Remedios naturales para el colesterol

Hábitos efectivos para combatir la colesterolemia de forma natural

El colesterol es una sustancia que produce el cuerpo y que se acumula en los tejidos. Las concentraciones más altas de colesterol se dan en el páncreas, el hígado, la médula espinal y el cerebro. El colesterol en sí no solo no es perjudicial sino que es imprescindible para la vida, el problema aparece cuando los niveles de colesterol "malo" son demasiado altos, entonces hablamos de la patología denominada colesterolemia.

El colesterol elevado afecta cada vez a más personas en occidente. Igual que la hipertensión su incidencia aumenta con la edad.

Diferentes tipos de colesterol

Hay dos formas de medir el colesterol: Se mide el colesterol total y después se miden el colesterol bueno (HDL) y el colesterol malo (LDL). Este último se deposita en las arterias y puede obstruirlas provocando infartos, ictus, etc.




Tratamiento convencional de la colesterolemia

La medicina alopática trata esta enfermedad con un grupo de fármacos que se conocen como estatinas, que si bien bajan radicalmente sus niveles en sangre, tienen muchos efectos secundarios en un alto número de pacientes, entre ellos dolores musculares y problemas de hígado, que son minimizados por la industria farmacéutica porque las estatinas junto con los antidepresivos son los medicamentos más vendidos en occidente.

Tratamientos alternativos para prevenirlo y combatirlo

Si bien es necesario controlar el nivel de colesterol mediante análisis y pruebas médicas periódicas, cada vez hay un mayor número de personas que buscan remedios alternativos para prevenirlo y tratarlo que sean menos agresivos con el cuerpo.

Vamos a repasar los más efectivos:

  • Hábitos de vida saludables que incluyen ejercicio físico diario. Un hábito inmejorable consiste en caminar todos los días por lo menos una hora a buen ritmo.
  • Dieta y alimentación: Hay una serie de alimentos prohibidos para las personas con tendencia a niveles altos de colesterol, que solo pueden consumirse de forma excepcional: mantequilla, margarina, quesos grasos y curados, leche entera, embutidos, carnes rojas y yema de huevo. La bollería industrial y las grasas trans son los alimentos más perniciosos. Hay un grupo de alimentos que se pueden consumir de forma moderada; y por último hay alimentos que se pueden y se deben tomar a diario: frutas y verduras, legumbres, carnes blancas y pescado.
  • Beber este caldo de verduras: medio litro de agua, 3 ramitas de perejil, media cebolla, 100 g. de col, 3 ramas de apio y 1 limón. Se elabora hirviendo todos los ingredientes, previamente picados, menos el limón. Se cuece 15 minutos a fuego lento, se deja reposar y se cuela. Antes de tomarlo le añadiremos el zumo de un limón.
  • Es tan importante lo que se come como la forma de cocinarlo. Se deben evitar las frituras y las cocciones con muchas salsas y grasas. Lo ideal es cocinar al vapor y a la plancha, además de consumir muchos alimentos crudos.

Los beneficios del Omega 3

  • Consumir alimentos ricos en omega 3, ya que reducen el LDL: cereales integrales, semillas de lino, alcachofa, verberis aristata, arroz rojo fermentado, etc. Una combinación de estos compuestos puede encontrarse en forma de pastillas que podemos comprar en la farmacia.
¿sabías qué...?

Aunque parezcan dolencias completamente diferentes, el colesterol alto puede ser también un factor desencadenante en la aparición de problemas cognitivos y de memoria.

comenta y pregunta