existen varias formas y pruebas clínicas para un correcto diagnóstico de la rinitis alérgica, entre las que destacamos:

  • Historia clínica: Antes de efectuar un diagnóstico, es esencial para que el especialista o médico pueda tener la información del historial de síntomas del paciente, sabiendo la duración aproximada de los cuadros alérgicos y su recurrencia.
  • Pruebas cutáneas con alérgenos: El test cutáneo consiste en la aplicación de gotas con distintos alérgenos, sobre el brazo con la ayuda de lancetas. Se deja entonces que la piel reaccione por unos 20 minutos y luego se determinan cuáles son los alérgenos que provocan reacciones alérgicas en la persona.
  • Examen de sangre: También se puede realizar un examen de sangre para una medición más precisa de la presencia de anticuerpos o inmunoglobulinas en la sangre frente a un alérgeno específico.
  • Rinoscopia anterior: Es realizada mediante el rinoscopio, el cual es introducido al interior de la nariz. Es una inspección visual que permite al médico observar diferencias en la coloración y de tamaño de los cornetes (huesos de la nariz), así como la presencia o no de pólipos nasales.
  • Radiografía de senos: Permite comprobar la presencia de inflamaciones de los senos paranasales, o sinusitis.

¿Cómo se puede diferenciar un catarro de la rinitis alérgica?

Sabemos que los síntomas de la rinitis alérgica son el picor de la nariz y ojos, lagrimeo, estornudos, secreción nasal y otros. Se producen sobretodo en una época determinada del año (principalmente en primavera y verano) y tienden los síntomas a remitir si son ingeridos algunos antihistamínicos o bien si se evita el contacto con el alérgeno provocador de la alergia, sin aparición de fiebre.

Por otra parte, el catarro provocará la secreción de moco acuoso pero sólo durante los primeros días, pues luego éste se transformará en catarro, además de generar fiebre y posiblemente dolor en la garganta.

¿sabías qué...?

Existen otros tipos de rinitis que no son alérgicas, como la rinitis vasomotora, rinitis infecciosa o rinitis por medicamentos.