Remedios caseros para tratar la gastroenteriris

Te enseñamos los tratamientos naturales más eficaces para tratar la gripe estomacal

Por regla general la gastroenteritis suele aparecer cuando ingerimos agua o alimentos que por alguna razón no se encuentran en buen estado, o bien cuando somos víctimas de un virus de los que se conocen como "virus de 24 horas" el cual se caracteriza por ser muy contagioso.

El padecimiento de una gastroenteritis conlleva numerosas molestias que incluyen dolor abdominal, vómitos, diarrea y malestar general. Sin embargo gracias a las propiedades de ciertos alimentos podemos hacer que remitan los síntomas hasta su completa desaparición.

    Índice

  1. Infusión de jengibre

    El jengibre es un excelente remedio para tratar las molestias relacionadas con la gastroenteritis en parte debido a sus propiedades antivirales y antiinflamatorias. Por otro lado el jengibre reduce las molestias provocadas por la gastroenteritis disminuyendo la diarrea, calambres y vómitos.

    Para preparar la infusión de jengibre debemos poner a hervir una taza de agua y añadimos una cucharadita de jengibre picado. Dejamos que repose alrededor de 15 minutos y endulzamos. Podemos tomar la infusión entre dos y tres veces al día. También podemos aprovechar sus virtudes masticando un trozo de raíz de jengibre.

  2. Manzana

    La manzana es una de las frutas más aconsejables para tratar la gastroenteritis. Una de sus cualidades es la presencia de pectina que la convierte en una fruta con propiedades astringentes, lo cual resulta muy útil para cortar las heces acuosas.

    La manzana resulta más efectiva cuanto más oxidada esta la pulpa. La oxidación se produce cuando la pulpa se encuentra en contacto con el aire y al oscurecerse mejora sus propiedades anti diarreicasTambién podemos tomarla cocida o asada, incluso en zumo.

  3. Infusión de manzanilla

    Se trata de uno de los remedios más populares y sin embargo más eficaces para tratar la gastroenteritis. Se trata de la infusión de manzanilla, una planta que se caracteriza por sus propiedades antimicrobianas y antiinflamatorias que favorecen la disminución de los calambres abdominales. Por otro lado la manzanilla ayuda a disminuir la sensación de nauseas y los vómitos frecuentes durante la gastroenteritis.

    Para preparar la infusión de manzanilla debemos de poner a hervir una taza de agua a la que añadiremos 2 cucharaditas de hojas secas de manzanilla. Dejamos que hierva diez minutos y retiramos del fuego. Se pueden tomar como máximo entre 3 y 4 tazas de infusión de manzanilla.

  4. Té negro

    El té negro es conocido por contar con numerosas propiedades para la salud, entre ellas resulta muy útil para tratar el problema de la retención de líquidos al ser diurético. Por otro lado, el té negro resulta muy útil para tratar la diarrea provocada por la gastroenteritis ya que es astringente, además de ser una excelente fuente de antioxidantes.

    Para preparar correctamente un té negro debemos de tener en cuenta una serie de recomendaciones. En primer lugar debemos de añadir una cucharada de té ngro en una taza de agua cuando ésta alcance el punto de ebullición (a 100°C). A continuación debemos dejar que repose alrededor de 4 minutos. Entre una y dos tazas al día es la cantidad recomendada para beneficiarnos de sus propiedades.

  5. Agua de arroz

    El agua de arroz es un remedio muy tradicional para tratar la gastroenteritis especialmente en el caso de los bebés, aunque también resulta muy útil en el caso de adultos. Resulta muy útil para disminuir la diarrea, y además ayuda a reponer todos aquellos nutrientes necesarios para el organismo que se pierden como consecuencia de la deshidratación.

    Para preparar el agua con arroz debemos de poner a hervir 1 taza de arroz en cinco tazas de agua. Dejamos hervir entre 10 y 15 minutos y retiramos. Se pueden tomar hasta 3 vasos al día para comenzar a notar mejoría.

  6. Menta

    La menta cuenta con interesantes propiedades antiinflamatorias, por lo que se ha convertido en un excelente remedio para ayudar a aliviar las molestias gastrointestinales. Además la menta se caracteriza por propiciar efectos calmantes que ayudan a mejorar el malestar.

    Podemos hacer uso de ella, bien masticando hojas de menta o bien tomándola en forma de infusión. Para elaborar una infusión de menta  ponemos a hervir cinco hojas de menta en una taza de agua durante unos minutos, retiramos y dejamos que repose cinco minutos. Se pueden tomar hasta dos tazas de infusión de menta al día.

  7. Yogur

    El yogurt es un alimento muy importante para hacer frente a los efectos de la gastroenteritis debido a que ayuda a restablecer la flora intestinal gracias a la presencia de los probióticos. De este modo se alivia la diarrea. Por otro lado el yogur cuenta con una serie de bacterias que favorecen la producción de glóbulos blancos, lo que se traduce en una mejora del sistema inmunológico y por tanto combate las posibles infecciones.

    Para que ejerza bien su función, es importante optar por yogures bajos en grasas, siempre que sea posible es recomendable recurrir a los yogures naturales.

La gastroenteritis a pesar de no ser un problema de gravedad, requiere de cierta vigilancia especialmente para evitar problemas como la deshidratación provocada por los vómitos y la diarrea. Sin embargo cuidando la dieta y recurriendo a esta serie de remedios naturales para tratar la gastroenteritis, podremos remitir los síntomas y mejorar el proceso de curación.

¿sabías qué...?

En el caso de la mujer, es posible que puedan aparecer síntomas relacionados con la gastroenteritis los días previos a la llegada de la menstruación. El más común de estos síntomas es la diarrea.

comenta y pregunta