Remedios naturales y caseros para aliviar la ciática

Te enseñamos los trucos más sencillos para reducir el dolor por ciática

El dolor que se produce en el niervo ciático, un nervio que se extiende desde la parte baja de la espalda hasta la pierna, puede llegar a ser tan doloroso como irritante para la persona que lo padece. Es posible incluso que imposibilite el movimiento e impida hacer vida normal.

A pesar de que su aparición no es signo de que exista una enfermedad, si denota problemas relacionados con los huesos de la espalda, e incluso puede indicar la aparición de una hernia discal. Afortunadamente existen algunos remedios naturales para aliviar el dolor de la ciática, que pueden resulta muy efectivos. A continuación te indicamos los más efectivos que puedes realizar en casa fácilmente.

    Índice

  1. Tomar una infusión de sauce

    Tomar una infusión de sauce

    La corteza de sauce es conocida entre otras muchas características por sus propiedades analgésicas, que consiguen reducir de forma muy notable el dolor provocado por la ciática. Los efectos son casi inmediatos y se trata de un remedio sano y seguro, aunque eso sí, debe de evitarse por parte de las embarazadas.

    La forma de preparar la infusión de sauce consiste en hervir en un litro de agua varios trozos de corteza de sauce. Dejamos que hierva 15 minutos y retiramos para que repose 5 minutos más. Colamos y podemos beber hasta 3 veces al día.

  2. Aplicar planta hervida del lúpulo

    Aplicar planta hervida del lúpulo

    El lúpulo es una planta muy utilizada para tratar enfermedades relacionadas con los nervios y la ansiedad, así como para problemas de reuma y artritis. Es por ello que sus propiedades calmantes resultan muy apreciadas para calmar los dolores provocados por la ciática.

    Para aprovechar estas características debemos de hervir la planta en un litro de agua aproximadamente durante 15 minutos. Después la filtraremos y envolveremos en un paño de algodón. Aprovechando que está caliente, y con cuidado de no quemar la zona, la colocaremos sobre el lugar en el que se produce el dolor. Cuando pierda temperatura, utilizaremos el agua de cocción para volver a calentarla. Este remedio calmará la zona y producirá mucho alivio.

  3. Consumir leche con ajo

    Consumir leche con ajo

    La leche junto con el ajo conforma uno de los remedios más efectivos para aliviar los dolores por ciática. Esta combinación ayuda a reducir la inflamación que se produce en el nervio ciático gracias a su poder analgésico y calmante.

    La leche de ajo puede prepararse tanto con leche de origen animal como con leches vegetales y su elaboración resulta muy fácil. Para elaborarla necesitamos 4 dientes de ajo y una taza de leche. Trituramos los ajos y lo incorporamos a la leche cociendo la mezcla lentamente durante cinco minutos.

    Es suficiente con tomar una taza de leche al día para comenzar a notar los resultados.

  4. Aplicar ungüento de rábano

    Aplicar ungüento de rábano

    El rábano es otro de los remedios más eficaces que se pueden utilizar para tratar el dolor por ciática. Sus propiedades para calmar la inflamación y el dolor hacen que sea una solución muy popular.

    Para utilizar el rábano debemos de picar un rábano fresco en rodajas finas. Aplicaremos sobre la zona dolorida y dejaremos actuar al menos una hora. La estimulación que se produce sobre el nervio ciático y sobre las piernas hace que el dolor disminuya de forma considerable sintiendo alivio en poco tiempo.

  5. Alternar compresas frías y calientes

    Alternar compresas frías y calientes

    Una de las mejores formas de aliviar el dolor por ciática consiste en alternar sobre la zona dolorida compresas de agua fría y agua caliente. Este cambio de temperatura produce una mejora en la circulación sanguínea, hace que la baje la inflamación y por tanto el dolor disminuye de forma notable.

    Lo ideal es comenzar por compresas de agua fría aplicándolas entre 150 y 20 minutos con un intervalo de dos horas. A los pocos días pasaremos a aplicar compresas o bolsas de agua caliente de la misma forma de modo que el dolor y las molesias se reducirán.

  6. Aplicar hojas de col

    Aplicar hojas de col

    La col se caracteriza entre otras propiedades por su capacidad antiinflamatoria cuando se utiliza para un uso externo. De este modo usar hojas de col es una buena forma de mejorar le dolor de la ciática.

    Para utilizarla debemos de preparar un cataplasma que prepararemos utilizando varias hojas de col cocidas previamente. Después se colocan las hojas calientes sobre la zona afectada.

    Otra forma de utilizar la col para aliviar el dolor de la ciática es extrayendo el jugo que contiene en las venas centrales. Para ello las colocaremos unas sobre otras y las aplastaremos con un rodillo. Después se aplica el jugo sobre la zona dolorida pudiéndolo mantener con vendas durante toda una noche para notar mejoría.

  7. Utilizar ortiga

    Utilizar ortiga

    La ortiga es un remedio para la ciática que puede utilizarse de dos formas diferentes ya que ayuda a mitigar el dolor y relajar el nervio ciático. Por un lado se puede utilizar la infusión de ortiga para preparar un baño caliente que ayudará a calmar la zona y hacer que el dolor disminuya.

    Por otro lado se puede utilizar una rama de ortiga fresca, con la cual masajearemos la zona dolorida. De este modo conseguiremos reducir la inflamación. Bastará con frotar como máximo dos veces al día.

  8. Aplicar un cataplasma de mostaza

    Aplicar un cataplasma de mostaza

    Los cataplasmas de mostaza son una excelente forma de aliviar dolores causados por problemas de articulaciones y musculares, y de igual forma es muy efectiva para mejorar los dolores de la ciática.

    Para preparar la mezcla necesitaremos 4 cucharadas de harina, 2 cuchadas de mostaza en polvo y agua a temperatura ambiente. Se mezclan todos los ingredientes hasta formar una pasta que envolveremos en un paño de algodón y que aplicaremos sobre la zona.

    Esta mezcla funciona dilatando los vasos sanguíneos y mejorando por tanto la circulación. A su vez ejerce un efecto calorífico en la zona que calma el dolor. En cualquier caso no debemos de exceder el tiempo de aplicación en más de 20 minutos.

Siguiendo estos prácticos y sencillos remedios conseguiremos un alivio muy significativo del dolor por ciática. Sin embargo existen casos más agudos en los que es necesaria una intervención quirúrgica para mejorar la dolencia, por lo que una visita al especialista será la forma más segura de aplicar el tratamiento y remedio adecuado.

¿sabías qué...?

Existen terapias naturales muy eficaces para tratar los problemas de ciática, tales como la mesoterapia, el shiatsu o la acupuntura.