Remedios naturales para la congestión nasal

Descubre los remedios más fáciles y efectivos para aliviar la congestión nasal.

La congestión nasal es uno de los síntomas más molestos que se presentan cuando los tejidos que recubren la nariz se hinchan a causa de la inflamación de los vasos sanguíneos. En muchas ocasiones la congestión nasal conlleva también la aparición de mucosidad que puede taponar la nariz, empeorando aún más los síntomas.

Resfriados, alergias o gripes suelen ser las causas más frecuentes de la aparición de congestión nasal. A pesar de que ésta puede desaparecer por sí sola en un plazo máximo de una semana, existen algunos remedios naturales que pueden ayudarnos a reducir sus molestias.

    Índice

  1. Masticar un diente de ajo

    Masticar un diente de ajo

    Uno de los remedios más efectivos para combatir la congestión nasal consiste en masticar un diente de ajo picado. El aroma tan intenso que caracteriza al ajo hace que éste penetre en las fosas nasales mejorando los síntomas congestivos.

    Para que este remedio sea efectivo, conviene masticar un diente de ajo entre dos y tres veces al día durante algunos minutos, no es necesario tragarlo para notar sus efectos. Además de descongestionar la nariz aliviará los síntomas asociados a ella.

  2. Consumir una sopa caliente

    Consumir una sopa caliente

    Además de ser un remedio de lo más tradicional, no hay duda de que tomar sopa caliente es uno de los mejores remedios para combatir la congestión nasal. Este remedio es especialmente efectivo para aliviar la congestión provocada por una mucosidad espesa.

    Al tomar la sopa comenzaremos a inhalar el vapor de modo que conseguiremos que la mucosidad sea más líquida, además si añadimos un poco de picante a la sopa mejoraremos la secreción y drenar la mucosidad de una forma muy efectiva.

  3. Realizar vapores con hojas de eucalipto

    Realizar vapores con hojas de eucalipto

    Los vahos de eucalipto son una excelente forma de mejorar rápidamente la congestión nasal dadas las propiedades que caracterizan al eucalipto, descongestivas y expectorantes. De este modo al realizar los vahos con hojas de eucalipto conseguimos limpiar las vías respiratorias y mejorar los síntomas de la congestión nasal.

    Para realizarlos, basta con hervir hojas secas de eucalipto, dejar infusionar unos minutos e inhalar el vapor cubriendo la cabeza con una toalla. Tras unos minutos inhalando el vapor, comenzaremos a experimentar una notable mejoría.

  4. Limpiar la nariz con agua de mar

    Limpiar la nariz con agua de mar

    El agua de mar es uno de los más sanos remedios que podremos aplicar en el caso de congestión nasal. Para poder utilizar las propiedades del agua de mar, ésta es pasada por un filtro sin perder todos los minerales y oligoelementos que la caracterizan y que ayudan a descongestionar la nariz.

    Podemos encontrar el agua de mar preparada y filtrada en forma de spray o de ampollas monodosis. Al aplicarla hidrata las mucosas y disminuye el espesor del moco, de modo que resulta mucho más efectivo y natural que utilizar cualquier otro tipo de fármaco.

  5. Inhalar el aroma de cebolla cortada

    Inhalar el aroma de cebolla cortada

    El vapor que emana de una cebolla recién cortada es uno de los remedios más efectivos para combatir la congestión nasal. Así, para poder beneficiarnos de las propiedades de la cebolla para descongestionar la nariz, debemos de trocearla y colocarla cerca de la cama o del lugar en el que nos encontremos.

    Es importante que durante el tiempo que utilicemos este método, tengamos especial cuidado en renovar la cebolla, ya que al secarse dejará de hacer el efecto deseado. Al utilizarla durante la noche, el efecto durará durante varias horas por lo que nos garantizará un sueño tranquilo.

  6. Tomar té de jengibre

    Tomar té de jengibre

    El té de jengibre es conocido especialmente por sus propiedades antiinflamatorias muy importante para aliviar la inflamación de la mucosa. Además ayuda a aliviar el moco cuando éste es muy espeso y favorece su eliminación.

    Para preparar el té es necesario colocar una cucharada pequeña de raíz de jengibre rallada por taza. Ponemos a hervir durante 20 minutos y dejamos que repose. Bastará con tomar de 2 a 3 tazas al día para beneficiarnos de todas las propiedades de este descongestivo natural. Además el vapor del té recién hecho mejorará la eliminación de la mucosidad.

  7. Tomar un baño de agua caliente

    Tomar un baño de agua caliente

    Los baños con agua caliente, son además de muy relajantes, un remedio muy interesante en el caso de congestión nasal. El motivo se debe a que el agua caliente emana vapor que al introducirse en las fosas nasales ayuda a eliminar el exceso de mucosidad facilitando el drenaje.

    Por otro lado, el baño de agua caliente resulta muy efectivo para evitar que el moco se adhiera a la garganta o bien para aliviar los dolores musculares cuando la congestión nasal viene provocada por la aparición de un resfriado.

Es habitual recurrir a los descongestivos de la farmacia para conseguir un alivio instantáneo de la congestión nasal, sin embargo este remedio puede producir un efecto rebote que lejos de mejorar los síntomas, los empeore por el uso repetitivo. Es por ello importante optar por los remedios naturales para lograr un resultado duradero y mucho más efectivo.

¿sabías qué...?

Los lácteos son grandes enemigos de la congestión nasal ya que provocan que aumente la mucosidad.