Remedios caseros para la halitosis

El mal aliento tiene remedio: sigue estos sencillos pasos

La halitosis es un signo clínico que se caracteriza por el mal aliento. Hace sufrir a quien la padece y a quienes están cerca de esa persona. Es algo terrible en el aspecto de las relaciones personales con tus amigos y tu pareja, pero también afecta tu interacción en el trabajo, tanto con tus compañeros como con el público.

El mal aliento puede deberse a problemas digestivos o dentales. Es importante que vayas a tu médico o a tu odontólogo para descartar cualquier enfermedad digestiva o gástrica, que sea la que produce el mal olor o cualquier caries, infección o problema en las encías.

Una vez que has ido al especialista y estás segura que el mal aliento no se debe a alguna enfermedad, puedes atacarla con estos remedios caseros, naturales, que no implican químicos ni alcoholes que son tan nocivos para la salud.

Recuerda que si tienes halitosis es primordial tener una buena higiene bucal, de todas maneras, a continuación te mostraremos 6 remedios caseros para combatir la halitosis.

    Índice

  1. Agua

    Sí, beber agua constantemente es un remedio contra el mal aliento. Resulta que el agua estimula la producción de saliva, pero además, hace que las bacterias que producen el mal aliento se “limpien”. Debes beber alrededor de 2 litros de agua por día.

    Pero el agua no es sólo para beberla. Es fundamental tener una estupenda higiene bucal. Lavarse los dientes después de cada comida, hacer gárgaras con agua, usar limpiadores de agua a presión para que eliminen cualquier resto de comida. Además no olvides utilizar una seda dental para quitar cualquier resto de comida que quede entre los dientes, y también procura cepillar la lengua. Cualquiera de estas cosas ayudará a mejorar tu aliento.

  2. Hojas

    Masticar hojas de menta, hierbabuena, salvia o perejil ayuda mucho a refrescar el aliento. Lo que hay que hacer es simple y sano: tomar un puñado pequeño de cualquiera de estas hojas y masticar lentamente hasta que se convierta en una pasta muy ligera. Escupes y tomas un vaso de agua. Hazlo tres veces al día.

    También puedes hacer infusiones con cualquiera de estas hojas e ir tomándolas durante el día. Además de hidratarte, favorecerán la limpieza de tu boca y un aliento fresco.

  3. Leche

    La leche tiene tantas ventajas que no se puede creer. Hay estudios que dicen que beber un vaso de leche al día disminuye sustancialmente la halitosis.

    Si por casualidad comes una comida que contenga ajo, beber un vaso de leche posteriormente elimina el olor característico del ajo en el aliento. La leche además posee propiedades muy beneficiosas para tratar problemas gástricos que son muchas veces los que originan la halitosis. Consulta con tu médico si beber leche podría ayudar con tu patología.

  4. Limón

    El limón es un desinfectante natural. Puedes chupar un limón una vez al día. También puedes hacer gárgaras con un vaso de agua al que le hayas agregado el jugo de un limón. Otra opción es agregarle sal a esta mezcla, para potenciar el efecto. Cuando tomes limón puro, procura lavarte los dientes inmediatamente después, ya que la acidez podría dañar el esmalte dental.

    El vinagre de sidra, por cierto, es también efectivo para estas gárgaras. Pon una cucharada de vinagre de sidra en un vaso de agua y actúa en consecuencia.

  5. Clavos de olor y Semillas de Hinojo

    Los clavos de olor secos son estupendos para combatir el mal aliento. En este caso, puedes masticar lentamente los clavos hasta deshacerlos. Después escupes. Otra opción es hacer una infusión. Hierves agua, en una tetera colocas el agua y una cucharada grande de clavos de olor y lo dejas reposar durante 20 minutos. La infusión puedes tomarla o también usarla para hacer gárgaras tres veces al día.

    Puedes hacer lo mismo con semillas de hinojo. Masticarlas o hacer una infusión con ellas. Las semillas de hinojo son antisépticas.

  6. Bicarbonato

    El bicarbonato de soda es uno de los grandes aliados de la salud bucal. El bicarbonato de sodio puede utilizarse para lavar los dientes en lugar de pasta dental. Otra opción es añadir un poco de bicarbonato a tu pasta dental y cepillarte normalmente, esto además de eliminar las bacterias de tu boca, ayudará a blanquear los dientes.

    Otra opción es tomar agua caliente, poner en ella una cucharadita de bicarbonato y hacer gárgaras varias veces al día.

Recuerda que se puede tener mal aliento esporádicamente por comer algo pesado o con sabores fuertes: ajo, curry, café, etc. Si la halitosis persiste, no trates de enmascararla con chicles o caramelo, es mejor que sea un especialista el que diagnostique la razón del mal aliento.

¿sabías qué...?

Según los odontólogos, muchas veces la halitosis se debe simplemente a malos hábitos de limpieza bucal. Remedios tan sencillos como ir al odontólogo cada seis meses, cepillarse los dientes después de cada comida, usar hilo dental y cepillarse la lengua todos los días pueden eliminar el mal aliento.

comenta y pregunta